miércoles, 24 de agosto de 2011

¡Sorpresa, sorpresa!

Constitución Española de 1978, artículo 167, punto 3:

"Aprobada la reforma [constitucional] por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación cuando así lo soliciten, dentro de los quince días siguientes a su aprobación, una décima parte de los miembros de cualquiera de las cámaras".

¡Anda! ¡Si resulta que el PPSOE puede cambiar, cuando y como quiera, la constitución a su antojo, sin preguntar ni consultar al pueblo soberano!.

Menos mal que vivimos en una democracia, y como somos ciudadanos libres, formados e informados, que disfrutan de las bondades y beneficios de la libertad de prensa y de expresión, sólo hemos tardado 33 años en darnos cuenta de qué iba esto, que, si no...

Pero no se preocupen, que son ustedes completa y absolutamente libres para decidir si quieren de presidente a Marifredo Rubaljoy y de vicepresidente a Alfriano Rajalcaba, o viceversa. Que si, hace cinco siglos, hubo españoles que vivieron la versión gloriosa e histórica del "tanto monta", ahora, por propia voluntad, vivimos inmersos en la versión cutre y garbancera.

Y también son libres para decidir si prefieren comerse, para desayunar, una lata de Whiskas o de Dog Chow, que por ahí van a ir también los tiros durante la próxima década...

PS: Sí. El Villarreal se ha clasificado para la Champions. Perdonen que me distraiga con menudencias y deje para el final las cosas importantes.

PPS: ¿Qué tendrán los documentos redactados por los liberales, que, para su fervorosa defensa, se hace imprescindible el más absoluto desconocimiento sobre su contenido?.

2 comentarios:

De mal en peor dijo...

¡con lo bien que estábamos con Felipe María Aznazález!

Gonzalo dijo...

Mire ustezzzzz: Plas, plas, plas.