miércoles, 21 de octubre de 2009

Eppur si muove...

La manifestación del 17-O ha dejado una cierta resaca de pequeñassorpresas, y no sólo el enésimo y penúltimo cambio de discurso de Benigno Blanco, sino también el anuncio, tras el congreso "Católicos y Vida Pública", por parte de Alfredo Dagnino (presidente de la Asociación Católica de Propagandistas, la Fundación San Pablo-CEU y, desde hace poco, director de Radio María) de la posibilidad de articular el catolicismo social en torno a un partido político católico.

En primer lugar, habría que preguntarse por qué el titular de la noticia ( que alude a la "necesidad de crear un partido católico") nada tiene que ver con el contenido (¿despiste, mala intención, citas no literales e inexactas?) puesto que lo que Alfredo Dagnino después de todo, afirma es (supongamos que se le ha citado fielmente) que "nos toca actuar", pero que "se puede canalizar todo esto sin necesidad de crear uno nuevo".

Así que voy a tener que empezar este artículo (de nuevo) negando la mayor (a no ser que Alfredo Dagnino hiciese algún comentario a la persona que redactó esta noticia que explicase el titular y que luego no ha sido incluido en el texto).

Lo que no sabemos es (demos por sentado que a Alfredo Dagnino se le ha citado fielmente y olvidemos el -voluntario o involuntario- "titular-trampa") si el nuevo director de Radio María cree que el catolicismo social puede ser canalizado sin necesidad de crear un partido nuevo porque ve con simpatía los que ya hay o porque es un firme defensor de la doctrina taranconiana de "infiltrar todos los partidos de católicos" (una doctrina que las plataformas y foros afines al PP difunden por doquier y cuyos resultados, haciendo balance de los últimos 30 años, se comentan por sí solos).

En cualquier caso, esta noticia me merece las siguientes reflexiones:

1- Alfredo Dagnino ha sido nombrado, como ya hemos dicho, con el respaldo de Monseñor Rouco director de Radio María, luego es razonable pensar que sus ideas coinciden en gran medida con las del presidente de la CEE (y que, en este caso, puede ser así). De hecho, se podría afirmar que Dagnino es "un hombre de Rouco".

2- Eulogio López aseguró estar muy bien informado cuando publicó las razones del escaso entusiasmo mostrado por Monseñor Rouco ante la manifestación del pasado sábado. De hecho, la afirmación literal de Monseñor Rouco sobre la manifestación ("Parece que la intención es buena") puede ser interpretada perfectamente como una andanada contra la misma (hecha con mucha romanitá, eso sí), ya que, al fin al cabo, es lo que se ha denunciado sobre esta manifestación: que la intención (y nada más que la intención) parece (y sólo parece) buena. Según Eulogio López, la razón de la frialdad de Rouco no sería otra que empieza a estar harto del PP y de que éste se presente como defensor de los valores cristianos (una engañifa a la que la manifestación serviría como un instrumento más).

3- De todas formas, es más que razonable suponer que Alfredo Dagnino conoce perfectamente (y de sobra) la existencia de partidos católicos. De hecho, en la Universidad CEU-San Pablo, dependiente de la Fundación del mismo nombre, que él preside, trabajan o han trabajado, varios profesores que son conocidos simpatizantes de varios de estos partidos. Por tanto, de ser cierto el titular de la noticia ("necesidad de creación de un partido católico"), es evidente que los existentes no le servirían a Dagnino (y, se podría decir, a Rouco).

4- En el hipotético caso de que (a pesar de las declaraciones de Dagnino en sentido contrario) se crease tal partido, surgiría el interrogante de cuál sería su propósito: ¿recoger votos de descontentos con el PP para crear una nueva AP? (algo así como "el nuevo mal menor" -tengamos en cuenta que el hasta ahora llamado "mal menor" ha crecido tanto que es aún mayor que el "mal mayor" de hace 20 años, por ejemplo). ¿O bien, como señala Embajador en el Infierno, servir de nexo de unión para juntar en una sola candidatura a todos los partidos defensores de los Principios No Negociables?.

5- Y, si no surge, ¿estamos ante un simple globo-sonda destinado a servir de enésimo aviso para el PP? (imagino, de ser el caso, por dónde se pasarían los capitostes de Génova, 13 este aviso; es lo que ocurre cuando uno amaga y no da una y otra vez).

