lunes, 28 de junio de 2010

Votocautivo.com

Por un artículo de religionenlibertad.com me entero de la existencia de una web llamada www.votocatolico.com.

La web en cuestión es iniciativa de un grupo de cristianos mejicanos que ofrece algunos consejos para discernir (correctamente, se supone) si un político es merecedor del apoyo de los católicos.

Difícilmente puede trasladarse a España el consejo más importante que, a efectos prácticos se da en esta web ("mirar candidato por candidato, individualmente"), ya que en España las listas electorales son cerradas y con el voto, no se apoya un candidato, sino una lista entera. Este consejo carece de utilidad, de hecho, también en Méjico, aunque en este país haya listas abiertas a la hora de votar. Al fin y al cabo, de nada sirve apoyar a distintos candidatos "católicos" de partidos diferentes si son igualmente irrelevantes a la hora de influir en lo que sus partidos hacen.

Lo importante, lo que uno apoya realmente con su voto (especialmente en España, donde las listas son cerradas) es el programa del partido al que pertenece el candidato en cuestión. La pregunta clave es "¿Qué hará realmente este partido -al que pertenece este señor con cara de no haber roto un plato en su vida- cuando gobierne?".

De nada sirven las supuestas intenciones o creencias (o lágrimas de cocodrilo) del señor candidato si el programa de su partido es el contrario (en lo que a los Principios No Negociables se refiere) de las opiniones que él dice sostener. A los últimos 30 años me remito, en lo que a España se refiere. De hecho, si las opiniones del candidato nada tienen que ver con la postura real y efectiva del partido, el candidato no resulta ser (al final) más que un cebo y el votante un cómplice necesario (por mucho que las bellas palabras del señor candidato sean luego el jabón con el que el votante lava su conciencia cuando se queda a solas con la almohada).

Consejos como los de esta web, trasplantados a España, son la razón por la que la agenda anticristiana y antihumana del régimen político en el que vivimos avanza sólidamente con el inequívoco apoyo electoral de la inmensa mayoría de los que dicen oponerse a ella. Y gracias a consejos como los de esta web es por lo que los partidos tienen (y tendrán) a los Bono, Mayor Oreja o Padre Llanos en nómina.

Y, por otro lado, viendo los curiosos paralelismos que se ven en cuanto a los "consejos" dados a los católicos a la hora de votar, tanto en Méjico como en España (no son los únicos paralelismos que hay, por cierto), no es de extrañar (por mucho que algunos se quejen) de que se dé pábulo a ciertas historias sobre sociedades secretas con nombre de huesecillo del oído medio.

domingo, 27 de junio de 2010

Faisán 2.0

Se hace eco Embajador en el Infierno de una noticia publicada en Hispanidad.com hace días.

Hace años, la Comunidad de Madrid abrió un expediente administrativo por falta muy grave al abortorio Isadora. Seguro que recuerdan la razón: en el exterior del abortorio fueron descubiertos los cadáveres de varios nascituri asesinados al amparo de una ley equilibrada y consensuada, mezclados con el resto de la basura.

El expediente administrativo fue abierto, naturalmente (porque, según un beodo bromista y amigo de las frases ingeniosas, vivimos en el peor de los sistemas políticos conocidos, una vez descartados todos los demás), no por el asesinato impune de niños aún por nacer (que eso sólo se hacía cuando en España no había "derechos" ni "libertades"), sino por permitir que dichos cadáveres estuviesen en el mismo contenedor que las cáscaras de naranja, los huesos de pollo y los envoltorios de chicle (entre otras cosas). Porque en Madrid (y en España) somos así de humanos y comprensivos: te descuartizamos o te abrasamos con potasio, pero tu cadáver lo echamos en un contenedor diferente, para que veas que nos preocupamos por tí.

El caso es que el expediente administrativo al abortorio Isadora por no reciclar adecuada y progresistamente la basura (tal y como se debe hacer en las sociedades democráticamente avanzadas) fue paralizado por la causa penal abierta contra los responsables de este antro. Dicha causa fue cerrada sin castigo alguno por el juez en Octubre del 2009, dejando vía libre para el curso (y la ejecución) del expediente administrativo de marras.

Dicho expediente incluye, entre otras cosas, una demoledora y clarísima recomendación de los inspectores sanitarios que examinaron los restos de basura en el exterior del abortorio: falta muy grave. Castigo: cierre del abortorio.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jaime Fernández-Lasquetty (cuya biografía política -que no profesional- y relaciones son resumidas en este artículo por Manuel Morillo) tiene ese expediente muerto de risa en alguna carpeta en algún cajón de alguna mesa de algún despacho, desde hace 8 meses (y lo que te rondaré, morena), sin que hasta ahora haya movido un solo dedo por cumplir las recomendaciones hechas por la inspección sanitaria.

