lunes, 18 de julio de 2011

La que se avecina.

Para bien o para mal (corresponde a los lectores de la bitácora juzgar qué sería lo más adecuado en cada caso) he decidido compartir también aquí algunas reflexiones tipo "aquí-te-pillo-aquí-te-mato" que, a veces, cuelgo en facebook, cual bertsolari cibernético (por aquello de la improvisación y el recitar la historia según se te va ocurriendo en el momento, digo; que de vascuence - y de canto- ando algo flojillo últimamente...).

Por si no se habían dado cuenta, la derecha cuya propaganda consiste en decir que nunca hace propaganda ya tiene todas las vendas preparadas antes de haberse hecho ninguna herida, ante la absoluta y completa seguridad (digan lo que digan sus políticos y sus periodistas afines) de que la siguiente legislatura (gobierne quien gobierne, aunque no sé si esto ha importado realmente alguna vez) será aún peor que ésta.

Los escenarios que se plantean ante las próximas primarias que celebrará el PPSOE (primarias a que son coloquialmente conocidas por los españoles como "elecciones generales") son los siguientes:

1- Victoria del PP sin mayoría absoluta: La culpa de todo la tendrán los nacionalistas moderados (antes conocidos como separatistas) con los que el PP (aypenapenitapena) no tendrá más remedio que pactar para gobernar y que (¡oh, desgracia!) no dejarán al PP mover esa varita mágica que tiene preparada para arreglarlo todo en dos tardes.

2- Victoria del PP con mayoría absoluta: La culpa de todo la tendrá la herencia recibida del gobierno socialista (herencia que, como hemos recordado antes en este blog, siempre ha contado con el apoyo del PP en el Parlamento) que (lo descubrirán - ¡oh, casualidad!- como por arte de magia al día siguiente de las elecciones, tal y como ha pasado en el recién estrenado Reino de Cospedalia tras el 22 de Mayo pasado) resultará ser mucho peor de lo imaginado y que obligará a Mariano (aunque él no quería, por supuesto) a meter la tijera de forma bestial.

3- Derrota del PP: Estoy convencido de que éste es el escenario preferido por Rajoy (con lo bien que está uno leyendo el Marca y viendo Teledeporte, ¿verdad?), pero no sé si tendrá tiempo de llevar a Rubalcaba a la Moncloa (don Alfredo es tan malvado que seguro que es capaz de adelantar las elecciones generales para asegurarse de que don Mariano no tenga tiempo de perderlas). En tal caso, la explicación está cantada: algo rrarrorrarrorrarro habrá hecho Rubalcaba para que el PP no haya ganado las elecciones (no sabremos el qué, pero ni falta que hace).

Y es que, como me decía Orisson (también en facebook), qué fácil es apostar sobre seguro...

2 comentarios:

Sin regomello dijo...

Podria copiar tu articulo para mi blog http://sinregomello.blogspot.com/

Museros dijo...

Sí, por supuesto.

Un saludo.