sábado, 5 de junio de 2010

Premios "Joya".

Andegüíneris...¡Jaimeeee!.

- Maestro, acuérdate de mí cuando estés en tu reino...
- En verdad, en verdad te digo que mañana estarás conmigo en el paraíso [de las subvenciones].

Exacto. Mañana. Siempre será "mermelada mañana". Nunca será "mermelada hoy" (quizás ya lo sea, pero supongamos que no lo es). Como en el cuento de "Alicia en el País de las Maravillas". Pero, por intentarlo, que no quede.

Si el burro corre a toda velocidad tras la zanahoria atada al palo, ¿para qué darle la zanahoria? ¿Para que se la coma y deje de correr?. Quita, quita...

Además, si no va a haber ni para pipas...(despídase del ministerio de la famiglia, don Benigno).

PS: Esto tampoco es nuevo. Los sindicatos de clase 1.0 también reparten premios siguiendo criterios parecidos. ¿Qué diferencia hay entre los supuestos defensores de los trabajadores que premian a miembros de un partido que los manda al paro por millones (a los trabajadores, no a los sindicalistas, claro) y supuestos "defensores de la vida y la familia" que premian a los que nos recuerdan que "la postura del PP es la que es, y yo soy del PP"?. Que los primeros tienen una tarifa mucho más elevada que los segundos.

2 comentarios:

DasGretchen dijo...

Cuánta razón llevas... Museros: ¿tienes la impresión de que la gente se está dando cuenta de que son una estafa?

Museros dijo...

Pues, aunque suene muy fácil y tópico decirlo, intuyo que habrá de todo, tanto en las altas esferas como entre la tropa.

Y tanto en las altas esferas como entre la tropa, habrá, entre los que se dan cuenta de la estafa, bienpensantes que siguen adelante con el invento porque creen que "influirá para bien en la sociedad".

Como en todo lo demás, nada diferente a lo que probablemente ocurre en la UGT, por ejemplo.