jueves, 31 de diciembre de 2009

Hoy, festividad de San Silvestre.


Hoy, 31 de Diciembre, es la festividad de San Silvestre, papa desde el año 314 al 335. Fue durante su papado en el que la Iglesia salió, para siempre, de las catacumbas (a donde se la intenta hacer volver cada vez con menos disimulo), y se construyeron las basílicas de San Pedro y la Santa Cruz, en Roma (entre otras). Convocó, además, el Concilio de Nicea, en el que se condenó la herejía arriana (que negaba la divinidad de Cristo).

La herejía de Arrio, sacerdote de Alejandría, siguió siendo profesada por una gran parte de la cristiandad durante más de dos siglos tras haber sido condenada (¿no tiene esto ciertos paralelismos con el modernismo -ya sea en su versión liberal o en su versión socialista?).

Merece la pena leer esta homilía de San Atanasio, el enemigo más acérrimo del arrianismo y que muchas veces lo combatió predicando en solitario en diócesis en las que era la religión mayoritaria (todo ello con gran irritación, lógicamente, de los obispos arrianos, más aggiornati respecto a las corrientes de opinión de su tiempo), acerca del gran error que supone asumir que la opinión de la mayoría es la prueba de la verdad (aunque algunos se crean que han descubierto la pólvora, esto de la "construcción de mayorías para cambiar la sociedad" -con consecuencias nefastas- ya estaba muy en boga en tiempos de Constantino el Grande).

Finalizo con otra cita de San Atanasio (que se me ha colado aquí en la festividad de su Papa coetáneo, San Silvestre):

"No sigáis la muchedumbre para obrar mal, ni el juicio te acomodes al parecer del mayor número, si con eso te desvías de la verdad".

Y es que, el que exhibe como principal -o único- argumento que el hecho de que forma parte de un grupo más numeroso que el de su interlocutor, en realidad es porque no tiene argumento alguno.

Feliz y santo 2010 a todos.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Certificado de servicios prestados.

Lo hemos conseguido.

Los españoles prefieren el aborto del PP al aborto del PSOE. De hecho, prefieren el aborto del PP a la abolición del aborto.

Y hasta hemos conseguido que se crean que eso es "luchar a favor de la vida".

Y luego dicen que "la derecha no sabe hacer propaganda". Ja.

Pasadme el abanico y quitadme estos globos de encima, que me empieza a faltar el aire, con tantas emociones...

Esto os pasa, queridos socialistas, por aprobar la nueva ley del aborto contra la voluntad del pueblo. El PP la mantendrá, y con el apoyo del pueblo, así que, querida Bibiana, no te sulfures. Lo de estos últimos quince meses no era nada personal. Sólo negocios.

No existe el derecho a matar. Existe el derecho a vivir...del cuento.

sábado, 26 de diciembre de 2009

La Intereconomía lo es todo.

Resulta que andan muy escocidos en el grupo mediático favorito de los españoles antiabortistas que reciben con vítores a políticos abortistas en manifestaciones contra una sola ley del aborto. La razón (¡una!) no es otra que el hecho de que José Manuel Lara, -ése malvado barbudo que tan bien aconsejaba a Zapatero, ante un micrófono inadvertidamente (se supone) abierto, que le dejase lo de hablar de la crisis a Solbes y a Caldera (ministros entonces de Economía y Trabajo) para que se quemasen ellos- se ha llevado el gato al agua (¡dos!) y va a ser el que publique, en forma de suplemento de fin de semana de uno de sus diarios, algunas páginas del Osservatore Romano, diario oficial del Vaticano.

Y es lógico. Después de los impagables servicios del grupo editor de La Gaceta (la versión centrorreformista de Público, para que me entiendan) en la cristianísima labor de dirigir el voto de los católicos españoles a un partido más abortista aún que el malvado PSOE de Felipe González, están que trinan y le hacen la siguiente pregunta a sus fans:

"¿Le parece ético que el Vaticano le haya dado al editor de Playboy en España la edición de L´Osservatore Romano?".

Claro, que yo me pregunto:

"¿Le parece ético que se presente como "comprometido a favor de la vida" un grupo mediático que, antes de una manifestación por la vida le hace una entrevista en plan Lewinsky al mayor financiador de abortos de España?".

"¿Le parece ético que se presente como "comprometido con los derechos y las libertades" un grupo mediático que tiene, entre los contertulios habituales de su programa estrella, a un conocido catedrático catalán de física nuclear que fue uno de los principales promotores de la ley que permitirá a los gobiernos de la UE quitar internet a quien quieran sin autorización judicial, y que votó a favor del derecho al aborto en el Parlamento Europeo, el pasado 14 de Enero?".

Pero si adoptamos la filosofía favorita de los adictos al grupo mediático que tiene como símbolo una conocida estatua callejera de la zona financiera de Nueva York (ya saben: "La economía lo es todo"), se me ocurre la siguiente pregunta:

"¿Cuál es el mal menor: editar una revista de tías en pelotas o ayudar a mantener la maquinaria abortista funcionando con el voto de los que creen -con toda su buena voluntad, casi siempre- luchar contra ella?".

Lo vuelvo a repetir: acaba dando más asco lo tibio que lo frío.

PS: Quizás haya habido aquí también una lucha entre el sector marianista (el director de La Razón, Francisco Marhuenda, fue jefe de prensa de Rajoy) y el aguirrista (apoyado por el grupo de Julio Ariza) del partido. De ser así, la decisión final del Vaticano nos estaría revelando cuál de ellos tiene los mejores contactos allí.

Galicia Trilingüe.

Como pisoteamos tus derechos (incluidos los reconocidos en la -tan cacareada por nosotros cuando conviene- constitución de 1978) exactamente igual que los supervillanos de ERC, PNV y BNG (y sin necesidad de cobardes cesiones ante los nacionalistas, como hace el satánico PSOE, porque gobernamos con mayoría absoluta aquí igual que en Valencia, e igual que hicimos en Navarra y Baleares cuando fue el caso), intentamos que te olvides de todo haciéndote creer que lo único importante en la vida es tener un buen currículum para, de mayor, poder ganar mucho dinero.

Es más, para que veas lo buenos que somos, hasta te decimos qué tienes que pensar y qué no, para ahorrarte el esfuerzo; nosotros te vamos informando, en cada momento, qué temas son debatibles y de cuáles tienes que olvidarte.

Y, si creéis que van a acudir en vuestro auxilio los que tanto corrían a compadeceros cuando gobernaban los malvados socialistas, que sepáis que a un jalopín como yo le están dando insignias de oro y todo.

Además, ¿no queríais una "Galicia bilingüe"? Pues ya la tenéis: gallego e inglés.

PS: No nos déis las gracias a nosotros. Dádselas a los de Intereconomía TV (tan comprometidos contra la imposición del gallego...por parte de nacionalistas y socialistas, claro), que son los que me hicieron la campaña electoral. ¿Entendéis ahora por qué el programa se llama "El gato al agua"?. Ingenuos.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Feliz Navidad a todos.


"Quia natus est vobis hodie salvator qui est Christus Dominus in civitate David".

(Evang. sec. Lucam 2:11)

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Cortinas de humo buenistas (V): "Te falta madurez"

La Ministra de la Verdad, Ángeles González-Sinde, en su afán por cumplir con el deseo del gobierno (y, vuelvo a recordar, del PP) de imponer la censura en internet, ha recurrido a varias de las frases que utiliza el modernismo/progresismo/buenismo para manipular conciencias.

En la que a esta entrada concierne, acusa a los que le llevan la contraria, y se resisten a someterse perrunamente al programa totalitario que los hooligans del PP llaman "de Zapatero", de "Falta de madurez política".

Pensemos en lo siguiente:

1- Un artista expone, en un insípido y despersonalizado edificio al que llaman "museo de arte moderno" una obra que consiste en un cenicero enorme lleno de colillas de cigarrillos, con una etiqueta que muestra un módico precio de (por ejemplo) 50.000 €. Los gafapastas e intelectualoides que desfilan delante de la misma, no sólo no muestran ningún interés en pagar semejante suma por algo que, de figurar en el salón de una casa, a cualquier marido le supondría arriesgarse a recibir una demanda de divorcio, sino que además ponen cara de asco al mirarla. Nuestro artista llega a la conclusión de que "el público aún no está lo suficientemente maduro para su obra". A la mañana siguiente, nuestro querido amigo consigue hacer realidad su sueño warholiano de quince minutos de gloria, al anunciarse, en los medios de todo el mundo, cómo la señora de la limpieza del turno de noche, víctima de un ataque de sentido común, tiró su obra de arte a la basura, al confundirla (inexplicablemente) con un cenicero enorme lleno de colillas.

2- Un pintor expone, en un edificio similar al del caso anterior, su gran legado para la posteridad: Un lienzo con cuatro manchurrones de otros tantos colores distintos. Mientras lo mira embelesado, se acerca un joven matrimonio que comenta lo mucho que le recuerda el cuadro al dibujo que su hijo de 2 años hizo el otro día en la guardería y que ahora tienen pegado, con un imán, sobre la puerta de su frigorífico. Nuestro sufrido héroe suspira lánguidamente, diciéndose a sí mismo que "la gente no tiene madurez para apreciar las sutilidades de mis cuadros".

