viernes, 16 de octubre de 2009

Derecho a Mentir

¡SÁBADO, 17-O! ¡MANIFESTACIÓN POR LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO! ¡ACUDE! (a pedir lo mismo que pedían los abortistas hace 25 años, más o menos).

Es de agradecer tal sinceridad en quienes organizan el 17-O (nos llevan poniendo a parir a algunos varias semanas por haberlo adivinado desde el principio). Lo curioso es que tal alarde de sinceridad se produzca la víspera de la manifestación, cuando los billetes de autobús están comprados y las reservas de hotel hechas (entre otras cosas) y muchos no tendrán tiempo de leer artículos como el del enlace para oír la verdad.

¿Cuántos hubiesen ido a Madrid si los organizadores hubiesen reconocido lo evidente hace un mes, en lugar de negarlo?. Eso sí, los que manipulan a la gente son los que encierran abortistas en la cárcel y los que piden la prohibición del aborto.

PS: Benigno Blanco tuvo una quitada de careta parecida hace un par de días. Echaría la culpa a los que engañan a la gente, pero mucho me temo que gran parte de los "engañados" no lo están; y a muchos de los que sí lo están, no les importa que "los suyos" los engañen.

2 comentarios:

AnaG dijo...

Hola!
Sigo tu blog desde que empezó (llegué a través del Embajador)arocyc, y quería simplemente decirte que estuve en la manifestación, fui desde Galicia, y toda la gente que acudió iba a defender la VIDA y a manifestarse no solo contra esta nueva ley, sino también contra la actual.
Había familias enteras, padres con niños, ancianos con bastón que decían que aunque no aguantasen de pie no podían faltar... había sacerdotes, religiosas, de todo! También gente no creyente... Éramos de todos los colores y para todos los gustos, pero todos conscientes de que el aborto es un asesinato y que debería estar completamente prohibido.
Es cierto que se coló algún político de por medio (alguno del PP incluso diciendo a los periodistas que la ley actual está muy muy bien), pero lo que la gente fue a pedir a Madrid no fue que se mantenga esta ley, te lo puedo asegurar.
Y éramos muchos, muchos.
Un millón y medio por lo menos.

Un abrazo y que Dios te bendiga!

Museros dijo...

Hola, Ana.

Gracias, una vez más, por tu amable comentario.

Estoy seguro que la inmensa mayoría de los que acudieron a la manifestación del sábado lo hicieron con la intención que mencionas.

Lo que ocurre es que la manifestación no era (no ha sido) contra las leyes actuales, sino sólo contra la "ley Aído".

De alguna forma, lo que se ha conseguido es llevar muchísimas personas a Madrid a una manifestación cuyas reivindicaciones no comparten. Por eso me pregunto si hubiese ido tanta gente de haber leído a Benigno Blanco hace tres días o a Alejandro Campoy la víspera de la manifestación reconocer que no se iba a pedir modificación alguna de la legislación actual.

Y de ahí la crítica. Porque creo que es razonable sospechar que esto se ha ocultado o disfrazado intencionadamente (incluso se les dijo de todo a los que lo adivinaron desde el principio).

De todas maneras, cuando uno asiste (engañado o no) a una manifestación cuyas reivindicaciones no comparte, presta (le guste o no), de cara a los demás, su apoyo a dichas reivindicaciones (por desgracia, en este caso).

Y así lo han resaltado todos los medios de comunicación afines al PP, que hablan (unánimemente, además) de "Marcha contra la reforma de la ley del aborto". Ni uno solo dice "contra el aborto".

Que Dios te bendiga a tí también.