Ahora hagan todos las cuentas de, aproximadamente, cuántos inocentes han sido asesinados (perdón: "cuantas vidas humanas han sido eliminadas", como dicen los abortistas provida) en ese abortorio durante estos meses en los que, legalmente, podría haber sido cerrado.

Independientemente del número que les salga, seguro que es muchísimo mayor que el número de víctimas asesinadas por la banda terrorista ETA desde que el expediente del conocidísimo "caso Faisán" descansa plácidamente en el fondo de alguna pila de documentos en la Audiencia Nacional, por obra y gracia, entre otros, de uno de los malos entre los malos: el juez Baltasar Garzón.

Échenle también un poco de lógica al asunto y piensen, si esta ha sido la conducta del piadosísimo consejero de Sanidad de Madrid en este caso, si no es posible que esto haya podido suceder antes (y más de una vez) con otros abortorios (tanto en Madrid como en otras regiones), sin que la prensa pepera haya dicho siquiera "esta boca es mía" o "la culpa es de Zapatero".

Eso sí: recuerden que los fachas extremistas y antipáticos son los que consiguen que se cierren abortorios, y que los moderados y simpáticos a los que hay que pasarles la manita por el lomo una y otra vez son los que los mantienen abiertos a sabiendas de que deberían estar cerrados.

Y, para terminar, felicitar una vez más a los que invitaron a manifestaciones supuestamente provida (entre otros) a la presidenta de la Comunidad de Madrid y a su otrora consejero de Sanidad, entre otros, felicitándose por su asistencia, mientras el expediente contra la Isadora seguía acumulando polvo. Además, uno de los argumentos más ridículos (y la competencia ha sido feroz a este respecto) empleados para excusar lo inexcusable fue decir que, al asistir los políticos del PP a la manifestación susodicha, se les ponía entre la espada y la pared y se les obligaba a rectificar en el futuro...

Cuéntenselo a los inocentes cuyos cadáveres siguen saliendo, en cubos de basura (esta vez imaginamos que en los adecuados para tales efectos) del abortorio Isadora, mientras les explican, aliviados, que pueden considerarse afortunados porque su asesinato fue un delito despenalizado, y no un derecho.

miércoles, 23 de junio de 2010

La verdad está ahí fuera (II)

En una serie de televisión, uno de los protagonistas de la historia narra la siguiente conversación entre un hombre y Dios:

Hombre: ¿Qué es para tí un millón de años?

Dios: Un segundo.

Hombre: ¿Y un millón de dólares?.

Dios: Un centavo.

Hombre: ¿Me das un centavo?.

Dios: Espera un segundo.


Cualquier padre lo sabe: contra el vicio de pedir...

La verdad está ahí fuera.

Pintada en una pared del centro de la ciudad:

"Si votar sirviese de algo, hace tiempo que lo habrían ilegalizado."

Es difícil negarlo cuando tiene uno en cuenta lo rápido que se pusieron manos a la obra (y lo fácilmente que se han puesto de acuerdo) todos los eurodiputados españoles (con Vidal-Quadras a la cabeza) para apoyar la implantación en la Unión Europea de la censura en Internet (el cierre de webs sin autorización judicial).

lunes, 21 de junio de 2010

Menudos linces...

La presidenta del PP en Cataluña, Alicia Sánchez-Colágeno, se ha dado cuenta, entre una inyección y otra de botox, y como quien no quiere la cosa, que el gobierno socialista podría utilizar la prohibición de velos y pañuelos que usan algunas mujeres musulmanas para cubrirse como excusa para prohibir símbolos cristianos.

Doña Alicia, sin que le mueva un músculo de la cara (entre otras cosas porque los retoques quirúrgicos y los labios salchicheros dificultan enormemente la dinámica de los gestos faciales), hace como que no sabe que eso mismo es lo que viene haciendo desde hace tiempo (y fardando de ello) en la Comunidad de Madrid -de la que es presidenta- doña Esperanza Aguirre y Gil de Bilderberg, condesa de Murillo y grande de España (y austriacoliberala profesa y confesa a pesar de que nunca ha ejercido -imaginamos que con mucho dolor y pena por su parte- trabajo alguno fuera de la ignominiosa y opresiva administración pública).

