miércoles, 23 de diciembre de 2009

Cortinas de humo buenistas (V): "Te falta madurez"

La Ministra de la Verdad, Ángeles González-Sinde, en su afán por cumplir con el deseo del gobierno (y, vuelvo a recordar, del PP) de imponer la censura en internet, ha recurrido a varias de las frases que utiliza el modernismo/progresismo/buenismo para manipular conciencias.

En la que a esta entrada concierne, acusa a los que le llevan la contraria, y se resisten a someterse perrunamente al programa totalitario que los hooligans del PP llaman "de Zapatero", de "Falta de madurez política".

Pensemos en lo siguiente:

1- Un artista expone, en un insípido y despersonalizado edificio al que llaman "museo de arte moderno" una obra que consiste en un cenicero enorme lleno de colillas de cigarrillos, con una etiqueta que muestra un módico precio de (por ejemplo) 50.000 €. Los gafapastas e intelectualoides que desfilan delante de la misma, no sólo no muestran ningún interés en pagar semejante suma por algo que, de figurar en el salón de una casa, a cualquier marido le supondría arriesgarse a recibir una demanda de divorcio, sino que además ponen cara de asco al mirarla. Nuestro artista llega a la conclusión de que "el público aún no está lo suficientemente maduro para su obra". A la mañana siguiente, nuestro querido amigo consigue hacer realidad su sueño warholiano de quince minutos de gloria, al anunciarse, en los medios de todo el mundo, cómo la señora de la limpieza del turno de noche, víctima de un ataque de sentido común, tiró su obra de arte a la basura, al confundirla (inexplicablemente) con un cenicero enorme lleno de colillas.

2- Un pintor expone, en un edificio similar al del caso anterior, su gran legado para la posteridad: Un lienzo con cuatro manchurrones de otros tantos colores distintos. Mientras lo mira embelesado, se acerca un joven matrimonio que comenta lo mucho que le recuerda el cuadro al dibujo que su hijo de 2 años hizo el otro día en la guardería y que ahora tienen pegado, con un imán, sobre la puerta de su frigorífico. Nuestro sufrido héroe suspira lánguidamente, diciéndose a sí mismo que "la gente no tiene madurez para apreciar las sutilidades de mis cuadros".

3- Un hipersubvencionado escritor publica su penúltimo gran libro, que es anunciado de forma profusa (y gratuita) en los programas culturales e informativos de la radiotelevisión pública. Tras vender, durante el primer mes, la astronómica cifra de 168 ejemplares (en realidad, no los vendió, sino que, en gran parte, fueron regalados en una fiesta-sarao para presentar la obra), responde, a un periodista puñetero que le pregunta al respecto, que "la sociedad de hoy no está madura para apreciar la temática de mis obras". Mientras el resto de los 100.000 ejemplares de la primera (y última) edición acumulan polvo en las estanterías y pasillos de la FNAC y El Corte Inglés, sólo 24 de los 57 atrevidos que han abierto las páginas del libro, han conseguido pasar de la página 16.

4- El gran y transgresor cineasta de moda estrena su revolucionaria y e innovadora película en los cines de toda España. El film ha despertado algunas críticas sobre el aburguesamiento de su director (la fama, ya se sabe, que nos domestica a todos), debido a que, cada cinco minutos, sale en la película una persona vestida, y cada tres, alguien que dice o hace algo que nada tiene que ver con el sexo (puesto que freír dos huevos para cenar no cuenta como reminiscencia erótico-festiva, por lo burdo del simbolismo en cuestión). En el primer fin de semana de estreno, las noticias hablan de un total de 5 espectadores en toda España: 2 en Guadalajara (una joven pareja que no tenía suficiente para el hotel y no quería pasar por las inevitables incomodidades que conlleva refocilarse en el interior de un Smart) y 3 (aún no confirmados) en Aranda de Duero (lugar de residencia de la familia del cineasta). El joven talento, a la salida de la exposición de su amigo, el artista del ejemplo #1, (a la que acudió a solidarizarse ante la gran afrenta cometida por la señora de la limpieza, a la que se le exigen los 50.000 € que valía la obra de arte que tiró) se desespera (de forma muy amanerada) ante los micrófonos señalando que "la gente no está preparada ni madura aún para el mensaje rompedor de mi obra" (si bien lo único que se ha roto al rodar sus películas es el orificio de salida de un actor novel).

