jueves, 11 de noviembre de 2010

¿Te has dao cuen...? (VIII)

¿...de que los que sostienen que "la verdad (o el bien) se propone, no se impone" suelen estar convencidísimos de que la democracia sí debe imponerse (y a sangre y fuego, si fuere menester), y no sólo proponerse?.

¿Será su forma inconsciente e involuntaria de reconocer que la verdad (y, por ende, la Verdad) y su idolatrada democracia son conceptos, no ya distintos, sino completamente opuestos entre sí?.

15 comentarios:

unavozcontraelviento dijo...

¡¡¡Qué entrada más buena!!! No hay más que ver cómo proponen la democracia en Afganistán, Iraq, etc, o cómo la propusieron en Hiroshima, Nagasaki, Roma, Hamburgo, Dresde, etc. Si como dice el refrán, "la democracia, con sangre, se propone".

Gonzalo dijo...

If you don't come to democracy...

Kalb-Al-Akrab dijo...

...Y por ende de todo lo expuesto en la entrada, la verdadera DEMOCRACIA no tiene nada que ver con "su idolatrada democracia".
¿Cuándo dejerán esos "demócratas" de medio pelo y "sálvame-de-luxe" de prostituir el sagrado nombre de la DEMOCRACIA?.
"Unavoz...": En Afganistán, o Iraq, o en tantos otros sitios, y especialmente en aquellos donde nuestros soldados van y hasta mueren, lo de implantar la democracia es camelo para camelar a bobos (más bien malintencionados que bobos) que, además, se quieren dejar camelar.
En esos lejanos lugares, lo que se defiende, (eso sí, con dinero de todos), son los intereses oscuros de las multinacionales (que sólo son de algunos).

Orisson dijo...

¿"Sagrado nombre de la democracia"? ¿No es exagerar un pelín? A ver, la democracia es un sistema político y, por lo tanto, no puede ser sagrado. Además de la infinidad de carencias e iniquidades que conlleva, pero ése es otro tema.

Un saludo

Kalb-Al-Akrab dijo...

Orisson: el adjetivo "sagrado" no lo utilizo con ningún sentido religioso. Supongo que no hará falta hacer más aclaraciones al respecto.
Sobre si soy demócrata o no, pues sí, lo soy. Yo entiendo la Democracia (con mayúsculas) como la consecuenca lógica de la Libertad (también con mayúsculas)del hombre.
Otra cosa es que apruebe y comparta "esto", que para nada.
Hay muchas formas de materializar la democracia, y precisamente el engañabobos de echar el papelico cada cuatro años posiblemante sea lo menos democrático que haya.
Hay más maneras.
¿Se creen demócratas los "demócratas" del papelico cada cuatro años?.
Les propongo la prueba del nueve (versión un tanto "fe del carbonero"): ¿cuántos de ellos asisten a eso tan cercano y tan inmediato como es la reunión de su comunidad de vecinos?. ¿O cuántos lo hacen a las reuniones del APA del colegio de sus hijos...?.
Me entiendes ¿verdad?.
Saludos.

Joaco dijo...

Consultando el DRAE:

"SAGRADO"

1. adj. Digno de veneración por su carácter divino o por estar relacionado con la divinidad.

2. adj. Que es objeto de culto por su relación con fuerzas sobrenaturales de carácter apartado o desconocido.

3. adj. Perteneciente o relativo al culto divino.

4. adj. Digno de veneración y respeto.

Nada de esto es la democracia, en cualquiera de sus acepciones.

Yo, parafraseando a Ángel Ganivet, diré que soy demócrata con la condición de que no vote nadie (bueno, creo que él lo decía sobre el referéndum, pero para el caso es lo mismo).

Orisson dijo...

Kalb, qué sorpresa esto que me cuentas. Fíjate que han estado bombardeando durante décadas con el eslógan de que la democracia (lo siento, mayúsculas para los nombres propios y sapiencias, y esto no es ni una cosa ni otra) traía necesariamente la libertad (idem de idem con la minúscula). Es decir, que era la democracia la que daba libertad, y no viceversa. Pero según tú dices la democracia es producto de la libertad, luego es absurdo, supongo, proponer democracia en un pueblo tiranizado, ya que no es libre.

