martes, 15 de diciembre de 2009

Nihil novum sub sole (II)

"De hecho, los verdaderos amigos del pueblo no son ni revolucionarios, ni innovadores, sino tradicionalistas".

San Pío X, Encíclica "Nuestro Mandato Apostólico".


Un listo, hace cuatro días:

"Hay todavía algún católico, fundamentalista de cabeza, que no ama la libertad como ama la verdad, y un buen católico defiende ambas; no se queda en el tradicionalismo".

San Pablo, hace casi 2.000 años:

"Como os tengo dicho, también ahora lo repito: Si alguno os anuncia un evangelio distinto al que habéis recibido, sea maldito". (Gálatas, 1:9).

PS: Acabo de darme cuenta de una obviedad: La expresión "mal menor" es una perogrullada. Todo mal, por muy grande que sea, siempre será menor en comparación con otro (y seguirá siendo el mal, a pesar de ello).

13 comentarios:

Ignacio dijo...

Me da la impresión de que hemos escrito de lo mismo

Museros dijo...

Seguramente.

No estoy seguro si te refieres, concretamente, a la última entrada de tu blog, porque a veces me quedo con la duda de si he entendido e interpretado bien lo que escribes (tu estilo críptico de escribir es muy bueno; a veces es como un test de Roscharch).

Embajador en el Infierno dijo...

Muy bueno y de acuerdo con tu comentario sobre los escritos de Ignacio. Son un reto.

Orisson dijo...

Pero para que los borregos entiendan esa obviedad de la que hablas deberíamos explicarles primero que el mal absoluto no existe. Y que entiendan eso es más bien imposible.

Un saludo

Joaco dijo...

Quizás alguien conozca ya esto, pero me ha venido a la cabeza:

Tengo que elegir entre A y B. A me ofrece cortarme los dos brazos, B me asegura que solo me cortará uno. Evidentemente escojo B: al menos salvo uno de los brazos. Poco después A me ofrece cortarme el brazo que me queda y además sacarme un ojo, mientras B me ofrece que sólo me cortará el brazo que me queda, pero me respetará el ojo. Es evidente que escojo B: al menos no me quedaré tuerto, ya que me voy a quedar sin brazos..... la historia continúa y.... al cabo de cierto tiempo resulta que por haber escogido siempre el mal menor, me he quedado sin brazos, sin piernas y sin ojos. Me temo que algo ha fallado en todo esto.....

¿Hace falta ser muy exagerado o demasiado imaginativo si decimos A=PSOE y B=PP? yo creo que no, que cualquiera puede asociar esta situación narrada con una realidad muy real.

Maite C dijo...

El mal menor, es siempre un mal y punto redondo.

Por cierto ¿que blog tiene Ignacio?

Orisson dijo...

Joaco, y me parece que ha llegado el momento en que se puede decir que A=PP, B=PSOE...

Un saludo

Museros dijo...

Maite C:

Blog de Ignacio: arkesis.blogspot.com

Ya digo que es como un test de Roscharch. Eso sí, a veces, hay que llevar el chaleco antibalas puesto.

el brigante dijo...

+

Mis felicitaciones. Un fuerte abrazo y ánimo con el buen combate,

Museros dijo...

Gracias, Brigante.

La verdad es que este blog empezó gracias a una sugerencia tuya acerca de recopilar argumentos y otras cosas.

brigante dijo...

Bueno, en realidad somos personas distintas "el brigante" y "brigante" (sin el artículo delante). "El brigante" tiene un magnífico blog sobre temas religiosos. Yo, "brigante" soy sólo lector de blogs, y es verdad que te sugerí que recopilaras los argumentos en un blog. Me sumo a la felicitación de "el brigante", puesto que llevas a cabo una magnífica labor desenmascarando a los abortistas disfrazados de provida. Hacía falta un blog como éste.

Museros dijo...

Pues siento la confusión, Brigante No me había fijado en el artículo. Gracias y un saludo.

Museros dijo...

Y aprovecho también para felicitar a EL brigante por su blog.