3- Un hipersubvencionado escritor publica su penúltimo gran libro, que es anunciado de forma profusa (y gratuita) en los programas culturales e informativos de la radiotelevisión pública. Tras vender, durante el primer mes, la astronómica cifra de 168 ejemplares (en realidad, no los vendió, sino que, en gran parte, fueron regalados en una fiesta-sarao para presentar la obra), responde, a un periodista puñetero que le pregunta al respecto, que "la sociedad de hoy no está madura para apreciar la temática de mis obras". Mientras el resto de los 100.000 ejemplares de la primera (y última) edición acumulan polvo en las estanterías y pasillos de la FNAC y El Corte Inglés, sólo 24 de los 57 atrevidos que han abierto las páginas del libro, han conseguido pasar de la página 16.

4- El gran y transgresor cineasta de moda estrena su revolucionaria y e innovadora película en los cines de toda España. El film ha despertado algunas críticas sobre el aburguesamiento de su director (la fama, ya se sabe, que nos domestica a todos), debido a que, cada cinco minutos, sale en la película una persona vestida, y cada tres, alguien que dice o hace algo que nada tiene que ver con el sexo (puesto que freír dos huevos para cenar no cuenta como reminiscencia erótico-festiva, por lo burdo del simbolismo en cuestión). En el primer fin de semana de estreno, las noticias hablan de un total de 5 espectadores en toda España: 2 en Guadalajara (una joven pareja que no tenía suficiente para el hotel y no quería pasar por las inevitables incomodidades que conlleva refocilarse en el interior de un Smart) y 3 (aún no confirmados) en Aranda de Duero (lugar de residencia de la familia del cineasta). El joven talento, a la salida de la exposición de su amigo, el artista del ejemplo #1, (a la que acudió a solidarizarse ante la gran afrenta cometida por la señora de la limpieza, a la que se le exigen los 50.000 € que valía la obra de arte que tiró) se desespera (de forma muy amanerada) ante los micrófonos señalando que "la gente no está preparada ni madura aún para el mensaje rompedor de mi obra" (si bien lo único que se ha roto al rodar sus películas es el orificio de salida de un actor novel).

5- La gobernanta que no cesa de hablar de libertades y derechos, anuncia la enésima prohibición y el enésimo endurecimiento de los castigos para aquéllos que no roben, violen ni maten a nadie. Al igual que la Ministra de la Verdad, invita a la sumisión anunciando que "la sociedad ya está madura para la nueva ley antitabaco".

6- El conocido "teólogo disidente católico" de recio y monosílabo apellido germánico, que lleva décadas empeñado en hacer pasar por "católica" cualquier cosa que nada tenga que ver con la doctrina de la Iglesia Católica (y viceversa), atribuye, con tono amargo, el llamado desastre postconciliar (reconocido incluso por él) a la buena intención de Pablo VI, quien simplemente intentó tratar a los católicos como "gente madura". Son éstos, por tanto, los culpables del hambre espiritual que pasan, al no querer comer las piedras que se les han ofrecido en lugar del pan de toda la vida (o del Pan de Vida, según afirman los más recalcitrantes enemigos de la reforma). Por supuesto, el conocido disidente, antes de montarse en su Mercedes de alta gama, responde a la última pregunta de la entrevista invitando a los "católicos maduros" a "sacudirse el yugo episcopal" y ver la película del cineasta del ejemplo #4, en la que -según él- se muestra una "visión responsable y madura -faltaría más- de la sexualidad humana" (y de la animal también, pero no entremos en detalles escabrosos).

7- Y (at last, but not least) ¿quiénes califican la asistencia a los actos que organizan como "símbolo de la madurez del movimiento asociativo español"?. Han acertado.

En definitiva, que la excusa de que "El que no hace lo que yo quiero -aplaudirme por querer ponerle cadenas, comprar mi libro, ver mi película, etc- es por falta de madurez" ha sido siempre la excusa universal de los listillos de turno para colar basura (literalmente) como arte, un pufo como una gran idea, o un sonoro fracaso como un gran éxito. Los que así se expresan no son sino grandes admiradores e imitadores de los avispados sastres que convencieron al emperador del cuento de que no iba en pelotas, sino que llevaba un traje de un tejido delicadísimo -y, por supuesto, novedoso- que sólo podían ver las personas que poseyeran un gusto exquisito (un invento que a punto estuvo de cargarse un inoportuno niño fascista).

No me queda, por ello, más que agradecer a los distinguidos (y escasos) lectores de este blog por el buen gusto, la inteligencia, y sobre todo, la madurez que demuestran visitándolo; y, por supuesto, censurar la falta de madurez de los miles de millones de personas que aún no lo leen.

martes, 22 de diciembre de 2009

Boabdiles en la CEE


Dice Monseñor Javier Martínez, arzobispo de Granada, que "hay pocas imágenes más tristes que nuestros parlamentarios aplaudiendo la ley del aborto".

Me permito la licencia de anunciarle al señor arzobispo que, rebuscando por internet, hace unos días encontré varias de esas imágenes a las que alude, y que puede encontrarlas aquí (empezando por arriba, de la tercera en adelante).

Porque más triste es de ver gente con camisetas que hablan del derecho a vivir (no especifica de quiénes) y de que cada vida importa (tampoco especifican si mucho o poco, la verdad) fotografiarse con políticos abortistas, henchidos todos de orgullo y satisfacción. Que el síntoma que demuestra lo podridas que están las cosas en España no es que los políticos abortistas se aplaudan entre ellos, sino que sean aplaudidos por los que dicen (y honestamente creen) estar contra el aborto. O que haya gente indignadísima con los abortos ilegales.

Volviendo a utilizar al último rey moro -por ahora- de Granada como ejemplo, no tendríamos que derramar estas lágrimas ahora si, hace apenas un cuarto de siglo (una miaja de tiempo, según el reloj de la Iglesia), a don José Guerra Campos no le hubiesen dejado más solo que la una.

Primero pasteleamos (por conveniencia) con los que luego acaban aposentando sus reales en la mismísima Vega de Granada, ante nuestras narices y, para cuando queremos darnos cuenta, nos han echado de la Alhambra y desterrado al valle del Andarax.

El mini-23F.

Mucho se está hablando y discutiendo acerca de una campaña de firmas dirigidas al patrón del yate Fortuna (y antes de otro barco con otro nombre que era toda una declaración de intenciones) para que no firme la "ley Aído" una vez se la pongan encima de la mesa.

Tiene toda la razón Luis Fernando Pérez Bustamante al señalar que tiene su aquél que sean los mismos que hacen todo lo que pueden porque no se siente en el Parlamento ningún partido dispuesto a abolir una sola de las leyes abortistas vigentes (incluso tratan de insultar a los que sí hacen algo al respecto) los que imploran al suegro de Letizia Ortiz con una carta cuyo texto va más allá de lo cuestionable.

Al igual que el último rey moro de Granada lloró ante su madre por la ciudad que renunció a defender cuando podía (o, al menos, debía) haberlo hecho (parece ser que el malminorismo también jugó un importante papel -en este caso, y como excepción- a favor de la civilización cristiana -o "de la civilización", a secas- en la rendición del último reino musulmán -hasta la fecha- en España), otros le exigen al abuelo materno de Froilán un gesto de valentía que ellos no están dispuestos a tener cuando llega el día de las elecciones.

Es más, si el todavía suegro de Jaime de Marichalar tuviese un punto de sadismo (y es razonable pensar que quien firma leyes como las leyes abortistas vigentes debe tenerlo) contestaría a los abajofirmantes de esta carta en el lenguaje que mejor entienden (o que mejor manejan); algo así como:

" No me gusta la ley, pero la firmaré igualmente -con restricción de conciencia- por evitar un mal mayor. Es más: firmaré a dos manos (con una cogeré la Montblanc y con otra me taparé la nariz) para mandar un inequívoco mensaje a los autores de la ley de que no me gusta. Entiendan que, a veces, y como buen católico que ama la libertad, uno tiene que enfangarse".

[Inciso: La principal diferencia entre los abajofirmantes del PSOE y -lo sepan o no cuando firman- del PP es que los del PSOE suelen ser más bien pocos y muy bien recompensados económicamente. Los del PP - la mayoría de los cuales, repito, no saben que lo son- suelen ser del orden de decenas o cientos de miles y no cobran un duro].

Esta iniciativa tiene varias características comunes con otras de la misma procedencia:

1- Son iniciativas dirigidas a cambiar la postura de cualquiera, excepto la del PP. Se piden firmas para intentar influir en aquéllos sobre los que los abajofirmantes tienen una influencia nula. Que un montón de no-votantes del PNV o del PSOE firmen o se manifiesten para intentar cambiar la postura del PNV o del PSOE es, sencillamente, ganas de perder el tiempo (o, mejor aún, asegurarse de que la gente cree que está haciendo algo cuando realmente no está haciendo nada).

2- Dado que se dirigen a cualquiera que no sea el PP, son ideales para desviar la atención de este partido (cuya postura es tan conocida como interesadamente ignorada por sus votantes). Y son, además, ideales para desviar la atención del hecho que es precisamente sobre el electorado del PP sobre el que tienen influencia estos foros y plataformas, siendo, por tanto, este partido al único al que -si quisieran- podrían presionar para que cambiase su postura sobre el aborto -y huelga decir que, curiosamente (o no) es éste el único partido al que no presionan al respecto).

