sábado, 21 de enero de 2012

Fachastrofismo.


Y es que...¿Quién lo iba a decir?, ¿quién iba a suponer que...?, ¿cómo íbamos a saber que...?. ¡Si todo esto era imposible de prever!...

7 comentarios:

Roberto Gómez dijo...

Es tan evidente ... que es invisible para el personal.

Maite C dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maite C dijo...

Los que en aquel momento podiamos votar sí lo teníamos claro (sólo los que no querían no se enteraron). E incluso sin leer el cartel de F.N.de Castellón.

Me alegro que finalmente hayas decidido escribir en tú blog. Se te echaba de menos.

JCA dijo...

Tan imposible de prever no era, cuando hasta el propio Tarancón («al paredón») lo reconoció en sus últimos años, que era probable que ocurriera. Pero todo por la «concordia nacional», hasta ir contra los principios irrenunciables.

Joaco dijo...

No hay peor sordo que el que no quiere oír. También podríamos decir que no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Si uno ve un nublado muy negro con viento frío... dice "va a llover". Pero un ciego o un sordo dirá ¡qué vá, de eso nada! son imaginacines tontas tuyas. Cuando empieza a caer el chaparrón, le dices: lo que te dije, mira la que está cayendo. Y el otro te dirá: ya, pero esto no tiene nada que ver con el nublado. El nublado aquel nada tenía que ver.

Son así. Sobre todo los del servicio meteorológico. O sea, los espcialistas. No sé si me explico. Si no lo pillan, les puedo indicar un blog católico y su jefe.

Joaco dijo...

También les podría indicar una Conferencia Episcopal y sus Presidentes e integrantes. De tal palo, tal astilla.

Gonzalo dijo...

Yo tenía sólo 9 años. Pero me acuerdo de llevar ese paskín al colegio, y también me acuerdo de que el único que me lo discutía (éramos muy pequeños para que los demás me prestaran atención) se convirtió con los años en un ultra pepero que me decía que éramos unos catastrofistas.