martes, 22 de diciembre de 2009

El mini-23F.

Mucho se está hablando y discutiendo acerca de una campaña de firmas dirigidas al patrón del yate Fortuna (y antes de otro barco con otro nombre que era toda una declaración de intenciones) para que no firme la "ley Aído" una vez se la pongan encima de la mesa.

Tiene toda la razón Luis Fernando Pérez Bustamante al señalar que tiene su aquél que sean los mismos que hacen todo lo que pueden porque no se siente en el Parlamento ningún partido dispuesto a abolir una sola de las leyes abortistas vigentes (incluso tratan de insultar a los que sí hacen algo al respecto) los que imploran al suegro de Letizia Ortiz con una carta cuyo texto va más allá de lo cuestionable.

Al igual que el último rey moro de Granada lloró ante su madre por la ciudad que renunció a defender cuando podía (o, al menos, debía) haberlo hecho (parece ser que el malminorismo también jugó un importante papel -en este caso, y como excepción- a favor de la civilización cristiana -o "de la civilización", a secas- en la rendición del último reino musulmán -hasta la fecha- en España), otros le exigen al abuelo materno de Froilán un gesto de valentía que ellos no están dispuestos a tener cuando llega el día de las elecciones.

Es más, si el todavía suegro de Jaime de Marichalar tuviese un punto de sadismo (y es razonable pensar que quien firma leyes como las leyes abortistas vigentes debe tenerlo) contestaría a los abajofirmantes de esta carta en el lenguaje que mejor entienden (o que mejor manejan); algo así como:

" No me gusta la ley, pero la firmaré igualmente -con restricción de conciencia- por evitar un mal mayor. Es más: firmaré a dos manos (con una cogeré la Montblanc y con otra me taparé la nariz) para mandar un inequívoco mensaje a los autores de la ley de que no me gusta. Entiendan que, a veces, y como buen católico que ama la libertad, uno tiene que enfangarse".

[Inciso: La principal diferencia entre los abajofirmantes del PSOE y -lo sepan o no cuando firman- del PP es que los del PSOE suelen ser más bien pocos y muy bien recompensados económicamente. Los del PP - la mayoría de los cuales, repito, no saben que lo son- suelen ser del orden de decenas o cientos de miles y no cobran un duro].

Esta iniciativa tiene varias características comunes con otras de la misma procedencia:

1- Son iniciativas dirigidas a cambiar la postura de cualquiera, excepto la del PP. Se piden firmas para intentar influir en aquéllos sobre los que los abajofirmantes tienen una influencia nula. Que un montón de no-votantes del PNV o del PSOE firmen o se manifiesten para intentar cambiar la postura del PNV o del PSOE es, sencillamente, ganas de perder el tiempo (o, mejor aún, asegurarse de que la gente cree que está haciendo algo cuando realmente no está haciendo nada).

2- Dado que se dirigen a cualquiera que no sea el PP, son ideales para desviar la atención de este partido (cuya postura es tan conocida como interesadamente ignorada por sus votantes). Y son, además, ideales para desviar la atención del hecho que es precisamente sobre el electorado del PP sobre el que tienen influencia estos foros y plataformas, siendo, por tanto, este partido al único al que -si quisieran- podrían presionar para que cambiase su postura sobre el aborto -y huelga decir que, curiosamente (o no) es éste el único partido al que no presionan al respecto).

3- En España hay, todos los meses, iniciativas contra el aborto (y no sólo contra la legalización del aborto) en las que participan cuatro gatos, y a muy pocos parece molestarle el hecho. Sin embargo, cualquier iniciativa que surge de estos foros o plataformas es considerada de asistencia o firma obligatoria.

La iniciativa, cuando menos, serviría (si el sucesor de Franco firmase la ley) para retratarle ante muchos de sus súbditos (que, a estas alturas, aún le ven como un padre bondadoso que vela por sus hijos).