3- En España hay, todos los meses, iniciativas contra el aborto (y no sólo contra la legalización del aborto) en las que participan cuatro gatos, y a muy pocos parece molestarle el hecho. Sin embargo, cualquier iniciativa que surge de estos foros o plataformas es considerada de asistencia o firma obligatoria.

La iniciativa, cuando menos, serviría (si el sucesor de Franco firmase la ley) para retratarle ante muchos de sus súbditos (que, a estas alturas, aún le ven como un padre bondadoso que vela por sus hijos).

Pero también (y esto es mera especulación por mi parte) podría servir para reforzar su imagen. Hace unas semanas (y ahora queda claro que, seguramente, tampoco fue casual) en la misma web de donde se ha publicitado la iniciativa de marras, se preguntó a una selección de personas y personajes si el suegro de Urdangarín debía o no firmar la ley que todos sabemos.

Varios de los encuestados (entre ellos, el inmediato superior del promotor del majestadnofirme) sugirieron al consuegro de Paloma Rocasolano que hiciera un brindis al sol, haciendo un Balduino y abdicando durante el turno de mañana (mientras se tramita la ley igualmente y de aquella manera -quizás firmándola el ex de Isabel Sartorius, de quien se dice que es un zp con barba), para volver al tajo (léase: cacería, moto de gran cilindrada y otras cosas que no se pueden decir aquí) por la tarde.

Esto tendría -incomprensible pero indudablemente- como resultado que el amigo de Manuel Prado y Colón de Carvajal (recientemente fallecido este último, por cierto) quedaría como un rey (no sólo el Guayomin sabe hacer chistes malos, ya ven) ante sus súbditos, en un gesto tan gratuito como estéril.

Y esto le recuerda a uno algo mucho más gordo (en principio), como fue el 23-F. Dejando de lado la versión oficial, muchos se preguntan si aquello no fue un autogolpe de un régimen aún en pañales y cuyas carencias eran muy obvias para una población que aún tenía fresca en la memoria cómo eran las cosas en tiempos de Franco. El 23-F tuvo, como inmediata e innegable consecuencia, el reforzamiento de la imagen del primo del fallecido don Alfonso de Borbón, cuyo discurso de aquella noche ante las cámaras de TVE ha sido suficiente para justificar por sí solo e independientemente de todo lo demás, en la mente de muchos españoles, la institución que representa y el régimen que encabeza como jefe del estado.

Dado que las carencias del régimen están siendo tantas y tan obvias para tanta gente que ni siquiera pueden ser ocultadas por la cada vez mayor lejanía en el tiempo del régimen anterior (inmisericordemente calumniado por la propaganda oficial en espera de que fallezcan todos los que aún tienen memoria para comparar lo de ahora con lo de antes), uno se pregunta si no será esto aprovechado (y no digo que sea ésta la intención de los promotores del majestadnofirme) como un 23-F en miniatura que apuntale la tambaleante imagen del régimen político en el que vivimos al ponerle en bandeja al que lo encabeza la oportunidad de quedar fenomenal ante un montón de gente acostumbrada a (y entrenada para) aplaudir gestos completamente inútiles a los que atribuyen muy buenas intenciones.

PS: Y, siguiendo con la conspiranoia, se entendería ahora lo oportuno de la emisión, hace ya csi un año, de varios seriales de historia-ficción sobre el 23-F reflejando la versión oficial, en un aniversario nada significativo, en principio (el vigésimo octavo).

domingo, 20 de diciembre de 2009

La pedagogía del 17-D (actualizado: cambio de foto)

El pasado jueves, 17 de Diciembre (día en que se votaba la "ley Aído"), me mencionaba un compañero en el trabajo la famosa frase de Julián Marías, acerca de que la gran tragedia del Siglo XX ha sido la aceptación social del aborto. Mi respuesta la podrán imaginar con este artículo.

Cuando se habla de "aceptación social del aborto", casi todo el mundo piensa en cuatro feministas vociferantes. Por ejemplo, estas dos imágenes:




Sin embargo, son fotos como éstas las que reflejan realmente la "aceptación social del aborto":



Especialmente, ésta, que me parece la más reveladora de todas las que he encontrado hasta ahora:


Porque, si esta señora de esta última foto realmente se creyese lo que dice el cartel que sostienen sus manos, le está faltando tiempo para enviarle un ramo de flores y una caja de bombones a Bibiana Aído, dado que, gracias a ella (entre otros), a partir de ahora, dejará de haber en España abortos ilegales.

¿Y qué nos preparan los artífices de la aceptación social del aborto para el futuro? (un futuro que se adivina con el PP en el gobierno y la "ley Aído" vigente) Pues una nueva estrategia (y van...): la desmovilización sonriente (lean la respuesta a la última pregunta de la entrevista: nada de derogar leyes ni montar follones cuando gobiernen "los nuestros"). Ante el problema, anestesia para tolerarlo mejor. Así, las cosas podrán seguir empeorando cada vez más, mientras nos sentimos cada vez mejor.

Prepárense, por tanto, para oír mucho expresiones como "hablar en positivo". A partir de ahora, nada de mencionar el aborto, sino expresarse "a favor de la vida". ¿Por qué? Pues muy sencillo: porque la nueva consigna del partido es que se puede estar "a favor de la vida" (traducción: de las subvenciones) sin estar en contra del aborto (y hace tiempo que vienen preparando el terreno; ver puntos Primero y Segundo). ¿Y para qué? Pues para que el tema del aborto (que es como "muy negativo") vaya desapareciendo, progresivamente, de las conversaciones cotidianas (en lugar de eso, hablaremos sobre "la vida"). Así, al igual que doña María Dolores de Cospedal, ya no estamos en contra del aborto, sino "afavordelavida" (que, a partir de ahora, serán cosas distintas).

¿Y al que se empeñe en seguir hablando del aborto, rompiendo así la autocensura recomendada por los jerifaltes del movimiento proPP disfrazado de movimiento provida? Pues ya se sabe. Los propios "provida", cual kapos en el ghetto, se encargarán de afearle la conducta, por no ser lo suficientemente positivo.

PS: Tres de las fotos corresponden a manifestaciones en defensa de la despenalización del aborto en España. Son la primera, la tercera y la quinta, respectivamente (empezando desde arriba).

viernes, 18 de diciembre de 2009

El cuento de María Sarmiento.


Lo dijeron hace tiempo:

"Er dinero público no éh de naide".

Y desde entonces, no han dejado de repartirlo entre los amigos (y, además, muy legalmente, que conste).

Ahora resulta que la tierra no es de nadie, sino del viento (según el jefe Zeattle).

Miedo me da pensar qué se traerán ahora entre manos.

PS: Entre la "ley Aído" y la venenosa (para nuestros bolsillos, seguramente) cursilería del presidente del gobierno, han colado otra de la que casi no se está hablando.

No dan puntada sin hilo.


Copio de la web de Una Voce Malaga, donde hoy están de enhorabuena pues se celebrará una Misa tradicional (hasta hace 40 años, "una Misa" a secas), con el permiso del señor Obispo, con motivo de la festividad del día de hoy (no será una celebración regular, pero por algo se empieza).

"Hoy se celebra la fiesta de la Expectación del Parto de la Santísima Virgen. Una fiesta muy española, pues fue fijada en el X Concilio de Toledo (634) y bautizada con ese nombre por San Ildefonso. Es una fiesta muy mariana y, al mismo tiempo, muy significativa en la esperanza del Adviento".

Luego llamarán paranoides a los que se imaginen cuáles pueden ser las razones para hacer algunas cosas (por ejemplo: dar el pase a cierta ley) en según qué fechas.

De donde no hay, no se puede sacar.

Nos lo anunciaban los fabricantes de indulgencias plenarias y absoluciones generales (sin necesidad de arrepentimiento, ni confesión, faltaría más, que eso es muy antiguo) en forma de
titulares:

"El PP saca pecho en contra del aborto".

Ayer, en TVE:

"El PP saca pecho a favor del aborto".

Vale la pena escuchar a Doña María Dolores de Cospedal (quien, a diferencia de Pintado y Moneo, sí pinta y monea algo en el PP) indignarse porque algunos (el PSOE, claro) insisten en presentar al PP como un partido antiabortista.

Pues menuda bronca les va a a caer a sus votantes, que llevan 25 años haciendo lo mismo que usted le reprocha al PSOE. Y a éste. Y a éstos otros. No sea cruel, doña Loli; encima que se les hace gaseosa el lugar donde la espalda pierde su casto nombre para que usted pueda salir en la tele defendiendo la legislación abortista vigente en una manifestación "sin partidos políticos detrás" (risas enlatadas).

Y, dado que un servidor se esfuerza lo suyo (aunque, casi siempre, inútilmente) en contarle a todo el mundo lo mismo que usted dijo en TVE, espero su agradecimiento cualquier día de éstos.

PS: Estimados lectores malpensados: Sean educados y no hagan chistes facilones ("machistas", dirían las aludidas) con los titulares de los dos hipervínculos de arriba y el título de la entrada.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

El Señor de los Collares.

Las señales habían sido anunciadas y habían comenzado a ser nítidas, hace tiempo, para aquéllos que supieran leerlas.

