sábado, 26 de diciembre de 2009

Galicia Trilingüe.

Como pisoteamos tus derechos (incluidos los reconocidos en la -tan cacareada por nosotros cuando conviene- constitución de 1978) exactamente igual que los supervillanos de ERC, PNV y BNG (y sin necesidad de cobardes cesiones ante los nacionalistas, como hace el satánico PSOE, porque gobernamos con mayoría absoluta aquí igual que en Valencia, e igual que hicimos en Navarra y Baleares cuando fue el caso), intentamos que te olvides de todo haciéndote creer que lo único importante en la vida es tener un buen currículum para, de mayor, poder ganar mucho dinero.

Es más, para que veas lo buenos que somos, hasta te decimos qué tienes que pensar y qué no, para ahorrarte el esfuerzo; nosotros te vamos informando, en cada momento, qué temas son debatibles y de cuáles tienes que olvidarte.

Y, si creéis que van a acudir en vuestro auxilio los que tanto corrían a compadeceros cuando gobernaban los malvados socialistas, que sepáis que a un jalopín como yo le están dando insignias de oro y todo.

Además, ¿no queríais una "Galicia bilingüe"? Pues ya la tenéis: gallego e inglés.

PS: No nos déis las gracias a nosotros. Dádselas a los de Intereconomía TV (tan comprometidos contra la imposición del gallego...por parte de nacionalistas y socialistas, claro), que son los que me hicieron la campaña electoral. ¿Entendéis ahora por qué el programa se llama "El gato al agua"?. Ingenuos.

5 comentarios:

Maite C dijo...

Ya sabemos la estrategia de este PP y por lo tanto de Núñez Feijoo. Ambigua: sí y no en todo; y a confundir, que algo queda.
Un abrazo

Museros dijo...

Tu quoque, Maite C?.

No hay ninguna "ambigüedad" en lo que está haciendo Feijoo, que es, ni más ni menos, que lo que han hecho los socialistas cuando están en el gobierno.

La famosa "ambigüedad" consiste en decir una cosa y hacer otra. Pero eso no es "ambigüedad". Eso, simple y llanamente, es mentir.

Un abrazo.

Museros dijo...

Para que me entiendas, Maite C:

No dudes ni por un momento que, si mañana ganase el PP por mayoría absoluta en las elecciones autonómicas de Vascongadas y Cataluña, la política lingüística seguiría siendo la misma que ahora.

Eso sí, todos los que antes consideraban malvados y perversos a los gobiernos del PNV y del tripartit por dicha razón, hablarían entonces de "ambigüedad".

Porque ¿verdad que desde que el PP aupó al poder al otrora satanizado Pachi Nadie, ya no se habla de la política lingüística en las Vascongadas?.

Pues sigue siendo la misma que con el PNV. Y con el PNV era intolerable e inconstitucional.

Maite C dijo...

Por supuesto que sí ganase el PP por mayoría absoluta(y es sólo una hipótesis, pues en este momento lo considero una utopía), Cataluña seguiría igual en materia linguística.
Quizás no me haya expresado bien o no me has entendido.

Pues claro que el partido popular en muchos casos ha sido ambiguo. Rajoy: "Estoy en contra del aborto" y despues "Estoy a favor de la legislación vigente", por poner un ej. Sí te quedas con la primera sentencia y la segunda no la lees, el votante confiado cree en el partido.
Otro ej.: en el Parlamento Europeo la mitad de los diputados del PP votó SI al "derecho a la salud genésica" y la otra votó NO. Esto es ambiguedad. Continuan queriendo confundir a los votantes.

Y despues mienten también cuando les conviene.

Resumen: Museros, ¡¡que estamos en la misma línea hombre!!

Museros dijo...

Ya lo sé, Maite C.

A lo mejor me equivoco, pero creo que eso tampoco podría llamarse "ambigüedad". "Ambigüedad" consiste en expresarse de forma poco concreta y definida.

En cambio, a los ejemplos que mencionas, Orwell lo llamaba "doblepensar": afirmar (muy claramente) una cosa y la contraria al mismo tiempo como si fuese posible. Es decir: Dos frases que no son ambiguas en absoluto se muestran como sinónimas o compatibles.

Y se ha convertido en la forma habitual de hablar de nuestros políticos y nuestros medios de comunicación. Tanto, que la gente "de la calle" habla así también y se queda tan pancha diciendo giliprogreces.

Por ejemplo:

"Ambigüedad" sería decir "El derecho a la vida tiene la importancia que tiene". En cambio, el engaño de la famosa frase de Rajoy que mencionas (una frase que han hecho suyas las asociaciones satélites del PP) reside, no en la falta de claridad de las frases (que por separado se entienden muy bien), sino en ponerlas juntas siendo incompatibles.

En cambio, lo que no puede llamarse así es lo que hace Feijoo, que consiste directamente en hacer lo contrario de lo que dice.

Otro abrazo.