jueves, 26 de abril de 2012

¡Que te presiono, leche!.


La gran influencia del entramado autodenominado "sociedad civil" y su "presión" al gobierno del PP, después de votarles religiosamente (en el sentido más estrictamente aconfesional del término, claro está) ha quedado demostrada una vez más.

Después del "éxito cívico" de la alertita de turno, ha llegado el duro, inapelable y siempre desagradable (para un liberal) contacto con la realidad.

Porque el "éxito cívico" de las iniciativas de la "sociedad civil" (plagiadas por doquier, todo hay que decirlo) no consiste en su capacidad para cambiar las cosas, sino en ayudar a aliviar las conciencias de los votantes. Que una conciencia tranquila es la mejor almohada y, en los tiempos que vivimos, el insomnio del personal podría ser nefasto para la sacrosanta "productividad".

Pero, mucho ojito con nosotros, que lo tenemos clarísimo: Nuestro justo y necesario enfado con los que nos llevan engañando treinta años (el PSOE nunca nos engaña, ¿por qué será...?) tendrá consecuencias muy serias: volveremos a votarles sin dudarlo ni un momento, y todas las veces que haga falta, pero poniendo un severísimo mohín de disgusto que hará temblar - de risa- los cimientos (y las cifuentes) del partido...

3 comentarios:

Que reine Cristo dijo...

Uno de los proyectos que tengo en mente es precisamente crear una plataforma alternativa a HO que se base en la acción real en la que quienes participen se expongan a todo lo que haya que exponerse.

Hacen falta mártires, y los del PP van a ser los primeros en meter en la cárcel a todo aquel que se atreva a ir en contra de su dictadura silenciosa. Caballeros, ha llegado el momento de pasar a la acción REAL.

Precisamente uno de los objetivos o campañas sería la de desenmascarar a HO.

NO MAS FIRMITAS.

Un saludo.
Antonius.

Maite C dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gonzalo dijo...

Incluso sé de buena tinta que hay exaltados radicales que, además del mohín, están dispuestos a decirles al apoderado del pepé de su colegio electoral que "osea, mira, te lo juro, que tenéis que hacer algo, ¿eh?"