Seguro que todos recuerdan la pantomima de la niña musulmana de Pozuelo, cuyos padres, de pronto, se empeñaron en que se cubriese la cabeza con un pañuelo y que asistiese a un colegio en el que las normas del centro prohibían cubrirse la cabeza. A Doña Esperanza le faltó tiempo para presumir de que incluso las monjas tenían prohibido vestirse de monjas en los colegios de Madrid, si así lo decidían los consejos escolares. Los socialistas, hasta ese momento, sólo habían hablado de prohibir símbolos religiosos "colectivos" (llamémosles así), como el crucifijo. Los populares alardeaban de haber ido incluso más allá, ya que en Madrid, no sólo estaba prohibido el crucifijo, si así lo quería el colegio, sino que incluso podrían prohibirse la utilización de cualquier símbolo religioso "individual", si el consejo escolar lo estimaba oportuno.

Por supuesto, los palmeros compulsivos de turno no tardaron en felicitar a la grande de España y justificar la prohibición de símbolos cristianos en los colegios madrileños (con la prohibición de símbolos musulmanes como excusa) porque "las normas están para ser acatadas" (y lo dice la CONCAPA, señoras monjas, así que fastídiense) o porque, como recordaba un columnista de esta misma web donde ahora se escandalizan de que los socialistas imiten a Esperanza Aguirre, lo único importante es "el cumplimiento de las normas tal como las personas concernidas por ellas han decidido otorgárselas" (y esto, dicho sea de paso, es precisamente lo que hicieron Adán y Eva: otorgarse sus propias normas y cumplirlas; es el origen de todo pecado y, por si no lo sabían, también es la premisa ideológica que sirve de cimiento a una herejía condenada por la Iglesia Católica, llamada "liberalismo", cuya aceptación entre los católicos supera incluso a la alcanzada por el arrianismo hace ahora quince siglos, más o menos).

Todo esto que está ocurriendo, y que ocurrirá, ya fue predicho en este blog (doña Alicia sólo ha llegado con dos meses de retraso). Ahora toca rasgarse las vestiduras y criticar a los socialistas por pretender recorrer el camino abierto por el PP en la Comunidad de Madrid, y hablar de liberticidio e imposición antidemocrática cuando esto mismo (la utilización de los símbolos musulmanes para justificar la prohibición de los símbolos cristianos, y la supeditación de la utilización los símbolos cristianos a las normas civiles), en Pozuelo de Alarcón hace tan sólo dos meses, era el súmmum y el rien-va-plus de la democracia y la libertad (¿o acaso las normas sólo están para acatarlas allí donde gobierna el PP?) y así era celebrado por los mismos que ahora llamarán a la rebelión contra Zapatero (que no contra lo que hace Zapatero, ya que les parece fenomenal cuando lo hace el PP).

Por cierto, ¿saben qué pasó con la niña? Pues que, una vez finalizado el show, sus padres la mandaron a otro colegio. ¿Y con el director que prohibía en su colegio a las monjas vestirse de monjas (que es lo que ahora quieren hacer los socialistas, entre otras cosas)? Fue ascendido y premiado por la señora condesa.

Venga, todos a manifestarse, que ya toca. Y llamen a doña Esperanza para que acuda, no sea que nos quedemos sin salir por la tele.

Juegos de niños.

Las conversaciones cotidianas han tomado, de pronto, y en un lapso relativamente breve de tiempo, un giro de lo más llamativo. El asunto se venía percibiendo como una especie de ruidito de fondo que, por ser continuo e ininterrumpido, te hace olvidar en qué momento comenzó. Sin embargo (al menos en mi entorno, tanto personal como profesional), la cosa se ha desmadrado desde que el presidente del gobierno anunciase las reducciones de salarios y la congelación de las pensiones.

Cuando era niño, como no había videojuegos, nos dedicábamos a hacer una cosa llamada "jugar" en un lugar llamado "la calle" durante un período de tiempo de duración variable (según el clima, época del año, hora de puesta de sol, etc.) llamado "después de hacer los deberes". Y una de las cosas a las que jugábamos era a imitar o fingir ser los personajes de las series y películas de televisión que más nos gustaban ("¡puños fuera!" y todo eso...).