Vamos, que estoy hecho un lío. Quizás esa es una de las razones por las que no sólo no soy demócrata sino que además soy antidemócrata.

Y sí, amiguete, lo que actualmente hay en España es democracia, te guste mucho o poco o nada. Las cosas como son.

Un saludo

Joaco dijo...

quiero aclarar que un tal Francisco Franco se declaraba demócrata, y decía que implantó una cosa que se llamaba "democracia orgánica" (la gente votaba, en la oprobiosa: yo recuerdo, de niño, carteles en las paredes pidiendo el voto, antes de 1.975. Dejo para otro día la cuestión de cuándo se mentía o se engañaba más y había más corrupción a todos los niveles, aunque la respuesta es bastante fácil).

Da mucho de sí, esto de la democracia. Yo por si acaso, diré que la Partitocracia (eso sí que es precisar el sistema político de hoy) es por naturaleza corrupta, injusta, inconveniente y falsa.

Orisson dijo...

Bueno, Joaco, lo de democracia orgánica (expresión que inventó Madariaga) está muy bien y eso, pero son ganas de llamar a todo democracia. En mi humilde opinión, democracia así sin apellidos es la liberal, el sistema político que parió el liberalismo para facer y desfacer a sus anhcas, y además darse una pátina de sgrado que tira para atrás.

Pero vale, aceptamos pulpo como animal de compañía.

Un saludo

Joaco dijo...

Vale Orisson. Que conste que hace poco empecé a hablar de política con un familiar mío, y cuando me preguntó que si yo soy demócrata, le respondí que no me insultara, que yo soy de los que respeta al prójimo. Dejamos de discutir sobre política muy pronto: no sé por qué, este tipo de discusiones no me suelen durar más de dos minutos. Un saludo.

Kalb-Al-Akrab dijo...

En fin, parece que he debido poco menos que blasfemar…
Creo que he dejado bastante claro que el término “sagrado” no lo he utilizado con ningún sentido religioso. Y por tanto no entiendo bien la necesidad de recurrir al DRAE.
No obstante, y si bien de las tres primeras acepciones del término quizás pudiera deducirse tal sentido, la cuarta de las acepciones dice que es aquello “digno de veneración y respeto”. Y la veneración y el respeto no son cuestiones exclusivas de los asuntos de la religión.
Por otra parte, yo puedo entender perfectamente que haya quienes abominen del sistema político que padecemos, y que se autoproclama como democrático. De hecho yo me alineo con ellos.
Pero la democracia no es, necesariamente, el sistema que nos ha caído en desgracia. Vamos, no lo es ni de lejos.
Y eso creo que también lo he dejado bastante claro. Aunque a estas alturas mucho me temo que no se me quiera entender.
Pero ya que se ha blandido el DRAE respecto al término “sagrado”, permítaseme utilizar también tal diccionario en relación al término “democracia”:
1. Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.
2. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.
Evidentemente, cualquier parecido entre eso y el sistema que sufrimos, es pura coincidencia.
Por tanto, entre abominar del actual sistema y, por ello, hacerlo, globalmente, de la democracia, como concepto, creo que hay un salto cualitativo muy importante.
Pero bueno, allá cada cual.

Orisson dijo...

Kalb, vamos a dejarnos de monsergas y de autocompasiones, ¿vale? Y vamos al grano: ¿por qué crees que la democracia es un sistema político digno de veneración y respeto (o sea, como la Virgen, para que nos entendamos)?

Un saludo

Kalb-Al.Akrab dijo...

Orisson:
Muchas gracias por sus interpelaciones, pero en ese tono, no sigo.
Otro saludo, y quede con Dios.

eligelavida dijo...

¿¿Democracia?? ¿Alguien ha dicho democracia? ¿¿Donde??

Fray_Fanatic dijo...

"Las ideas no se imponen; se proponen". Je, je, je...

¿Os acordáis de quien fue el autor de esta presunta genialidad que dio para tantos titulares hace ya unos añitos?

Yo sí. Museros obviamente también. Y por eso este post me parece doblemente genial.