Los tambores de guerra continúan sonando sin cesar por toda la Comarca, convocando a las tribus para el asalto a Mordor. Juan Salvador Gaviota ("La velocidad consiste en saber que ya has llegado" y todo eso) nos guiará al enésimo gran parto de la Montaña del Orodruin. Porque no soportamos más la situación. Y "la situación" no es lo que ocurre, sino que ocurra con ellos al frente. Urge, por ello, acometer la titánica tarea de cambiar, de nuevo, el color del collar del perro. Merry, Pippin y otros hobbits ya se han puesto manos "a la Obra", yendo casa por casa trayendo la buena nueva de la ansiada rebelión contra el envoltorio del paquete.

La puesta en escena es, en esta ocasión, hasta cuidadosa, en forma de un mito perfectamente reconocible en la parte más ancestral de nuestras mentes: Derrota de la Malvada Madrastra que tenía secuestrada la voluntad del Bondadoso Rey y victoria del Príncipe Azul y la Princesa Prometida, que hacen volver al monarca a su ser, para que todos podamos ser felices y comer perdices. El pueblo oirá que Théoden, el rey de Rohan, ha mandado a paseo a Gríma "Lengua de Serpiente" , recuperándose de su decrepitud para, por fin, estar en condiciones de guiarnos a la victoria tras perder los complejos que nunca ha tenido, en realidad (la presencia de Gríma no era más que su coartada para los planes que siempre fueron suyos).

Para inutilizar la resistencia del Señor Oscuro y sus orcos, Frodojota ya ha empezado a subir la ladera del Monte del Destino para tirar el anillo al abismo ardiente. Conocedor del carácter egocéntrico y dubitativo de aquél, Samsagaz Garmyi le sigue, (el papel de Pepito Grillo es incómodo y antipático, pero alguien tiene que hacerlo para que el muñeco de madera se convierta en niño) para asegurarse de que no olvide su obligaciones hacia la Historia.

¿Y Eomér, el heredero del trono? Nadie sabe a ciencia cierta quién es. Según las señales, es alto, con gafitas y cara de empollón, y está acusado por la grey de colaboración con el Señor Oscuro. Pero quizás pudiera ser el más insospechado de todos.

martes, 15 de diciembre de 2009

Nihil novum sub sole (II)

"De hecho, los verdaderos amigos del pueblo no son ni revolucionarios, ni innovadores, sino tradicionalistas".

San Pío X, Encíclica "Nuestro Mandato Apostólico".


Un listo, hace cuatro días:

"Hay todavía algún católico, fundamentalista de cabeza, que no ama la libertad como ama la verdad, y un buen católico defiende ambas; no se queda en el tradicionalismo".

San Pablo, hace casi 2.000 años:

"Como os tengo dicho, también ahora lo repito: Si alguno os anuncia un evangelio distinto al que habéis recibido, sea maldito". (Gálatas, 1:9).

PS: Acabo de darme cuenta de una obviedad: La expresión "mal menor" es una perogrullada. Todo mal, por muy grande que sea, siempre será menor en comparación con otro (y seguirá siendo el mal, a pesar de ello).

lunes, 14 de diciembre de 2009

Zafarrancho de combate.

De todos es conocida que la estrategia de las organizaciones satélites del PP de apelar a la "movilización de la sociedad civil" para exigir que se haga lo que el PP nunca hace para, llegado el momento, pedir el voto para el PP, porque no hay otra cosa (traducción: "La hay, pero no queremos que lo sepas o seas consciente de ello").

La forma en que se hace esto oscila entre dos variantes: Una más sutil (la benigniana, dirigida a gente algo más madura y tranquilita, que consiste en poner como solución "exigir a los políticos" -a los que YA están en el Parlamento, que son, lógicamente, a los que habría que seguir votando para exigirles después-, a sabiendas de que la audiencia es mayoritariamente pepera) y otra algo más evidente (la nachetera, dirigida a un target más joven y, por lo tanto, más necesitado de darle leña al mono para deshogarse, que consiste en criticar -y recordar que no se debe votar- a todos los partidos que hacen según qué cosas, excepto al PP -al que se debe seguir votando sine die para "cambiarlo por dentro").

Lógicamente, hay excepciones entre estas asociaciones que movilizan a la sociedad civil. De vez en cuando, sale por ahí un maverick (como dicen los norteamericanos) que no echa el freno cuando el PP así lo ordena (entre otras cosas, porque en estos casos suele ser el PP el que, secundariamente, se suma a la movilización). Pero éstos díscolos acaban como acaban. Pregúntenle, si no, a Francisco José Alcaraz.

Por supuesto, que la aplicación de ambas variantes de la misma estrategia ("Todas las soluciones pasan, ante todo, por seguir votando al PP") haya tenido, como resultado evidente, que el PP pueda permitirse el lujo de cambiar continuamente, pero justo en la otra dirección, no afecta a validez de la táctica, ya que es sabido que la función de un eslogan no es describir la realidad, sino más bien, disfrazarla.

Pero, a tenor de las declaraciones efectuadas al semanario Alba por el portavoz de educación del PP en el Congreso, Juan Antonio Gómez Trinidad, parece ser que la fase sutil de exigir soluciones y apelar (exclusivamente) a la consabida movilización de la sociedad civil (que es movilizada, con excusas diversas, pero siempre para introducir la papeleta de la gaviota en la urna) ya ha pasado.

Don Juan Antonio, después de reconocer que es cierto lo que ya sabe todo el mundo (que el PP, simplemente, se dedica a gestionar las leyes aprobadas por el PSOE), recibe al toro a porta gayola, dejando bien claro en la primera respuesta que, ante todo, hay que dejarse de zarandajas, sutilezas y circunloquios y hay que votar al PP. Después de soltar la primera en la frente, para asegurarse de que todo el mundo entiende bien el mensaje, don Juan Antonio pasa a los lugares comunes de costumbre ("la solución está en la sociedad civil", asumir que las palabras "cristiano" y "demócrata" son sinónimas -o que, si uno es cristiano, por fuerza tiene que ser demócrata-, de pronto ciertas cosas que "no interesan a nadie" ya no son una cortina de humo, sino que son importantes, etc. Además, suelta una andanada nada disimulada contra HO, al afirmar, cuando es preguntado por la objeción a la EpC -asignatura aplicada con igual celo y con igual o mayor hostilidad hacia los objetores en las regiones gobernadas por el PP-, que no le gusta ver a la misma gente defendiendo todas las causas)

La forma ("la pedagogía", que dicen los cursis) de llevar la entrevista me ha recordado muchísimo a otra realizada a Benigno Blanco semanas antes de la manifestación del 17-O:

1- Comienzo de la entrevista con una pregunta aparentemente absurda, totalmente contraria al sentido común, que difícilmente se le podía haber ocurrido al periodista: En el caso de don Benigno, "¿Por qué debe ir a una manifestación contra el aborto alguien que está a favor del aborto?". En el caso del portavoz de educación del PP en el Congreso: "Díganos usted, que es del PP, por qué el PP no es la salvación de nada".

2- Aprovechamiento de la pregunta absurda (que no parece pillar a contrapié -más bien lo contrario- al entrevistado) para soltar la frase lapidaria. En el caso de don Benigno, la redefinición del término "provida" como "aborto sí, pero no tanto" (aunque estés a favor del aborto, si quieres que haya menos abortos, ya estás contra el aborto). En el caso de Gómez Trinidad, "el PP no es la salvación, pero es la única alternativa" (o sea, que hay que votarlo de todas maneras, que es a lo que siempre vamos).

3- Paso a los lugares comunes de siempre, para tranquilizar al lector y recordarle que está en el ambiente familiar de siempre y que no debe desconfiar de nada, por muy contradictorios que parezcan los mensajes con los que se abre la entrevista.

Lo que me llama poderosamente la atención es que Gómez Trinidad haya sacado el conejo de la chistera ahora. Parece demasiado pronto como para apelar a la desesperación y al miedo -el gran motor del voto al PP- de cara a las elecciones municipales y autonómicas del 2011 (las más próximas, si no se adelantan las generales). Recurrir al miedo (o a cualquier otra emoción) es una estrategia efectiva sólo si se realiza en plan "aquí te pillo, aquí te mato"; es decir, poco antes de la cita electoral en cuestión, ya que, si no, de tanto gritar "¡Que viene el lobo!" durante tanto tiempo, la gente acaba desensibilizándose ante el mensaje, y ya no responde como estaba previsto.

Y, lógicamente, si Gómez Trinidad da paso a la siguiente fase (la de "el PP no es perfecto, pero no hay más remedio que votar al PP"), la cual -repito- comienza puntualmente poco antes de una cita electoral, no queda más remedio que preguntarse si, de las dos posibilidades con las que se especula (que Zapatero aguantará hasta el 2012 por si escampa, o que esto es inaguantable y, como Zapatero se tiene que ir de todas maneras, habrá ya elecciones en el 2010 -un año, además, para el que se prevé una tremenda debacle económica), no será la segunda la que empieza a tomar cuerpo.

Claro que, también cabe la posibilidad de que don Juan Antonio haya sido convocado a una entrevista "lavaimagen", por parte del mismo grupo de comunicación que presentó, en la manifestación del 17-O al PP como un partido provida, entrevistando, para ello, al mayor financiador de abortos de España (el yerno de Carlos Fabra).