Desde que José Luis Rodríguez Zapatero es presidente del gobierno, he venido observando que los mayores hacen lo mismo que hacíamos nosotros de niños: imitan lo que ven y oyen por la tele. Lo han hecho desde siempre, probablemente, pero creo que estos últimos años con mayor intensidad. Antes de que Zapatero fuese candidato a la presidencia del gobierno, no había escuchado a nadie utilizar la palabra "talante". Tampoco recuerdo que casi nadie utilizase la palabra "consenso" antes de que el leonés nacido en Valladolid (¿es que los de Bilbao van a ser los únicos que nacen donde les da la gana?) durmiese en el Palacio de la Moncloa. De pronto, en mi trabajo se dejó de hablar de cosas como "solucionar problemas" (que es una americanada imperialista y estresante) para hablar de "consensuar líneas de actuación" o "alcanzar acuerdos" -por ejemplo-, que suena mucho más socialdemócrata y europeísta. Lo importante ya no era arreglar nada, sino que todos hiciésemos lo mismo -como buenos borregos postmodernos- para que así nadie tuviese que asumir responsabilidad alguna si las cosas se torcían.

Con esa especie de colección de consignas llamada "progresismo" (a la que algunos supuestos críticos hacen el gran favor de elevar de categoría al presentarla como una ideología) ha ocurrido lo mismo también: igual que, para creernos más de lo que éramos o evadirnos momentáneamente de la realidad que nos rodeaba, de niños jugábamos a ser enormes robots o indios a caballo y hablábamos y nos comportábamos como los personajes imaginarios que queríamos ser, los mayores han estado jugando, durante las últimas décadas, a ser "modernos" y "guays" y a "no estar anclados en el pasado" imitando a los bufones que salían por la tele con gesto solemne y cara de saber mucho (bueno, ahora la cara de saber mucho ya ni siquiera es imprescindible).

¿Por qué les cuento todo esto? Pues porque, de pronto, en cuanto a la gente le han tocado el bolsillo más de lo habitual (primero con la depreciación de su inmueble y luego con la reducción de su salario y la incertidumbre de llegar a cobrar pensión alguna, si es que alguna vez llegan a jubilarse) su vocabulario ha cambiado. Casi me llevo más de un pequeño soponcio al escuchar a incondicionales de la jerga del "united progres of benetton" ("magrebíes, blablablaba, subsaharianos, blablablabla, latinoamericanos, blablabla") hablar (y con gesto arisco y cabreado) de "moros, negros y sudacas". De los gitanos (hasta hace dos días, "romaníes" para alguno), ni les cuento. Y de los "gueis" u "homosexuales" para qué vamos a hablar: "maricones" y a tomar por el gerundio, que ya está bien de tonterías.

Las consignas y la jerga progredemocrática han sido, además, el equivalente, en el plano del todo a cien intelectual, a los créditos bancarios. Si estos últimos han permitido a gente que no tenía dinero vivir como si lo tuviesen y aparentar ser lo que nunca fueron, la jerga y las consignas progres han sido lo que ha servido a millones de personas que no eran más que analfabetos funcionales intentar disfrazarse de intelectual y de sabio (o así lo creían ellos). El "pida un crédito y será rico" ha encontrado su homónimo en "habla así, y repite estas frases, aunque no tengas ni idea de lo que significan o te parezcan absurdas -porque lo son-, y serás culto e inteligente" (libros de Saramago o Benedetti bajo el brazo opcionales).

Si de niños creíamos que imitando los ademanes de nuestros admirados y televisivos héroes (alguno llegó demasiado lejos, por lo que contaron en las noticias, e intentó zamparse un ratón, tal y como había visto hacer en una serie de extraterrestres reptilianos) adquiriríamos sus cualidades, los mayores creyeron que, repitiendo las tontunas y bobadas de políticos y famosetes se volverían más guapos, más ricos y más listos; en su subconsciente evitarían así, además, ser como los penosos personajes acosarrubias de las películas de Landa y Ozores y se transformarían en altos, gallardos y apolíneos ejemplares de homo economicus championsligae, tal y como esos bronceados escandinavos a los que tanto envidiaban.

Y, claro, ahora que ven que eso no funciona, reniegan de todos los dogmas de la difusa y confusa pseudorreligión pagana que adoptaron como máscara de modernidad y cosmopolitismo ante los vecinos, amigos y compañeros de trabajo (pseudorreligión que nunca ha consistido en otra cosa que en sostener, en casi todo, la opinión contraria a la que era mayoritaria cuando nuestros abuelos eran jóvenes; es decir: lo opuesto a lo que dicta el sentido común).

Porque, además, se empiezan a dar cuenta de que, durante estos últimos 35 años, mientras ellos jugaban en la calle (y sin tener que hacer deberes después de clase, porque en este juego sólo tenían derechos) a ser modernos, uropeos, demócratas, concienciados y solidarios, los carteristas que les enseñaron el juego para tenerlos distraídos, les han estado vaciando los bolsillos.

domingo, 20 de junio de 2010

Aquí no improvisa nadie.

