viernes, 28 de septiembre de 2012

Humo por la izquierda. Fuego por la derecha.

    
      "Soy catalán. Siempre estoy con los que mandan". (Xavier Cugat).

       Mientras el régimen intenta asustarnos contándonos cuántos kilos de piedras han recogido de las calles de Madrid (incluyendo muchas que, seguramente, llevaban meses, años o décadas tiradas por ahí), los peperos ya le han metido mano a la llamada "hucha de las pensiones". ¿Quieren ustedes saber qué es humo?. Atiendan a las noticias que el régimen destaca como "titulares". ¿Y el fuego?. El fuego es todo eso que el régimen nos cuenta como si tal cosa y como si fuese lo más natural del mundo y no tuviese la menor importancia...

         Y ustedes pueden cabrearse todo lo que quieran con el del Cola-Cao, con los del cava, y hasta con su primo, el de Zumosol. Y pasarse el día mirando hacia el nordeste de la Península Ibérica. Pero lo cierto es que, mientras tanto, otra comunidad autónoma "ha pedido el rescate".
          ¿Lo qué?...

          ¡Ah, sí! Perdonen...Quería decir "se ha acogido al Fondo de Liquidez Autonómica". Porque la comunidad autónoma que "se acogió al fondo etc, etc.." está gobernada por el PP: Es nada más y nada menos que Cospedalia, más conocida como "Castilla-La Mancha". Ya habrán notado que la noticia ha pasado casi desapercibida (pero sin el "casi"). A diferencia del caso de Cataluña, por ejemplo, en cuyo caso la prensa pepera no tuvo problema en dedicar grandes portadas y titulares para, de paso, dejarse de mentiras y eufemismos utilizando la palabra hasta ese día maldita ("rescate").

         Así que ya lo saben: La palabra "rescate" está reservada para ser utilizada sólo en aquellos países y regiones no gobernados por el PP (Grecia, Portugal, Cataluña, Andalucía...). En caso contrario debemos utilizar otro tipo de expresiones mucho más suaves, que hasta parecen reflejar un exitazo rotundo, como "acogerse al fondo de liquidez", o (caso del gobiernodespaña el pasado Junio) "presionar para abrir una línea de crédito".

         Pero, volviendo a las cosas realmente importantes, como, por ejemplo, la marca con la que vamos a chocolatear la leche cada mañana (suponiendo que aún tengamos leche que chocolatear de aquí a un tiempo), tengan en cuenta que "el del Cola-Cao", aquel día, no hacía sino lo que siempre ha hecho la llamada "burguesía catalana": hacerle la rosca a los que mandan. No duden, pero ni por un momento, que si el señor Ferrero hubiese estado presente el día de la triunfal entrada del Caudillo en Barcelona (hace ya casi tres cuartos de siglo), el primero en levantar el brazo y dar vivas a Franco habría sido él.

         No es nada personal (ni político). Son negocios.

         Y la gran pregunta que me surge ahora es: ¿Cuándo "se acogerá al fondo etc, etc." la Comunidad de Madrid, "tan magníficamente" gestionada por doña Esperankia? (tan "magníficamente gestionada" que la señora Agürtel se ha quitado de enmedio por lo que pueda pasar).

          Pues quién sabe, pero me acabo de acordar que el día 12 habrá jaleo en Barcelona. El régimen, sin embargo, ya habrá cambiado de lugar el humo. Que, se quiera o no, decir tonterías cansa mucho, y tarde o temprano, tiene que llegar otro a darte el relevo...

     PS: Y la culpa de la quiebra del reino de Cospedalia la tienen los castellano-manchegos, por haberse puesto enfermos (entre otras cosas) por encima de sus posibilidades...

     PSS: Uno de esos encapuchados que se peleó con los antidisturbios el otro día ha dicho que "2 más 2 son 4". Le daría la razón, pero eso sería "hacerle el juego a la izquierda más rancia", y por ahí no paso...

1 comentario:

Azahar dijo...

Estoy de acuerdo en que se le da excesiva publicidad a los artificios del ególatra Mas; por lo que se crece todavía más. Pero de ahí a no darle la importancia debida hay un abismo; aunque, claro, eso no lo pueden apreciar quienes no lo viven directamente; que, de lejos, las cosas pierden intensidad.

Esto mismo ocurría hace unos años cuando se inició la inmersión lingüística en las escuelas; personas del resto de España consideraban una exageración nuestras reclamaciones; y, al cabo del tiempo, se ha convertido en una realidad jurídica y social, inquisitiva.

En Cataluña, no sólo se está sufriendo la misma crisis (o peor) que en otras regiones, sino con un añadido: el nacionalismo rancio y apestoso, con un olor a azufre que ahoga. Pero, bueno, todo es humo; hay que dejarlo así, parece. Y si se dice algo, es porque se es del PP o de derechas, no hay alternativa.

Y, en cuanto, al boicot paranoico a los productos catalanes...que no pierdan el tiempo y sigan consumiendo lo que apetezca a cada uno; porque no sé si saben muchos que estos empresarios sagaces, ya se encargan de crear otras lineas de comercialización en otras regiones y bajo otra marca y el consumidor ni se entera; así que
seguirán enriqueciendo a la misma
empresa. Un empresario catalán nunca pierde y, además, se lo pasa bomba porque cuanto más se desacredite la primera marca, más se promociona la segunda.

Que los peperos, (así como cualquier partido, gobierno y demás especies), utilicen bombas de humo para tapar sus sucias artimañas, no quita que existan realidades palpables y que afectan a la vida diaria de muchas personas. No menospreciemos situaciones que son verídicas y que para nada son excusas ni tienen sustento ideológico. Quizá se debería escuchar un poco más y no meterlo todo en el mismo saco.