¿Y por qué se hace necesaria esta entrevista en la que se grita, de forma nada subliminal, "¡Prietas las filas!"? Pues, precisamente, porque, como revela Gómez Trinidad, acaba de llegar del Congreso "Católicos y Vida Pública", un congreso destinado a dirigir a los católicos españoles hacia la sumisión a la ideología oficial del régimen actual mediante el voto al PP, pero que, en la edición de este año, parece haber registrado, coloquios en los que se puso en evidencia al mismísimo Mayor Oreja, (premiado hace poco por sus mariachis, que para eso están los premios: para recordarle al político que se acuerde de uno cuando llegue a su reino) y, por lo que se cuenta, acompañado de abucheos y pitos a las intervenciones de los católicos de cuota del PP.

Quizás (o además) haya sido esto último lo que haya impulsado a la dirección del PP a enviar a Gómez Trinidad a llamar a capítulo a los católicos españoles, a través de un medio amigo, para recordarles que, fuera del PP, aunque haya salvación (el sol ya no se puede tapar con un dedo), no hay alternativa (palabra repetida insistentemente por don Jaime Mayor Oreja desde que el 14 de Enero, la mayoría de los eurodiputados del PP votaron a favor del derecho al aborto y la imposición de la ideología de género en los países de la UE).

Porque, claro, el PP lo hace todo muy bien, y fuera del PP, además, sólo hay partidos y movimientos irrelevantes y condenados al fracaso. Debe ser por eso que:

1- Se cancela, en Intereconomía TV, y poco antes de las europeas, el programa del profesor Javier Paredes, en el que aparecían, esporádicamente, políticos de partidos críticos con el PP.

2- Se expulsa, de un portal sociorreligioso de internet, a un periodista-colaborador que hace una entrevista a un político de un partido que defiende los llamados por Benedicto XVI, "principios no negociables" (y no me vale la explicación de que el periodista hizo de su capa un sayo, porque si hubiese hecho de su capa un sayo para entrevistar a Jaime Mayor Oreja, todavía seguiría allí).

3- El grupo Intereconomía (que tiene emisoras a porrillo en Madrid) neutraliza la única emisora donde se da voz a partidos que critican al PP por hacer lo mismo que el PSOE.

4- Don Benigno Blanco siente la imperiosa e irresistible necesidad de criticar a los presuntamente "irrelevantes" católicos tradicionalistas (haciéndoles -haciéndonos- una propaganda impagable) en el semanario "Alfa y Omega" (los "católicos tradicionalistas que no aman la libertad" son esa gente que hace sólo cincuenta años eran conocidos simplemente como "católicos"; por ejemplo, y seguramente, los padres y abuelos de don Benigno).

En fin, que uno no deja de preguntarse por qué a ciertas ideas tan descabelladas, o movimientos, o partidos tan irrelevantes, se les niega el pan y la sal y toda oportunidad de ser conocidos, especialmente por parte de los que no pierden ocasión de apelar a la democracia, la libertad y el pluralismo, cuando lo lógico -si tan equivocados están- sería exponerlos a la luz del día y darles cancha para que se pongan en evidencia y se estrellen ellos solitos.

Así que: el católico de cuota del PP (otro nuevo, que don Jaime anda algo gastado, repetimos) tocando a rebato (y mandando un recado a los que aún apoyan a los objetores a la EpC), la "sociedad civil" tomando posiciones y dando premios a don Jaime ¡y a Núñez Feijoo!, don Benigno anunciando que no tendrá "más remedio que enfangarse" (traducción de expresiones similares -antes utilizadas por el fiscal general del estado, Cándido Conde-Pumpido- aquí)... Unan los puntos y comprueben qué dibujo sale.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Ahora resulta que no es tan mala idea.

Pero, vamos a ver, damas y caballeros...

¿No habíamos quedado, como buenos demócratas de toda la vida, en que el rollo ése de los partidos confesionales era algo obsoleto, arcaico, trasnochado e inútil?. ¿No nos había señalado monseñor (tan odiado por los "ultras") una y mil veces que el único camino a seguir era infiltrar todos los partidos?.

¿A qué, pues, tanta histeria centrorreformista ante una idea obsoleta, arcaica, trasnochada e inútil como ésta?.

Nosotros sabemos que lo único que funciona es cambiar los partidos desde dentro, ¿no?. ¿Cuál es el problema, entonces, con que los musulmanes creen un partido confesional, si eso no funciona? ¿O sí?.

Nosotros sabemos que lo de cambiar concejales, alcaldes o diputados no funciona, porque lo que funciona es lo de "cambiar la sociedad", así que ¿qué más da que los musulmanes cambien concejales, alcades y diputados? Que pierdan el tiempo, que no pasa nada. ¿O sí?.

Y nosotros sabemos que lo de cambiar las leyes no es importante, porque lo importante es cambiar los corazones (si no te lo sacan antes a pelo, claro). ¿Qué tiene de malo, entonces, que los musulmanes empiecen a cambiar leyes a su gusto, si eso no va a ninguna parte? ¿O sí?.

¿Y no dice don Benigno, con esa dialéctica suya tan brillante, que nos olvidemos de los partidos políticos, porque la solución está en la sociedad civil? Dejemos, pues, a los musulmanes, que descubran que su estéril estrategia no tendrá éxito. ¿O sí?.

Así que compórtense, por favor, y recuerden que estas cosas no interesan a los españoles, porque a los españoles sólo nos interesa (o sólo nos debe interesar) el vil metal (¿o no lo dice Mariano bien claro una y otra vez?).

Pero, si aun así, les invade el miedo, no olviden poner en la cabecera de la cama las estampitas de San Consenso de la Moderación, Santa Unidad de los Demócratas y Santa Construcción de Mayorías . Y, para ahuyentar tentaciones de votar a un partido confesional (católico, por supuesto), nada como una medallita de Santa Nuestramás Henerjikakondena (vasca de pura cepa).

Pero no me negarán que nada abre los ojos tanto como el acojone instantáneo y generalizado. Aunque sea con treintaytantos años de retraso.

PD: Acabo de enterarme (y no es broma) que el actor que encarnará al cardenal Tarancón en la miniserie que TVE está preparando para agradecerle a monseñor los servicios prestados al régimen actual será Pepe Sancho.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Los kamikazes

Doña Michelle Bachmann es congresista por el 6º distrito de Minnesota (que no sé por dónde cae exactamente, pero que suena muy bien) y pertenece al partido republicano. Sin que yo sea fan precisamente de este partido, doña Michelle es tratada por los progres de izquierda norteamericanos con la punta del pie, lo cual, como mínimo, es prueba fehaciente de que es una señora inteligente y valiente (llama la atención lo pronto que se olvidan, cuando les conviene, los progres de los topicazos que utilizan como cortina de humo cuando critica a las pajines y a las aídos de turno: "machismo", "intolerancia", etc.).

En una entrevista al periódico Minnesota Post (a la que he llegado a través del blog Left Coast Rebel), doña Michelle hace una revelación que, aunque sospechada, me parece importantísima:

"Poco después de ser elegido, El Presidente [Obama, claro. ¿Es que ha habido o habrá otro, acaso?] se presentó en una reunión privada y a puerta cerrada en el sótano del edificio del Capitolio para conocer a los congresistas republicanos. Es la única vez que ha hecho algo así. Durante el transcurso de la hora que estuvo con nosotro, y en respuesta a una pregunta, el presidente nos dijo que prefería ser un presidente de un solo mandato que llevase a cabo su programa, antes que un presidente reelegido que no lo hiciera. Creo que reconoció que habrá un precio político muy alto que pagar [por la reforma sanitaria], pero creo que no le importa. Esto [la reforma sanitaria] significará que el gobierno controlará el 18% de nuestra economía".

La crisis está siendo aprovechada por los bomberos pirómanos de turno para tres cosas, esencialmente:

- Para repartirse el dinero del contribuyente con los amigos en cantidades nunca vistas ni oídas anteriormente (el latrocinio y el expolio, además, se hace con luz y taquígrafos -que es como mejor se disimula- mediante los llamados "planes de estímulo económico").

- Recortar los derechos de los expoliados (tirando, de paso, el hueso de "nuevos derechos" para despistar).

- Imponer oficialmente una ideología perfectamente reconocible mediante leyes que ellos llaman de "no-discriminación" (que pronto tendremos en Europa y ya son oficiales en Estados Unidos) y que no son otra cosa que la tipificación como delitos (o agravantes del delito) de opiniones contrarias a la ideología que se quiere imponer (por ejemplo: que la homosexualidad es una enfermedad que, además, se puede curar). Todo ello, como siempre, en nombre de la libertad.

El plan y el cambio (por cierto: ¿verdad que ahora se entiende que lleven tanto tiempo intentando condicionarnos a todos de manera pavloviana para creer que "cambio" es sinónimo de "mejora"? Así se acepta mejor que te pongan mordaza, cadenas y que te quiten la cartera - "si es un cambio, tiene que ser bueno") son de tal magnitud y se están desarrollando a tal velocidad que, para aquéllos que lo están llevando a cabo desde las jefaturas de gobierno de sus países, ser reelegidos para el cargo ha quedado en un completo segundo plano, y, además, se ha vuelto casi imposible. Pero el "cambio" es mucho más importante que los peones que se sacrifican para llevarlo a cabo.