Una de las principales consignas repetidas hasta la saciedad por la propaganda derechoide es que "Zapatero improvisa y no sabe lo que hace".

Para los que albergan la más mínima duda de que esto pudiese ser cierto, permítanme remitirles a este artículo publicado en El Semanal Digital por Alfredo Casquero el 28 de Mayo del 2009:

"2010: Zapatero bajará el sueldo a los funcionarios y congelará pensiones".

El autor afirma que su fuente proviene del mismísimo Consejo de Ministros. Sea cierto o no este último detalle, lo cierto es que la información que dicha fuente le proporciona ha acabado haciéndose realidad hasta el último detalle. Demasiada exactitud como para creer que el autor del artículo (o su fuente), sencillamente, se tira de la moto haciendo predicciones que luego, casualmente, se cumplen en su totalidad.

Y ahora escuchen a los tertulianos gatoagüeros de guardia, en su incansable (y bien remunerada) labor de salvación y protección del régimen político que nos expolia nuestros ingresos presentes y futuros, decir que "Zapatero improvisa". Y jártense de reír.

Porque si un señor llamado Alfredo Casquero tiene una fuente bien informada (quizás del Consejo de Ministros) y publica todo esto un año antes de que ocurra, resulta muy difícil creer que en el número 13 de la Rue del Percebe/Génova nadie sabía nada hasta que el presidente del gobierno, hace unas semanas, explicó todas estas medidas en el Congreso de los Diputados (medidas que el propio presidente del PP presumió de haberlas propuesto él mismo la semana anterior, lo cual resulta doblemente ridículo, no sólo porque es ridículo presumir de que tú también querías congelar pensiones y bajar sueldos, sino porque es ridículo presumir de haber propuesto, una semana antes, algo cuya ejecución ya estaba prevista, como mínimo, desde hacía un año).

Es más, resulta totalmente inverosímil, a la luz de este artículo, la afirmación de que todo lo que está haciendo el gobiernodespaña consiste en una serie de decisiones tomadas urgentemente y de la noche a la mañana, como consecuencia de una serie de llamadas de teléfono de unos señores muy importantes desde Berlín, París, Washington o Pekín. Probablemente esas llamadas se hicieron. Pero para meter prisa y nada más, porque Zapatero ha intentado estirar el chicle todo lo que ha podido antes de hacer lo que ya se sabía que se iba a hacer.

Por supuesto, el gobierno, aun sabiendo que se bajaría el sueldo a funcionarios y se congelarían pensiones, siguió con su gasto público excesivo e irracional, que no incontrolado (los palmeros cuestan dinero y cerrar bocas, también). Y las comunidades autónomas y los ayuntamientos, también.

La pregunta es...¿por qué el PP y sus medios de comunicación afines hacen todo lo posible por engañar a la gente haciéndoles creer que Zapatero "improvisa"?. La respuesta no sólo es porque concentrando las culpas en una sola persona, se puede echar a esa persona para que todo siga igual mientras la gente lo percibe como si fuese totalmente distinto. La respuesta también viene porque se intenta justificar, con esta tesis, el "milagro económico" del PP, cuyas consecuencias viviremos durante los próximos 10-15 años. Un "milagro económico" que consistía en subir el PIB y bajar el paro a costa de que una generación entera de españoles se hipotecase de por vida para comprar cosas (inmuebles, en este caso) que no valen ni la mitad de lo que se ha pagado por ellas (los estafados por Forum y Afinsa entregaron sus ahorros a cambio de unos sellos que valían, literalmente, cuatro duros. Los inmoestafados han entregado buena parte de sus ingresos presentes y futuros a cambio de inmuebles que valen esto). De hecho, si hacen un poco de memoria, verán cómo Zapatero siguió aplicando la misma receta de Rato y Montoro durante su primera legislatura, hasta que ya no dio para más (finales del 2006/principios del 2007). Durante ese período el PIB siguió subiendo por encima del 3% anual y el paro siguió bajando (para que vean que eso de que "los del PP saben llevar la economía mejor que los del PSOE"-como si tuviesen un Panorámix que supiese una receta secreta que sólo ellos conocen- es también pura propaganda).