Pero también (y esto es mera especulación por mi parte) podría servir para reforzar su imagen. Hace unas semanas (y ahora queda claro que, seguramente, tampoco fue casual) en la misma web de donde se ha publicitado la iniciativa de marras, se preguntó a una selección de personas y personajes si el suegro de Urdangarín debía o no firmar la ley que todos sabemos.

Varios de los encuestados (entre ellos, el inmediato superior del promotor del majestadnofirme) sugirieron al consuegro de Paloma Rocasolano que hiciera un brindis al sol, haciendo un Balduino y abdicando durante el turno de mañana (mientras se tramita la ley igualmente y de aquella manera -quizás firmándola el ex de Isabel Sartorius, de quien se dice que es un zp con barba), para volver al tajo (léase: cacería, moto de gran cilindrada y otras cosas que no se pueden decir aquí) por la tarde.

Esto tendría -incomprensible pero indudablemente- como resultado que el amigo de Manuel Prado y Colón de Carvajal (recientemente fallecido este último, por cierto) quedaría como un rey (no sólo el Guayomin sabe hacer chistes malos, ya ven) ante sus súbditos, en un gesto tan gratuito como estéril.

Y esto le recuerda a uno algo mucho más gordo (en principio), como fue el 23-F. Dejando de lado la versión oficial, muchos se preguntan si aquello no fue un autogolpe de un régimen aún en pañales y cuyas carencias eran muy obvias para una población que aún tenía fresca en la memoria cómo eran las cosas en tiempos de Franco. El 23-F tuvo, como inmediata e innegable consecuencia, el reforzamiento de la imagen del primo del fallecido don Alfonso de Borbón, cuyo discurso de aquella noche ante las cámaras de TVE ha sido suficiente para justificar por sí solo e independientemente de todo lo demás, en la mente de muchos españoles, la institución que representa y el régimen que encabeza como jefe del estado.

Dado que las carencias del régimen están siendo tantas y tan obvias para tanta gente que ni siquiera pueden ser ocultadas por la cada vez mayor lejanía en el tiempo del régimen anterior (inmisericordemente calumniado por la propaganda oficial en espera de que fallezcan todos los que aún tienen memoria para comparar lo de ahora con lo de antes), uno se pregunta si no será esto aprovechado (y no digo que sea ésta la intención de los promotores del majestadnofirme) como un 23-F en miniatura que apuntale la tambaleante imagen del régimen político en el que vivimos al ponerle en bandeja al que lo encabeza la oportunidad de quedar fenomenal ante un montón de gente acostumbrada a (y entrenada para) aplaudir gestos completamente inútiles a los que atribuyen muy buenas intenciones.

PS: Y, siguiendo con la conspiranoia, se entendería ahora lo oportuno de la emisión, hace ya csi un año, de varios seriales de historia-ficción sobre el 23-F reflejando la versión oficial, en un aniversario nada significativo, en principio (el vigésimo octavo).

7 comentarios:

Embajador en el Infierno dijo...

Interesante tu conspiranoia. Hace poco más de un año la esposa del asesino de Mitrofán se declaró, ante la periodista orgánica habitual y con mucha posterior fanfarria y tal y cual, como decididamente antiabortista.

Sin duda el okupa de la Zarzuela se sabe en horas bajas ante el lado derecho de la partitocracia. Fedeguico le lleva atizando a base de bien demasiado tiempo y aquello de su mujer fue claramente una sagaz operación de imagen.

Pero una cosa es una operación de imagen con riesgos controlados y otra muy distinta montar el gran pollo. Abogo por un amago ma non troppo en plan filtraciones ni confirmadas ni desmentidas sobre idas y venidas, consejos y tranquilizadores mensajes por parte de altas jerarquias eclesiales (ni confirmados ni desmentidos, insisto), susurros de un amigo que tiene un cuñado al que el novio de su hermana que es íntimo de un ujier de la Zarzuela le ha asegurado que el gran campechano "lo está pasando fatal con este asunto", terminando con un artículo/declaración leguleya del famoso político pepero que se hace pasar por líder social explicando convincentemente como en realidad el presidente de la república coronada de España "no tiene responsabilidad ninguna". Y todos respirando tranquilos (menos los niños en el vientre de sus madres).