Como revela la congresista Bachmann, en esa especie de "pentecostés obamita" ("Estábamos los republicanos escondidos en el sótano por miedo a los demócratas, cuando de pronto, se nos apareció El Presidente"), Barack Obama sabe perfectamente que el haber repartido el dinero de los norteamericanos (y el de sus hijos y sus nietos, ya de paso) entre sus amiguetes ("planes de rescate"...de los colegas), arruinando el país y llevándolo, aún más rápido si cabe, a la bancarrota (o casi), o haber cubierto las pérdidas de las empresas a las que él mismo acusa (con todo el cinismo del mundo) de ser las culpables de la crisis (y generosas contribuyentes a su campaña electoral) con el dinero de los contribuyentes, o hacer del gobierno el dueño y señor del 20% de la economía norteamericana ("reforma sanitaria") no le va a salir gratis a su partido. Ni a él, que ha registrado la pérdida de popularidad más acusada y acelerada que se recuerda en mucho tiempo.

El partido demócrata ya se ha llevado un serio correctivo en las elecciones municipales este año, perdiendo todo lo que podía perder, y más (gobernadores de Nueva Jersey y Virginia). Y el año que viene, seguramente, el varapalo en las elecciones de congresistas y senadores será monumental. Pero, para entonces, Obama, contrarreloj, ya habrá aprobado casi todas (o todas) las leyes que van a dejar a Estados Unidos convertida, de la noche a la mañana, en otra socialdemocracia más.

¿Y qué ocurrirá después? Pues, seguramente, lo mismo que ocurrió cuando los republicanos, después de 40 años, volvieron a ser mayoría en el Congreso y en el Senado en 1994: que harán una política muy parecida a los demócratas (el gasto público, del que tanto reniegan los republicanos, se disparó durante los años de mayoría de este partido en las cámaras legislativas). ¿Y qué pasará cuando Obama se vaya en 2012? Pues que el que venga después no tocará nada de lo que ha hecho (igual que George W. Bush no tocó prácticamente nada de lo hecho por Bill Clinton).

Porque lo importante no es que se aprueben las leyes. Lo importante es asegurarse que los que aprueban las leyes son sustituidos por otros que las dejarán como están. El perro sigue siendo el mismo y mordiendo igual, pero cambiar el collar rojo por otro azul celeste (como ocurre en España), de cuando en cuando, ayuda a mantener la ficción de que los esclavos son libres.

¿Y en España? Pues, ¿acaso no nos gobernó Aznar -ese gran héroe que aún provoca el delirio entre las filas centrorreformistas- con las mismas leyes que el malvadísimo Felipe González, sin derogar una sola?.

Obama, Zapatero, Gordon Brown (el partido laborista británico, que ya sufrió una derrota histórica en las europeas del 2009 y quedará relegado al tercero o cuarto lugar en el Parlamento Británico, será, quizás, el gran pagano de la instauración acelerada del llamado Nuevo Orden Mundial) se retirarán a descansar tras haber cumplido su misión (que algunos lo están deseando; si no me creen, miren las perpetuas ojeras y la cada vez más llamativa chepa del presidente del gobierno español).

Al igual que en el ajedrez, los peones suelen desaparecer, ya cumplida su función de abrir camino, del tablero cuando la partida está avanzada. Y, al igual que de nada hubiese servido avisar a un kamikaze japonés de que su avión se iba a destrozar si lo estrellaba contra un portaaviones enemigo, de nada sirve "amenazar" con "calvarios electorales" a los que no les importa no ser reelegidos.

Es por ello que el "sistema" (como lo llama D. Manuel Morillo), suele tener preparados, con la suficiente antelación, los medios para dirigir la inevitable y justificada indignación de los expoliados y sometidos hacia los peones, a los que se elimina, para luego encauzarla (y esto es lo realmente importante) debidamente, asegurándose de que los indignados eligen, de motu proprio, a los (con razón llamados) "conservadores" (de lo hecho por los "progresistas").

PS: Empecé a vislumbrar que Obama, al fin y al cabo, nunca ha sido más que una moda pasajera de la que ya empiezan a hartarse incluso sus consumidores cuando ví que el mayor fan de Obama -y había muchos- entre mis compañeros de trabajo había sido, pocos meses antes, y con el mismo y pasajero entusiasmo, el mayor admirador de Rodolfo Chiquilicuatre. La clave del asunto, como en el caso del último representante de España en el concurso de eurovisión, fue conseguir que la breve fascinación hacia el votado alcanzase su punto máximo durante la campaña y las votaciones, antes de que se diluyese por hartazgo. Votar a Obama (y embelesarse con él), en su momento, fue una forma como otra cualquiera de demostrar que uno estaba a la última y era tan "moderno" (o sea, tan tontaina) como el que más.

viernes, 4 de diciembre de 2009

El que siembra vientos...

"Hemos puesto como meta de nuestras vidas la amabilidad, el colegueo y esa actitud permanente de pedir perdón por seguir vivos".

Germán Menéndez publica hoy un extraordinario artículo en el blog "El Chascarrillo del Monaguillo", en Religión en Libertad. Si aún no lo han leído, no dejen de hacerlo. El artículo no sólo describe la actitud (en general) de los cristianos (no sólo los españoles), sino la actitud que se necesita inculcar a un país entero (y nadie puede dudar que a los españoles, en general, se le ha inculcado con gran éxito) para que se deje explotar y dominar, y encima lo agradezca.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Por exigencias del guión (Actualizado).

1- PP y PSOE votan lo mismo en el Parlamento Europeo (y con gran unanimidad, que decía el otro).

2- El "gobiernodespaña" (PSOE), que ya tenía la escopeta cargada, dispara siguiendo las órdenes (o la autorización) de lo votado en el Parlamento Europeo por PP y PSOE.

3- En el Parlamento español, el PP le echa la bronca al "gobiernodespaña" por hacer lo que (entre otros) votaron los europarlamentarios del PP.

4- Los "movilizadores de la sociedad civil" (que votaron, orgullosos, al PP en las europeas de hace 6 meses) claman contra el totalitarismo "del gobierno" (son los que quieren parar los planes abortistas del gobierno -y sólo los del gobierno).

5- Los activistas subvencionados del ramo, salen a la calle para armar follón. Les llaman "titiriteros", y creo que merecidamente, puesto que distraen muy bien a los niños con su guiñol.

6- Incluso los más inteligentes (y no lo digo con ironía: Pablo Molina es uno de mis articulistas favoritos) creen que la culpa de todo esto es de un tal José María Sanz (nombre de guerra: Loquillo) y una tal María Laura Corradini (34 años -¡sorpresa!-, nombre de guerra: Chenoa).

7- Así, que ¡ale-hop!: ya tenemos la materia prima procesada como pienso fácilmente digerible: "Loquillo malo (ya no te compro el recopilatorio estas navidades). Zapatero malo (ya no te voto -tampoco lo he hecho nunca, pero bueno...)". "Oiga, ¿y el PP?". "¿El PP? Pues...el PP...¡Loquillo malo, Zapatero malo!".

8- Se supone, por tanto, que nos tenemos que creer que, cuando Loquillo y Chenoa descuelgan el teléfono y marcan un número, ponen a 510 eurodiputados firmes y en primer tiempo de saludo.

El guión se ha repetido un montón de veces y se seguirá repitiendo, ¿Por qué?.

Por la misma razón por la que el guión de todas las películas de Paco Martínez Soria, o de Manolo Escobar, o de Steven Seagal, se parece tanto: Porque funciona.

Será que, a la gente, lo que le gusta es la sensación de seguridad de lo ya conocido -o que se da por sentado- de antemano y, por eso, asume el guión con tanto entusiasmo ("¡Estupendo! ¡Manolo Escobar es el bueno! ¡Y se liga a Conchita Velasco gracias a su simpatía y encanto personal, a pesar de tenerlo todo en contra! ¡Y los malos son los de siempre! ¡Qué alivio! Y, por cierto, ¡qué listo soy, que he adivinado toda la historia desde el principio!").

Porque (que nadie lo dude, aunque sé que todo el mundo lo sabe) una película de Manolo Escobar en la que Manolo hubiese hecho de malvado potentado especulador que pretendiese derribar la casa de un humilde y simpático currante que cuidaba de su madre enferma, para hacer un campo de golf y unos apartamentos (mientras intentaba meterle mano a Conchita Velasco sin intención alguna de casarse con ella luego), hubiese sido un sonoro fracaso de público.

Y es que, ya se sabe: "Lejos de nosotros, señor, la funesta manía de..."

Y, sobre todo, (no faltaba más): "¡Vivan las caenas!".

PS: Los periodistas vuelven a mostrarnos los peces de colores para entretenernos (o será que no dan para más): Se habla de "ley antidescargas", cuando, de lo que se trata, es de controlar el acceso a internet de la población (quién sí, quién no y a qué contenidos).

PS2: Cuando, en una democracia liberal, oigan las palabras "regulación" y/o "reforma", sepan que van a perder dinero y derechos; deben imaginarse, por tanto, a alguien metiéndole la mano en el bolsillo para llevarse la cartera y poniéndole unas esposas.

Actualización: Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa, confirma que la ley permite el cierre de cualquier página web, sin necesidad de autorización judicial.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Católicos de cuota: La gran diferencia.