Así que eso de que "Zapatero improvisa y no sabe lo que hace" no es más que la justificación pepera para desviar la atención de la causa de que una generación de españoles haya hipotecado su futuro: su "milagro económico" (el "milagro" de haber conseguido el mayor endeudamiento privado -o "de las familias", como gustan de decir los periodistas cuando van de salvadores de la clase media- que se haya conocido nunca en la historia de la economía).. ¿Que Zapatero, además, lo ha acabado de arreglar y ha agravado la situación puliéndose el superávit de las cuentas públicas e hipotecando, además, a nuestros hijos emitiendo deuda pública a mansalva, y todo para tapar un poquito los enormes agujeros de los bancos y cajas que hicieron posible dicho "milagro" (también conocidos como "el sistema financiero más sólido del mundo")? Cierto.

Y lo ha hecho, recordémoslo una vez más, con el inestimable apoyo parlamentario del PP.

sábado, 19 de junio de 2010

Elecciones antizp [adas]: el no-defensor del título.

A estas alturas me empieza a parecer bastante claro: se quiere utilizar la misma táctica que se utilizó en Estados Unidos antes de las elecciones presidenciales del 2008.

Fue entonces cuando los medios de comunicación (¡qué oportunos y aplicados son cuando se les necesita...!) destaparon el enorme agujero de bancos y aseguradoras, mientras se daba cancha a políticos y "expertos" (otros que también están ahí cuando hacen falta) que afirmaban/advertían/amenazaban con que la única forma de "salvar la economía" (entiéndase: salvar la economía de los amigos y patrones de los políticos que ocupan el poder) era robar de forma legal al contribuyente para sanear, en la medida de lo posible, las cuentas de empresas privadas.

En Estados Unidos, hace 2 años, fue el presidente saliente, George W. Bush, el que abrió la caja de Pandora de los "planes de rescate" (que es como llaman hoy en día los ladrones de guante blanco al reparto, con luz y taquígrafos -y hasta televisión en directo-, del dinero ajeno entre unos cuantos colegas), elevando así el nepotismo a rango de decreto-ley (¿para qué molestarse en hacerlo a escondidas si los medios de comunicación pueden convencer a mucha gente de que la única forma de evitar el apocalipsis es dejar que les roben?). Se avecinaban elecciones en otoño y era preciso que, antes de que ganase quien tenía que ganar, otro cargase -de cara al público- con todas las culpas para que el recién llegado quedase limpio de polvo y paja (aunque siguiese haciendo exactamente lo mismo que el que se iba).

Además, sirvió para hundir en las encuestas al partido republicano, que seguía manteniendo (para exasperación de su candidato) su ventaja sobre el demócrata desde que un discurso de la entonces gobernadora de Alaska en la convención del partido diese la vuelta a los sondeos de opinión durante un fin de semana de Julio.

Todo lo que está pasando con el presidente del gobiernodespaña, convertido súbitamente en el muñeco del pimpampúm de propios y extraños (especialmente de los propios, que son los que le arrean de lo lindo; los extraños siguen con sus habituales y perpetuos pedos de monja), se ha de entender así, en mi opinión. El robo y el expolio al que los españoles llevan siendo sometidos (con gran placer por parte de una gran mayoría de ellos, encantados de haberse conocido democráticamente, todo sea dicho) desde hace más de 30 años está quedando demasiado en evidencia y se intenta salvar el sistema (que consiste, simplemente, en que unas cuantas decenas de miles viven a cuerpo de rey a costa del trabajo de varias decenas de millones y de la miseria del resto), cargando todas las culpas sobre el que, probablemente, será el presidente saliente dentro de no mucho. Con elecciones o, preferentemente, sin ellas (los sondeos dan una ventaja tan contundente al PP que el riesgo de que el PP no sea capaz de perder estas elecciones es demasiado elevado, me parece).

Irónico destino, por tanto, el de Zapatero: hacer en España el mismo papel que en Estados Unidos hizo su (suponemos, que la comedia no conoce límites) odiado George Bush, encarnación, para él y sus fans de simplonería talantista (no confundir con "atlantista"; ésa era la simplonería del otro). Eso sí: la diferencia es que Bush sabía que se tenía que marchar de todas formas al haber cumplido el período máximo de mandato permitido para un presidente en los Estados Unidos. Quizás por eso no le costó tanto hacer su papel.

Zapatero, en cambio, parece resistirse. No lo dejarán marcharse hasta que haya completado la bajada de sueldos (tanto en empleados públicos como privados), la implantación del despido libre (subvencionado, además, por los contribuyentes) y el recorte de las pensiones. Y todo ello se cargará en su debe. De hecho, el conocido mantra para mentes simples "La culpa de todo es de Zapatero" es repetido ya con más ahínco por la fanaticada (como dicen en Méjico) socialista que la pepera (¿quién iba a decirnos que el grupo Intereconomía acabaría sirviendo de laboratorio de ideas para el PSOE?).