5- La gobernanta que no cesa de hablar de libertades y derechos, anuncia la enésima prohibición y el enésimo endurecimiento de los castigos para aquéllos que no roben, violen ni maten a nadie. Al igual que la Ministra de la Verdad, invita a la sumisión anunciando que "la sociedad ya está madura para la nueva ley antitabaco".

6- El conocido "teólogo disidente católico" de recio y monosílabo apellido germánico, que lleva décadas empeñado en hacer pasar por "católica" cualquier cosa que nada tenga que ver con la doctrina de la Iglesia Católica (y viceversa), atribuye, con tono amargo, el llamado desastre postconciliar (reconocido incluso por él) a la buena intención de Pablo VI, quien simplemente intentó tratar a los católicos como "gente madura". Son éstos, por tanto, los culpables del hambre espiritual que pasan, al no querer comer las piedras que se les han ofrecido en lugar del pan de toda la vida (o del Pan de Vida, según afirman los más recalcitrantes enemigos de la reforma). Por supuesto, el conocido disidente, antes de montarse en su Mercedes de alta gama, responde a la última pregunta de la entrevista invitando a los "católicos maduros" a "sacudirse el yugo episcopal" y ver la película del cineasta del ejemplo #4, en la que -según él- se muestra una "visión responsable y madura -faltaría más- de la sexualidad humana" (y de la animal también, pero no entremos en detalles escabrosos).

7- Y (at last, but not least) ¿quiénes califican la asistencia a los actos que organizan como "símbolo de la madurez del movimiento asociativo español"?. Han acertado.

En definitiva, que la excusa de que "El que no hace lo que yo quiero -aplaudirme por querer ponerle cadenas, comprar mi libro, ver mi película, etc- es por falta de madurez" ha sido siempre la excusa universal de los listillos de turno para colar basura (literalmente) como arte, un pufo como una gran idea, o un sonoro fracaso como un gran éxito. Los que así se expresan no son sino grandes admiradores e imitadores de los avispados sastres que convencieron al emperador del cuento de que no iba en pelotas, sino que llevaba un traje de un tejido delicadísimo -y, por supuesto, novedoso- que sólo podían ver las personas que poseyeran un gusto exquisito (un invento que a punto estuvo de cargarse un inoportuno niño fascista).

No me queda, por ello, más que agradecer a los distinguidos (y escasos) lectores de este blog por el buen gusto, la inteligencia, y sobre todo, la madurez que demuestran visitándolo; y, por supuesto, censurar la falta de madurez de los miles de millones de personas que aún no lo leen.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Museros, el último enlace está mal escrito...

http://www.albadigital.es/2009/09/29/familia/%E2%80%9Cestoy-seguro-de-que-habra-una-espana-sin-aborto%E2%80%9D/

Museros dijo...

Mil gracias, Anónimo. No daba con el enlce correcto.

Diría que me equivoqué, pero dado que estamos con el tema que estamos, lo llamaré "construcción interactiva del blog".

Fray_Fanatic dijo...

Me he reído las tripas, Museros. Realmente inspirado.

Museros dijo...

Gracias, Fray Fanatic.

Y ¡Feliz Navidad!

Cruzado Furioso dijo...

Estimado Museros de “Asando la Manteca”:

Núcleo de la Lealtad tiene el honor de participarle la felicitación navideña de la Secretaría Política de la CT:

«En nombre del Abanderado de la Tradición, en el del Carlismo y en el propio, la Secretaría Política de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón les desea una santa y feliz Navidad.

Que en el Año Nuevo el Niño Dios nos conceda acercarnos a la restauración de Su reinado sobre Las Españas y sobre la Cristiandad toda».

Secretaría Política de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón
Comunión Tradicionalista

Nos adherimos a la anterior felicitación de la Secretaría Política de la CT, y en nombre propio le deseamos:

«¡Felices Pascuas y próspero Año de Gracia de 2010!»

Núcleo de la Lealtad

Orisson dijo...

Museros, debo darte una mala noticia: soy un inmaduro y, aun así, leo tu blog (pero no soporto los ceniceros gigantes, las giliprogreces de un tonto con tiempo para escribir, las desviaciones sexuales de un blandito cineasta, las exitosas campañas de los guerrilleros de la santa gomina ni la democrática libertad que no para de echarnos cadenas encima).

Un saludo

PD: Y coincido con el Fraile: muy bueno el post

Álvaro dijo...

¡Qué buena entrada! Yo también me he reido mucho. Genial su sentido del humor, gracias.