Las palabras, hace unos días, del presidente del Congreso, enarbolando la bandera del mal menor para justificar la "ley Aído" (lo siento, don Jaime: en Ferraz ven que el timo funciona y ellos no van a quedarse atrás a la hora de utilizarlo) ha supuesto, para muchos (especialmente para muchos que, el pasado 7 de Junio votaron una lista encabezada por un tal Jaime Mayor Oreja), el fascinante descubrimiento de que, en casi todos los partidos existe una variedad de político llamada "católico de cuota" (o "de cupo", podríamos llamarle también).

La función del "católico de cuota" es, sencillamente, tranquilizar (mejor dicho: anestesiar) las conciencias de los fieles votantes de su partido lanzando el siguiente mensaje: "Yo soy católico y soy del partido Tal y Cual, por lo que votar al partido Tal y Cual es compatible con ser un buen católico". Caer en la cuenta de esto, ha sido, para muchos, una experiencia similar a la de Arquímedes en la bañera (aunque imagino que no han salido en pelota picada a la calle gritando "Eureka", claro).

Pero, la pregunta ahora es: "¿Y por qué no se han dado cuenta antes?". La razón es muy sencilla: porque hay una significativa diferencia entre los "católicos de cuota" del PP y los del resto de los partidos. La diferencia es la que sigue:

Católico de cuota del PP: "¡Qué valiente! Siempre hace lo que dice el partido pero, al fin y al cabo, dice que es cristiano"

Católico de cuota de otro partido: "¡Qué hipócrita! Dice que es cristiano pero, al fin y al cabo, siempre hace lo que dice el partido".

Y lo comprobaremos, una vez más, en la llamada "Misa de las familias", que se celebrará a finales de año en Madrid.

De todas maneras, lo mejor de todo esto ha sido ver a alguno -aun sin quererlo, probablemente- quitarse la careta (la misma careta que llevan bastantes de sus colegas): El padre Bru ha puesto a parir a don José Bono por utilizar el argumento del "mal menor" para, a continuación, utilizarlo él mismo para defender la postura política del PP.

Y es que el presidente del Congreso no se entera: ¿Acaso no sabe usted, don José, que sólo un partido -y no es el suyo- tiene "licencia clerical" -que no "eclesiástica"- para engañar apelando al malminorismo? ¿Acaso no sabe que el rollo de "yo soy católico, pero me debo a mi partido" sólo es "lícito" cuando se trata de un partido político muy concreto (partido que, le repito, no es el suyo)?. ¿Acaso ignora que, en España, sólo unas siglas -no las de su partido, insisto- tienen bula para engañar en nombre de la religión católica?.

Es más: compórtese, señor presidente del Congreso, y no fuerce la máquina, que si usted recurre a cierto timo, lo va a poner tan en evidencia que luego, cuando lo usen los que sí pueden usarlo, (y ya tenemos caras nuevas, que don Jaime anda ya muy gastado) no va a funcionar.

Y usted (que siendo político del PSOE es, en la mente de muchos, multimillonario con licencia proletaria para serlo) no querrá que el chiringuito se venga abajo a fuer de abrirle los ojos a la gente, ¿verdad?.

No nos arruine la estrategia ni mate usted la gallina de los huevos del mal menor, señor presidente del Congreso, que es la que mantiene el negocio en pie.

martes, 1 de diciembre de 2009

Otra obviedad que ya puede decirse.


"Estamos en el totalitarismo que advertía Tocqueville, que es el totalitarismo democrático, en el que los hombres, explotados y dominados, creen ser libres".

Y lo dice el catedrático emérito de Ciencia Política de la Universidad CEU-San Pablo, don Dalmacio Negro, en una interesantísima entrevista en albadigital.es.

Eso sí, el entrevistador/a, para que el personal no tenga un ataque excesivo de lucidez y no se salga de la senda marcada previamente, especifica claramente en sus preguntas que el proyecto totalitario es "de Zapatero".

Y es que la gente ya no aguanta más en la sartén, pero aún podemos convencerla para que salte -por enésima vez- a las brasas.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Cierto: mueven a vomito.

Tras superar la "ley Aído" su primer trámite parlamentario sin mayores sobresaltos que las doctas sesiones teológicas con las que nos han deleitado el presidente del Congreso y el del PNV (de las que tambien hablaremos, pues sus exégesis beben de fuentes centrorreformistas, nada menos), ha causado especial (y más que justificada) indignación la foto de una jóvena miembra socialista acompañada de sus "conmilitones abortistas":


Pero, ¿qué ocurre cuando la jóvena miembra (o no tan jóvena) que se fotografía sonriente acompañada de sus "conmilitones abortistas" no es socialista (ni sus "conmilitones abortistas" tampoco) ?. Pues que eso se llama "fiesta por la vida", "lucha por la vida" o "cambiar la sociedad". Y no causa indignación, sino admiración. Vean, si no, algunos ejemplos:






[Inciso: El algodón de esta gigantesca hemeroteca llamada "internet" no engaña. No me extraña, por ello, que el Parlamento Europeo, con Aleix Vidal-Quadras a la cabeza, se haya puesto rápidamente manos a la obra para que puedan cortarle internet a quien quieran].

Como se puede comprobar, la "presión social" que ejercen algunos sobre el PP es, literalmente, asfixiante (imagino que tanto estrujón cansa, por muy cariñoso que sea). Lo que pasa es que, algunos todavia no queremos entender que al PSOE se le presiona criticándolo y negándole el voto, y al PP, se le presiona votándolo y a base de besos y abrazos (y con ésto acabo de resumir, en un par de frases, los cientos de conferencias y seminarios, los miles de artículos y todas las manifestaciones de las platajuntas centrorreformistas).

En mi pueblo siempre se ha usado el dicho "Eres mas pesado que aquél que mató el cochino a besos". No quiero ni imaginar cuanto se tarda en matar un cochino a besos (como parece que intentan hacer algunos que, sin embargo, tienen clarisimo como se mata el cochino en un santiamén -y sin necesidad de pasarse décadas "cambiando la sociedad"- cuando del PSOE se trata).

El caso es que, a un servidor, el legendario "pesado" que "mató el cochino a besos" no era más que un listillo que ni siquiera mató al cochino en cuestión, sino que -para no tener que matarlo nunca (léase "negarle el voto a su partido abortista favorito")-, mientras pedía a los demás que matasen a sus cochinos (léase "negasen el voto al resto de partidos abortistas"), se pasó la vida haciéndole cariñitos al suyo inventándose que los besos son armas letales y mortales de necesidad.

Y es que, a mi, ver a las cochinas (las del voguerío español, en este caso) revolcándose en su propio cieno me da arcadas (para qué negarlo). Pero me darían muchas mas arcadas ser yo, con una sonrisa en los labios, el que se tira al cieno a revolcarse con los cochinos.

PS: Esto es lo que hizo Javier Arenas (junto con sus conmilitones) unas semanas después de recibir el abanico mágico cambiasociedades. Algunos no tienen precio como estrategas (y lo digo totalmente en serio, porque cuando una cagada se repite con tanta frecuencia, no hay que ser muy listo para darse cuenta que el propósito, desde el principio -desde hace un cuarto de siglo, de hecho- siempre ha sido cagarla, por lo que la estrategia ha de considerarse un éxito absoluto, -por desgracia).

viernes, 27 de noviembre de 2009

Lo tienen clarísimo.

Ayer, la "ley Aído" pasó su primer trámite parlamentario sin mayor novedad. Fueron rechazadas todas las enmiendas a la totalidad, por lo que la legalización del parricidio sigue adelante con toda normalidad democrática.

En una plataforma centrorreformista muy conocida, de pronto, han descubierto cómo se cambia la actitud de los partidos políticos (al menos, de los partidos que basan su programa político, no en principios inamovibles e innegociables, sino en encuestas): hay que hacerles pupa haciendo lo que haga falta para que pierdan todos los votos posibles.

Ya he escrito en alguna ocasión que un liberal/conservador (táchese lo que no proceda) es alguien que presenta como novedosa (y de propia autoría) una obviedad a la que se opuso furibundamente cuando fue señalada por otros (tachando, de paso, a los que la enunciaban, de "ultras", "fanáticos" y demás).

Ignacio Arsuaga (el líder de los casacas rojas), ha descubierto el Mediterráneo por enésima vez y anuncia cómo va a conseguir que el PSOE (y otros) cambien su postura sobre el aborto: haciéndoles pasar un calvario electoral.

Naturalmente, cuando le señalas a los casacas rojas (o a los casacas blancas de don Benigno) que justo ésa es la forma de que el PP cambie su postura ante el aborto, te dicen que nones, que nada de dejar de votar al PP, que al PP hay que votarlo primero porque "la solución está en la sociedad civil y no en los partidos políticos".

Lo curioso es que, aun teniendo razón en lo de que al PSOE (y a cualquiera) se le cambia no votándolo, la influencia de don Benigno y don Ignacio sobre el electorado del PSOE es, más o menos, la misma que la mía. Pero (por desgracia), sobre quienes sí tienen influencia es sobre los millones de españoles que votan las siglas PP con fidelidad perruna, a quienes tienen, literalmente, comiendo de su mano.

