lunes, 31 de octubre de 2011

Peones azul celeste.

Dice Luis del Pino (al igual que otros muchos), que al PP hay que votarlo para que pueda sacar mayoría absoluta y que así no "tenga que" depender de pactos con partidos nacionalistas para poder gobernar.

Pues sí, Don Luis...Sería una pena que el PP no sacase mayoría absoluta y que, debido a ello, se viese forzado a comportarse tal y como hace en Galicia, Valencia o Baleares, comunidades en las que...oh, wait...

Pero, vamos, que como tampoco es cuestión de ponerle las cosas demasiado difíciles al autor del blog más visitado de España (creo), voy a explicarlo de nuevo, y de forma muy sencilla:

1- Si el PP saca mayoría absoluta, como ya hemos comentado, la culpa de todo la tendrá Zapatero, pero hay un problemilla: Si la gente (decenas de millones de españoles) que cree a pie juntillas que sólo un gobierno del PP con mayoría absoluta puede arreglar esto, comprueba que esto sigue cuesta abajo y sin frenos, el número de personas que podría llegar a convencerse de que el problema no es el collar del perro, sino el mismo chucho, podría aumentar peligrosamente (no digo que tengan que ser muchos; bastaría con que superasen los 100.000).

2- En cambio, si el PP no saca mayoría absoluta, todo lo que ocurra se achacará a que el PP tendría que gobernar pactando con otros partidos. Y eso ayudaría a mantener, a todas esas personas que creen que esto se arregla con una mayoría absoluta del PP, convencidas de las presuntas bondades de un perro cuyo único problema sería que no se le ha podido comprar el collar antipulgas adecuado (y, encima, nos echarán la culpa a los fachas y a los carcas que no hemos votado al PP).

Así que, don Luis...¿Usted qué alternativa, de las dos planteadas, cree que prefiere don Mariano? ¿Y los jefes de don Mariano?.

PS: Y, por supuesto, si el entusiasmo de los fans desborda los deseos de los ídolos, y el PP saca 200 diputados, también está todo pensado y previsto: anuncio de desastre inminente al canto para asustar al populacho, y gobierno de concentración nacional como única fórmula para salvar la marca España.

3 comentarios:

Orisson dijo...

Plas, plas, plas.

Antonius dijo...

Lamentable del Pino; una vez mas. Estos judeófilos, "anti-fascistas" de pacotilla, protestantes anti-católicos y liberales de todo pelaje que son la "salvación de España". Pobre España ignorante, y tantos buenos españoles nobles de corazón tan engañados porque no tienen quien les cuente la verdad (bendita democracia...)...

Ven pronto, Señor Jesús.

azahar dijo...

Que el PP es anti-español, es ya sabido. Sólo los que no viven en regiones con problemas de independentismo, permanecen en la ignorancia. Lo que no saben es que su PP del alma, ha condenado al separatismo a regiones que forman parte de España y, luego, tras tirar la piedra, esconden la mano como cobardes.

Pero ¿quién es más culpable? ¿Quién pide o quién concede? Evidentemente, quién tiene el poder de dar.

Ni la mayoría absoluta impedirá cualquier pacto ¿cómo pueden ser tan ingenuos? El independentismo siempre tiene anillos de compromiso para la novia que se le presente, del color que sea, no tiene prejuicios ni escrúpulos. Y el PP tiene una habilidad especial en dar el sí, quiero. Caiga quién caiga.