martes, 20 de julio de 2010

Cadena de favores

Hace unos meses escribió Embajador en el Infierno un muy interesante análisis sobre la publicación, en los medios del grupo Intereconomía, de una serie de noticias relacionadas con el patrimonio del presidente del Congreso de los Diputados, don José Bono Martínez (y de las JONS, como casi todos los capitostes socialistas). Coincidía cronológicamente la publicación de tales noticias en los medios de este grupo con la publicación, en los medios favoritos de la acera izquierda de Revolution Street, de una serie de noticias relacionadas con el caso Gürtel.

Podían así, los vecinos de ambas aceras de Revolution Street, echar el rato jugando a su pasatiempo favorito: el conocido juego del "Ytumás", ideal para alejar de uno la funesta manía de pensar, dado que, para todo buen revolucionario (independientemente de la acera en la que haya decidido, por razones familiares, económicas o simplemente estéticas, residir), cualquier cosa, por muy aberrante que sea, es justificable siempre y cuando consiga uno demostrar que los vecinos de la acera contraria lo son o lo practican en mayor medida; y la corrupción, lógicamente, no es una excepción.

Hacía también el Embajador una observación que me pareció especialmente aguda: ¿Estaba Zapatero utilizando Intereconomía -o este grupo dejándose usar- para quitarse de enmedio a Bono, mientras los medios de la izquierda intentaban ayudar a Rajoy a quitarse de encima a Esperanza Aguirre (que, al fin y al cabo, es el PP de Madrid el más salpicado por el caso Gürtel)?.

El caso es que el tiempo dio la razón al Embajador, que aventuraba la suposición de que los dossieres que Intereconomía publicaba sobre don José podían tener su origne, no en las cercanías de la calle Génova, sino de Ferraz. El propio grupo Intereconomía se hizo eco de esta noticia, como si la cosa no fuese con ellos.

Poco tiempo después, durante el mes de Junio, y tras la decisión del gobierno de congelar las pensiones y reducir los salarios de los empleados públicos un 5% de media, los sindicatos de clase, por iniciativa sobre todo de CCOO, acabaron convocando una huelga general para el 29 de Septiembre.

Dicho y hecho: al día siguiente de ser anunciada la convocatoria de huelga general, comenzó el grupo Intereconomía a publicar noticias relacionadas con el patrimonio personal, las declaraciones a Hacienda y el sueldo de Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO.

Los casos de Bono y Fernández Toxo guardaban un paralelismo fácilmente reconocible:

1- Alguien le pisaba un callo a Zapatero.

2- Intereconomía se lanzaba a la yugular del pisacallos.

Desde hace tiempo, se viene discutiendo (también en este blog) sobre si Zapatero aguantaría o no hasta el 2012, y sobre si sería él o no el candidato del PSOE en las siguientes elecciones generales. El agravamiento (no por esperado, menos doloroso) de la crisis económica de origen inmobiliario que padece España (es decir, los españoles) y las crecientes dificultades del gobierno para vender la cada vez mayor deuda pública con la que cubrir los pagos a los que el estado debe hacer frente dispararon los rumores sobre la marcha de Zapatero, al tiempo que parecía levantarse la veda (especialmente dentro del PSOE) para disparar contra la figura del presidente.

Sin embargo, Zapatero no parecía resignarse a ser el chivo expiatorio sobre el que recayese toda la culpa de la situación actual. Lo dejaba claro en el llamado "debate del estado de la nación" (tres mentiras en seis palabras: no es un debate, no todos tienen claro de qué nación se está hablando y, por ello, difícilmente pueden saber el estado de la misma): seguiría en el cargo, costase lo que costase, y le costase lo que le costase. Vamos, que de ahí no le echaban ni con agua caliente, y que a ver si se pensaban que iba él a cargar con las culpas de las consecuencias de un latrocinio y un expolio que ya dura décadas y que se agudiza ahora porque cada vez queda menos dinero que repartirse y hay que darse toda la prisa que se pueda.

Y hete aquí, que pocos días después de soltar Zapatero el órdago (sólo le faltó decir: "A mí me sacáis de la Moncloa con los pies por delante"), salta el nuevo rumor y la nueva cortina de humo: el presidente se quiere ir, sí, pero no porque le obliguen, sino "por su familia" (¿no es lo que dicen todos cuando los dimiten?). Y el rumor, muy certeramente diagnosticado por Ignacio como ofrecimiento de salida honrosa y honorable, lo publica...el periódico del grupo Intereconomía.

Claro que, el decir que te vas "por tu familia" puede no sólo interpretarse como una forma de ofrecerte una salida honrosa, sino también como una forma velada y corleónica de lanzarte una advertencia por parte de los que te renuncian a la reelección (por cierto, fue también Ignacio, hace ya tiempo, el que avisó el flanco por el que le caerían los golpes a Zapatero, ¿recuerdan?).

El caso es que, con ésta, es la tercera vez en poco tiempo que el grupo Intereconomía le hace un favor a Zapatero.

¿Y cómo ha recompensado Zapatero al grupo Intereconomía por hacer, primero, de mensajero, y luego de mayordomo preparador de la alfombra -roja, claro- de salida?

¡Ah, ingrato! ¡Ah, cínico y pérfido patán!.

Hablaremos otro día de eso.

- Oye, Museros.

- Dígame.

- Además de tener el blog bastante abandonado, ¿tan desesperado estás que ahora recurres al aburrido tópico de que la política hace extraños compañeros de cama?.

- En absoluto. Me guío por el contrastado axioma de que son extraños compañeros de cama los que hacen la política.

PS: Espejito, espejito, ¿quién le hace el juego a Zapatero?.

6 comentarios:

Juanito Banana dijo...

Pues si Intereconomía estuviera dando oxígeno a ZP, me parecería muy bien, porque si se va y ponen a otro la PSOE volvería a ganar y no salimos de esta ruina en otros cuatro años. ZP es la única posibiliad que hay de que la PSOE pierda las próximas elecciones.

Seneka dijo...

Todo esto ¿no recuerda mucho el ambiente mediático del final del felipismo? En ese momento El Mundo fue el medio clave en la batalla de "contención y re-encauzamiento".

Ignacio dijo...

Gracias por la referencia

brigante dijo...

¿La recompensa a Intereconomía tendría algo que ver con la supuesta multa por el spot contra los gays?

Embajador en el Infierno dijo...

Muchas gracias por las referencias, ni mi abuela lo habría hecho mejor. Voy a añadir un enfoque adicional. Esta faceta de Intereconomía como mamporreros del ZP tiene mucho jugo. Bien visto.

Museros dijo...

Juanito Banana:

De tu comentario se desprende que desconoces por completo la causa de la ruina en la que estamos. Ruina agravada por unas medidas que el actual gobierno ha tomado con el voto favorable o la abstención del PP.

Seneka:

Buena observación. Ahora El Mundo se dedica al pelotilleo abierto del presidente, por cierto.

Ignacio: de nada.

Brigante:

Me has pillado. Es lo que pensaba elaborar en otro artículo.

Embajador: Gracias.