A Zapatero, además, le falta la finezza de Bush, capaz -como buen capoderegime- de sacrificar su imagen y su ego, cuando fue necesario, en beneficio de la famiglia ("No es nada personal, Giorgio, son sólo negocios") y pasar unos años en la metafórica cárcel de la satanización mediática ante la mal llamada "opinión pública" (lo de "pública" es correcto, lo otro no).

Además, como quedó demostrado en Estados Unidos, esa satanización mediática del que se va es imprescindible para que el que venga parezca un salvador, ya sea de la variedad "mesías" (si vende un paraíso inmediato y gratis total) o "moisés" (si vende un paraíso en un futuro lejano a cambio de mucho sacrificios en los años venideros). Pero el cambio de la cabeza visible y la asunción de todas las culpas por parte de uno sólo (el anticristo copia y parodia a Cristo en todo, incluso en esto) para absolver a todos los demás (oligarcas) es lo que ha permitido al sistema funcionar como siempre mientras se intenta aparentar que todo ha cambiado. Y las cosas no cambian (como demuestran estos dos años en Estados Unidos): lo que cambia es la cara que sale por la tele y el trato que le dan los medios de comunicación (si a uno lo satanizaron, al nuevo lo declaran "santo subito" en Oslo incluso sin necesidad de hacer, no ya milagro, sino buena obra alguna).

Y, citando a Ignacio, ahora se ve que la marca ZP ha sido un acierto por partida doble: en su momento, permitió que al candidato ahora presidente se le absolviese de todas las manchas que arrastraba la marca PSOE en la memoria, incluso, de muchos socialistas. Ahora, la marca ZP permitirá la concentración, en una sola persona, de todas las culpas, y la absolución (en la mente de los votantes socialistas) de la marca PSOE de todo lo ocurrido durante los años en los que el papá de las góticas más notorias de España ha sido presidente del gobierno.

miércoles, 9 de junio de 2010

¿Te has dao cuen? (VI)

¿...que los que suelen escribir "Tradición" con minúsculas, casi siempre escriben "transición" con mayúsculas?.

PS: ¿Será que han sustituido una cosa por otra?.

sábado, 5 de junio de 2010

Premios "Joya".

Andegüíneris...¡Jaimeeee!.

- Maestro, acuérdate de mí cuando estés en tu reino...
- En verdad, en verdad te digo que mañana estarás conmigo en el paraíso [de las subvenciones].

Exacto. Mañana. Siempre será "mermelada mañana". Nunca será "mermelada hoy" (quizás ya lo sea, pero supongamos que no lo es). Como en el cuento de "Alicia en el País de las Maravillas". Pero, por intentarlo, que no quede.

Si el burro corre a toda velocidad tras la zanahoria atada al palo, ¿para qué darle la zanahoria? ¿Para que se la coma y deje de correr?. Quita, quita...

Además, si no va a haber ni para pipas...(despídase del ministerio de la famiglia, don Benigno).

PS: Esto tampoco es nuevo. Los sindicatos de clase 1.0 también reparten premios siguiendo criterios parecidos. ¿Qué diferencia hay entre los supuestos defensores de los trabajadores que premian a miembros de un partido que los manda al paro por millones (a los trabajadores, no a los sindicalistas, claro) y supuestos "defensores de la vida y la familia" que premian a los que nos recuerdan que "la postura del PP es la que es, y yo soy del PP"?. Que los primeros tienen una tarifa mucho más elevada que los segundos.

jueves, 3 de junio de 2010

Elecciones antizp[adas]: el no-aspirante.

En este blog se ha señalado, en varias entradas meses ha, la posibilidad de que en España hubiese elecciones anticipadas en el 2010. Las razones para ello han sido la detección, cual síntomas de una enfermedad que ya resulta familiar porque se repite cada cierto tiempo, de ciertos comportamientos entre los políticos del PP y sus plataformas y asociaciones adláteres (síntomas que consisten, lisa y llanamente, en que, después de meses -o años- criticando al gobierno socialista, el político del PP o el "líder de la sociedad civil" de turno se destapan, ofreciendo a sus indignados seguidores la única solución posible: votar al PP, naturalmente -que es de lo que se trataba desde el principio).

Sin embargo, y teniendo en cuenta la velocidad a la que se están sucediendo los acontecimientos en lo que a las bajadas de salarios y pensiones y el despido libre de facto se refiere (si les asustan estas palabras pueden llamarlo "reformas económicas") me está haciendo replantearme lo antes afirmado, en cierto sentido (por cierto: ¿se hacen las "reformas" para salir de la crisis o se ha provocado/permitido/alentado la crisis para poder hacer las "reformas" sin que nadie rechiste?; elijan ustedes).