Orisson dijo...

Embajador, siento tener que aclararte este extremo, pero los niños en los vientres maternos no respiran nunca. Ni aliviados ni soliviantados. No respiran. Punto.

Y todo lo demás que has dicho, genial, en tu nivel.

Un saludo

Museros dijo...

Creo que será como tú dices, Embajador (el beneficio es el mismo y el riesgo, ninguno). La balduinada podría ser interpretada como una bofetada por el electorado de izquierdas (o dirigiría el cariño del electorado de izquierdas hacia el ex de Eva Sannum, que sería "el rey progresista que España necesita", vaya usted a saber).

En cualquier caso, lo que apuntas satisfaría a ambas orillas del progresismo: la derecha quedaría contenta porque el innombrable ha firmado, pero tapándose la nariz (y eso es lo más parecido al heroísmo que ellos conocen), y a la izquierda se la aplacaría diciendo que bueno, el garante de la estabilidad constitucional tiene 72 años y lo ha pasado mal porque ve las cosas como un hombre de 72 años (explicación utilizada por Glez. Pons hacia el presunto antiabortismo de la "gran profesional"), pero que el que viene detrás es diferente y más acorde con nuestros tiempos.

nidixinipixi dijo...

Perdonad mi torpeza ¿Os referís acaso al bisnieto de Puigmoltó?

No creo que se atreva a no firmar. Sería ponérselo en bandeja a las izquierdas deseosas de arremeter contra la "monarquía" y pedir un cambio institucional (más bien una mínima coherencia institucional).

Además, pocos días antes de la sanción "real" habrá una campaña de tontos útiles dirigida a despojar de cualquier responsabilidad al abuelo de Leonor. No sé... algún reputado jurista, de piedad contrastada y providismo a prueba de fuego, algún político "de los nuestros", etc. No sé quizá el supuesto héroe de UPN por poner un ejemplo. Esto servirá para calmar los ánimos en el millón de españoles que estando del lado de Juan Carlos puede importarles el tema (aunque no les importe que ya lo hiciera en el pasado).

Como bien dice Museros parece una maniobra de distracción más que otra cosa, aunque por el camino Juan Carlos puede quedar debilitado.

Museros dijo...

Nidixinipixi:

Evidentemente, está sirviendo para que la gente se olvide (o ni siquiera se entere) de la cospedalada del otro día, pero creo que esto ha sido algo sobrevenido.

Aunque esto se puede montar de la noche a la mañana, creo que ya estaba preparado (parece incluso un poco pronto para dirigirse a tan altas instancias, teniendo en cuenta que la que, para muchos, parece la primera ley abortista que se hace en España le quedan todavía unos meses de dar vueltas por Senado y Congreso) y que, De Cospedal mediante, han tenido que echar mano del invento antes de lo previsto.

En cuanto a la imagen del rey, si se hacen las cosas como Embajador y tú decís (que me parece lo más razonable por ser lo menos arriesgado) esto servirá, como el 23F, para reforzar la imagen del rey ante la "derecha sociológica" (tengamos en cuenta que, para la mente centrorreformista, "oponerse al mal" significa "colaborar con el mal, pero diciendo que lo sientes muchísimo").

aukeran dijo...

Los niños dentro de la pancha de su madre respiran: C6 H12 O6 + 6O2 → 6CO2 + 6H2O + energía (ATP).

El oxígeno y los compuestos carbonados le son entregados al feto via placenta.

Embajador en el Infierno dijo...

Orisson- Esto solo ha sido un aviso. Aukeran es mi primo el de zumosol, lo saco cuando alguno da por saco más de lo conveniente. De modo que ojito.