Si don Benigno o don Ignacio (o los dos) amenazasen hoy mismo con pedir a sus fieles que no votasen al PP hasta que éste partido cambiase su postura ante el aborto (por ejemplo, anunciando su intención de derogar la "ley Aído" una vez aprobada, o derogando las demás leyes abortistas vigentes), sí podrían influir en este partido (¿se imaginan qué pasaría si HO o el FEF anunciase un calvario electoral para el PP hasta que cambiase?). En un santiamén, habría un partido mayoritario que defendiese la abolición de las leyes abortistas (claro que, quizás, otros tardarían aún menos en ver truncados sus sueños de ser ministro o progresar en la política).

Dado que demuestran saber perfectamente (¿alguien lo dudaba? Lo sabemos incluso los que no hemos sido secretarios de estado ni hemos ido a seminarios de breinguashing - perdón, marketing social- en Estados Unidos o Méjico) cómo se presiona a un partido político, y dado que no quieren hacerlo con el único partido sobre cuyo electorado tienen una influencia patente, sólo cabe pensar que no lo hacen porque no quieren.

Éste comportamiento es totalmente absurdo si se parte de la premisa de que las platajuntas de don Benigno y don Ignacio son plataformas provida. Pero tiene todo el sentido del mundo si se llega a la conclusión de que su propósito es beneficiar electoralmente al PP, y que su (momentánea) oposición a la ley abortista en trámite no es más que un medio para ello.

Porque al que quiere acabar con el aborto, no le importa hacer pupa (o amenazar con ello) a los intereses electorales del PSOE, del PP, o de quien se ponga por delante (dado que es eso, precisamente, lo que ellos mismos reconocen que modifica las posturas de los partidos políticos). Pero, al que quiere beneficiar electoralmente al PP, animará a no votar al PSOE a causa del aborto, y animará a votar al PP a pesar del aborto.

Y, ¿qué quieren que les diga?. Me parece una canallada (con todas las letras) afirmar, como hace la ministra Aído (sea por ignorancia, mala baba, fanatismo o las tres cosas juntas), que se puede matar a un hijo mientras tenga cordón umbilical, porque no es un ser humano hasta que se lo cortan. Pero, incluso la aberración enunciada por la ministra y sus adláteres (y sus jefes) encierra implícitamente la premisa de que a un ser humano no se le puede matar.

Pero pasarse el día entero proclamando a los cuatro vientos que un ser humano lo es desde el momento de la concepción y luego decir (como si de una heroicidad o un gran hallazgo se tratase) que, por razones tácticas, uno va a callar ante las leyes vigentes que permiten su asesinato, es (se mire por donde se mire) una canallada aún mayor (por muy involuntaria o inconsciente que sea), porque supone reconocer, implícitamente, que a los inocentes se les puede seguir matando si ello repercute favorablemente en la efectividad de mis tácticas y en la consecución de mis (inconfesables) objetivos.

Y demostrar que, encima, uno sabe cómo se modifica la postura a favor del aborto de un partido y luego recomendar hacer justo lo contrario (votar primero, y luego ya veremos) al único electorado sobre el que puede influir es algo que no me atrevo ni a calificar.

Con este tipo de conductas se entiende mejor a Aquél que dijo que lo tibio daba más asco que lo frío.

PS: Y que nadie me venga con la presión social al PP del 17-O. El 17-O fue un intento de presionar al PSOE (un partido al que el 17-O no le va a hacer perder muchos votos, desde luego) nada más. ¿O es que alguien cree que se puede llamar "presión social a un partido" a recibir, en una manifestación, entre vítores y aplausos (y gritos de "presidente, presidente", o "presidenta, presidenta") a los políticos de dicho partido y luego fotografiarse con ellos y darles palmaditas en la espalda mientras le cuentan a las cámaras de TV lo muchísimo que les gusta la legislación abortista vigente?.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Bienvenidos a Suecia (pero sin suecas).

El pasado 24 de Noviembre, el Parlamento Europeo, aprobó, por abrumadora mayoría (510 votos a favor y sólo 40 en contra), una moción que permite (exige, más bien) a los países miembros de la UE modificar su legislación para poder desconectar internet a los usuarios sin necesidad de autorización judicial. La excusa del Parlamento Europeo para autorizar a los gobiernos de la UE a impedir el acceso a internet a quienes les dé la real gana ha sido, como siempre, la "protección de derechos" (en este caso, los ya notorios "derechos de autor").

Inicialmente, la mayoría de los europarlamentarios se habían resistido a tal medida. Sin embargo, la adición de una coletilla que permite al usuario desconectado recurrir judicialmente (¡sólo faltaría!) ha conseguido que muchos cambien su "opinión" al respecto.

En la práctica y, si no me equivoco, esto supone, de facto, la autorización para que nuestro gobierno le pinche (se supone que no lo está haciendo ya, claro) la línea de internet a todo el mundo, ya que es necesario (repito, si no me equivoco) para poder hacer cumplir esta ley (si no tienen pinchada las líneas de absolutamente todo quisqui, ¿cómo saben quién se descarga material protegido por derechos de autor?).

De hecho, esto no sería sino la legalización de algo que quizás se esté haciendo al margen de la ley (como en el caso del aborto, se recurre a la misma estrategia progre de siempre: la solución al fraude de ley -pinchazos ilegales de líneas telefónicas o de internet por parte de los gobiernos- es la legalización del fraude).

En la práctica, esto permitirá, como ya hemos dicho, a los gobiernos, retirarle la conexión a internet a quienes les dé la gana y cuando les dé la gana, sin necesidad de autorización previa. Y al que no le guste y no haya hecho nada, que se gaste la pasta en abogados y recurra ante un tribunal (un tribunal presidido por un juez quien, entre otras cosas, también tendrá conexión de internet en casa y al que tampoco le gustaría pasar por el amargo trance de la desconexión porque sí).

Por supuesto, dejo a la sagacidad de los lectores de este blog la respuesta a la pregunta de si se desconectará de internet a los señores diputados del partido, o al sobrino de tal o cual cargo político, o al presidente de las juventudes del partido, aunque se estén descargando todos los discos editados por la Motown y la Deutsche Gramophon juntos (suponiendo que gustos tan dispares se den en la misma persona, claro).

Porque lo peligroso de que los gobiernos puedan limitar nuestros derechos sin necesidad de autorizaciones judiciales es que pueden aplicar arbitrariamente la ley y sólo a quienes quieran, sin necesidad de dar explicaciones a nadie. Los gobiernos, así, adquieren la capacidad legal de presionar a quienes consideren necesario y permitir el fraude de ley en los casos en los que les apetezca (a nadie se le escapa que esto esté ocurriendo ya, pero no ocurre dentro del ámbito legal).

En Suecia, patria de ese icono roussoniano llamado Pippi Langströmpe (Calzaslargas, para los españolitos que crecieron devorando bocadillos de nocilla de dos sabores, en los tiempos en los que las marionetas que salían por la tarde en la tele se llamaban Epi o Blas -ahora se llaman "Jorge Javier" o "Karmele"), país cuyo régimen político (la "socialdemocracia") intentan exportar a todo el mundo occidental, y que siempre se ha presentado como modelo a imitar por parte de todas las democracias europeas, el gobierno puede, por ejemplo, retirarte la custodia de tus hijos (basta la firma del trabajador social en cuestión) o expropiarte absolutamente todos tus bienes sin necesidad de autorización judicial. Por supuesto, hay libertad de expresión: Si Olof, Lars o Ingrid quieren (y les apetece vivir entre cartones en la calle y perder de vista a sus hijos para toda la vida) pueden criticar la socialdemocracia sueca cuando les dé la gana.

El periodista inglés Roland Huntford, que pasó más de veinte años de corresponsal en Estocolmo, escribió en 1972 un terrorífico libro llamado "The New Totalitarians" sobre la socialdemocracia sueca, sistema político que calificaba como "la dictadura perfecta" ("El Mundo Feliz de Aldous Huxley existe y se llama Suecia", dice la primera frase del prólogo). El partido socialdemócrata sueco llevaba más de 40 años ininterrumpidos en el poder, por entonces (sólo superado por el Partido Comunista de la Unión Soviética en tan longevo honor). Aprovéchense y descárguenlo mientras puedan.

Así que ya saben lo que se nos viene encima: el modelo sueco (el gobierno haciendo lo que le da la gana sin necesidad de autorización judicial; o sea, la legalización de la aplicación arbitraria de las leyes). Por ahora nos pincharán internet y ya veremos luego.

Y de "república independiente de mi casa", nada de nada, que las intenciones del Gran Hermano son justo lo contrario.

PS: Dejo también a la sagacidad de los lectores de este blog la respuesta a la pregunta sobre qué votó el partido que ganó las pasadas elecciones europeas en España y que, en el Parlamento Europeo en 2008, votó lo mismo que el PSOE sólo un 97'5% de las veces. También dejo a la sagacidad de los lectores qué actitud tomará este partido cuando el gobierno del PSOE amolde la legislación española a la ley aprobada por el Parlamento Europeo bajo la iniciativa de su vicepresidente, Aleix Vidal-Quadras; no me extrañaría que tuviesen el morro de (como han hecho con el derecho al aborto) votar lo contrario que en Bruselas y acusar de totalitario al gobierno del PSOE, que simplemente hará (con todo el placer del mundo) lo que los europarlamentarios del PP (¡uy! se me ha escapado...), entre otros, le han ordenado que haga.