Teniendo en cuenta que, en España, se avecinan dos años más de cuesta abajo (y, a partir del 30 de Junio, sin frenos), me resulta ahora difícil creer que pueda haber elecciones generales anticipadas, puesto que el PP, en esta ocasión, no parece capaz de perderlas. Miguel Ángel Rodríguez nos recordaba en La Noria el pasado fin de semana lo que todos ya sabemos: Si hay elecciones generales anticipadas y las gana el PP, la izquierda haría arder España.

En efecto: para el fiel electorado socialista, un 20% de paro con un gobierno del PSOE, no sólo es ya algo tan habitual que ni siquiera les altera lo más mínimo (siempre y cuando sea el prójimo, y no ellos, el que se queda sin trabajo o sin ingresos, claro), sino que es una desgracia inevitable de la que tienen la culpa malvados agentes externos ante los que estamos indefensos (vamos mejorando: gran parte de España razona ya como Fidel Castro o Hugo Chávez). En cambio, un 20% de paro (no digamos un 25%, como parece que podría llegar a haber el año que viene) con un gobierno del PP (que nada podría hacer ante lo que se avecina, puesto que, al fin y al cabo, las deudas hay que devolverlas gobierne quien gobierne), les resultaría completamente intolerable (y, para que recuerden cómo se parecen las psiques de tirios y troyanos, les recuerdo lo intolerable que le resulta a millones de españoles el aborto cuando gobierna el PSOE y lo plácido que se torna cuando gobierna el PP).

Pero, a pesar de que unas elecciones generales anticipadas me parecen ahora muy improbables (salvo que Zapatero dé una penúltima muestra de maquiavelismo convocándolas y condenando al PP a ganarlas, al tiempo que le hace un soberano corte de mangas a toda la gente de su partido que está deseando largarlo de donde está), se podría decir que el PP las está preparando, porque, para Rajoy, las "elecciones generales anticipadas" no son una hipotética convocatoria de generales en el 2010, sino las municipales y autonómicas del 2011, en las que espera ganar varias autonomías y un gran número de capitales de provincia ahora en manos de los socialistas.

De hecho, en España, las autonomías y los ayuntamientos, debido a la enorme cuota de poder que atesoran (en las autonomías en forma de transferencias, y en ambos, gracias al puro y simple clientelismo), son bastante más eficaces, a la hora de hacerle la puñeta al gobierno de turno (al que se puede convertir en el malo que nos niega el dinero ajeno e impide, así, a nuestro pueblo o a nuestra región "desarrollarse"), que 154 diputados echando la siesta en la Carrera de San Jerónimo.

Además, así, don Mariano puede dedicarse a lo que más le gusta: leer el Marca, votar a favor de todas las medidas del gobierno que él mismo critica, votar en contra de las medidas del gobierno que él mismo propuso (ver pág. 3 del discurso) y ausentarse del hemiciclo oportunísimamente para evitar la derrota, en una votación, del gobierno, cuando éste se queda sin aliados nacionalistas que lo apoyen. Así que no es de extrañar que él sea prácticamente el único que queda en el PP que aún no ha pedido que se celebren elecciones generales anticipadas.

Pero don Mariano, probablemente, acabará imitando en esto a Florentino Pérez (especialista en comprar futbolistas de gran renombre cuyos mejores años ya pasaron): Con la que está cayendo y caerá, se hará inevitable el descenso del gasto y del endeudamiento de autonomías y ayuntamientos, así que su utilidad se verá muy disminuida (en comparación con estas tres últimas décadas) como instrumentos de compra de votos y voluntades (que en esto, y no en otra cosa, consiste eso que los políticos socialdemócratas llaman "gasto social"). Pero, eso sí, ese mismo presupuesto de autonomías y ayuntamientos, precisamente por estar muy adelgazado, se convertirá en objeto de una lucha aún más enconada, si cabe, entre los aspirantes a vivir del dinero de los demás, carnet del partido mediante (aspirantes cuyo número y competencia entre sí, seguramente, aumentará como consecuencia de las estrecheces económicas que esperan a muchos españoles durante la próxima década).

PS: Se confirma cuáles son las generales anticipadas en las que están pensando en Génova, 13. Ana Mato ha hablado con "los barones" del partido...y, de paso, se ponen la venda antes de hacerse la herida.