martes, 6 de julio de 2010

¿Te has dao cuen...? (VI)

¿...de cómo, precisamente ahora que entra en vigor la "ley Aído" (ley que se viene aplicando, por cierto, en forma de coladero de otra ley, desde hace 25 años), empiezan a multiplicarse los artículos escritos por sacerdotes -católicos- llamando a la prioritaria e imperiosa necesidad (y obligación para los católicos, según ellos), de defender la democracia liberal en España? (la misma democracia liberal que nos ha traído el aborto, por cierto).

Ejemplos aquí y aquí.

Creo que la razón la explica muy bien Manuel Morillo en su artículo sobre la constitucionalidad del aborto:

"...Estos obispos se quejan, con razón, de la intromisión de ciertos políticos que quieren marcar lo que es ortodoxo o no en el catolicismo. Pero, tras rechazar de manera discutible el Estado Confesional (donde la moral objetiva influye en la Administración y en la legislación, limitando los excesos tiránicos y evitando el relativismo)...no pierden su tentación de caer en el clericalismo político, y, sin autoridad moral, a la que han renunciado, y, por supuesto, sin potestad, se dedican a predicar lo que es legal o no.

Y se empeñan, pese a las evidencias, en querer salvar la constitución de 1978 de su carácter abortista.

Da la impresión de que lo que se pretende es salvar el Sistema del que la Constitución es símbolo".

3 comentarios:

Joaco dijo...

Bajo la Constitución de 1.978 el aborto puede ser legalizado. Lo ha dicho el Tribunal Constitucional, que es el competente para ello. Antes de 1.978 había en España otra Constitución, integrada por las denominadas Leyes Fundamentales. Cualquiera que conozca un poco el contenido de las Leyes Fundamentales, sabe que bajo las mismas habría sido completamente imposible legalizar el genocidio abortista. Es un dato importante, que podría llegar a plantearnos si desde un punto de vista Moral es más avanzada la Constitución de 1.978 o las Leyes Fundamentales. Y quien se atreva, puede estudiar cual de las dos Constituciones es más avanzada también desde un punto de vista social: el resultado en ambos casos es de diferencia por goleada (otra cosa es el cumplimiento (o el incumplimiento) que se le diera a las Leyes Fundamentales durante casi 40 años). Y para cuestiones de Moral (Católica, por supuesto, valga la redundancia) hay unos máximos responsables para emitir juicios..... ¿se imaginan Vdes. a los obispos haciendo este tipo de valoraciones? menudo canguelo les entraría, solo pensarlo.

Fray_Fanatic dijo...

La Iglesia tiene un problema: Su apoyo fue fundamental para la constitución del actual régimen político. Se diga o no, la Iglesia fue parte de los pactos de la Transición, como de hecho fue parte básica de la configuración de las "democracias cristianas" en toda Europa Occidental.

Y eso nos da la explicación que nos falta para muchas cosas, entre ellas el porqué todos los intentos de crear "partidos católicos" están condenados al fracaso.

azahar dijo...

Lo que parece es que la constitucion sea el catecismo para algunos.

Y pretender compatibilizar ese maquiavelico texto con la fe católica, ya cae en el mayor de los absurdos.

No hay nada más que ver quiénes fueron sus redactores, sus creadores. ¿Estar de acuerdo con ese batiburrillo de principios? Vamos, por favor.

A la vista está el resultado de ese escandaloso texto que no ha procurado más que el mal, apoyando un sistema democrático en el que los resultados -por más espeluznantes que sean- hay que acatarlos, según parece.

Es decir, que todos estos liberales convencidos acatan estrictamente que el PSOE gobierne
por haber sido elegido en las urnas dentro del sistema democrático.

Como también acatan las resoluciones emitidas por el Tribunal Constitucional, pues su labor y existencia emana directamente de la Constitución que tanto alaban.

Yo no sé si en el momento del voto de esta sagrada constitución, la mitad de los votantes sabían con certeza qué estaban votando. No lo sé, pero me da la impresión que fue más un camelo que un conocimiento del texto.

Por el momento, el texto constitucional, al que tantos nos animan a adorar, está provocando más asesinatos que en toda la historia de España y el desmembramiento de la Patria.

Que se lo hagan mirar quiénes siguen convencidos.

Un saludo.