El caso es que, sea cierto el titular o el contenido de la noticia, tampoco puede dejarse de ver como otra señal de que algo está pasando.

PS: La noticia de la posible (o no) creación de un nuevo partido católico ante el cual mucha gente (seamos sinceros) no tendría los prejuicios -que tan difíciles parecen de desincrustar- que tiene hacia AES o la CTC (y no digamos hacia los partidos falangistas) y que, por tanto, tendría posibilidades inmediatas de hacer "pupa" al PP, no ha merecido una mínima mención en la autodenominada "web del ciudadano activo". ¿Por qué será? (pregunta retórica, lógicamente).

PS2: En esa "web del ciudadano activo", en la que tanto insisten, cuando conviene (para justificar el voto al PP, normalmente) de la irrelevancia del partido al que se vota, siempre y cuando uno sea "buen cristiano" (sea lo que sea eso), subrayan hoy el castigo electoral que se merecen el partido socialista por la "ley Aído" y a los partidos nacionalistas si no apoyan la moción presentada por el PP para devolverla al gobierno. Por si no había quedado claro el mensaje: que todos los partidos merecen ser castigados retirándoles el voto...salvo el PP (en cuyo caso se suelta el rollo ya conocido de que "la solución está en la sociedad civil" y "un cambio político no va a solucionar nada", "lo que hay que hacer es cambiarlo por dentro" y se le puede seguir votando tan tranquilamente).

7 comentarios:

Orisson dijo...

Pues, macho, si es para aglutinar a los católicos en torno a los principios no-negociables, nuestros ruegos han sido escuchados por el Señor. Esperemos que, de ser ese el caso, no salga por ahí el típico gilipollas diciendo que él estaba antes y patatín y patatán.

Un saludo

Museros dijo...

Yo también desearía que así fuese, Orisson, pero, si tuviera que apostar mucho dinero a alguna de las hipótesis, me parece más bien un globo-sonda destinado a intentar "asustar" (ja,ja,ja) al PP.

En fin, ya se verá.

Fray_Fanatic dijo...

Es un globo-sonda. No me imagino que desde la mismísima ACdP donde se cocinó la democracia-cristiana integrada en el PP que padecemos hoy se vaya a romper la baraja.

Orisson dijo...

Sí, sí, pero mi comentario iba , y siento tener que explicarlo, como tirón de orejas para algunos con inflamación aguda de ombligo.

Un saludo

PD: Y no sois ni tú, Museros, ni tú, Fraile. Al menos no hoy... (qué majo soy, ¿eh?)

Pilar dijo...

Hola, Museros.

Aún no acabo de comprender muy bien qué quieren decir los que opinan que intervenir en la política no es la forma de arreglar las cosas. Pues bien, ¿dónde se han desarreglado si no?

¿Cómo pueden exponer que el voto a un partido no es la solución? La verdad, no les entiendo. En lo referido al aborto, al gaymonio, a la EpC y a tantos otros atropellos a la moral y dignidad humana y ya no hablemos de los nacionalismos, de la inmigración, del terrorismo... la clave se encuentra en las leyes que han permitido su entrada en la sociedad. Entonces ¿cómo combatirlo si no es con las mismas armas?

Por cierto, no entiendo las palabras del Sr. Dagnino y no me da confianza en este señor.

Saludos.

Museros dijo...

Hola, Pilar.

Comparto tu apreciación sobre Dagnino; me da la misma impresión que a tí (creo).

Sobre lo que dices de "no meterse en política", parece (y, a mi juicio, lo es) una táctica diseñada por el enemigo, como digo siempre, para que la gente se pase la vida haciendo cosas que no sirven para nada (mientras se creen poco menos que superhéroes).

De hecho, con esa táctica, han logrado convertir al "movimiento provida" en una pieza más del engranaje abortista (ya que, no nos engañemos, los "provida" son el principal apoyo electoral de un partido abortista muy concreto).

En este sentido, me parece muy interesante y muy ilustrativo el artículo de Francisco Torres sobre "Abolicionistas y Providas-de-toda-la-vida"; hace una distinción muy oportuna entre los que quieren, de verdad, erradicar el aborto y los que parecen conformarse con su existencia y lavan su conciencia ayudando a mujeres embarazadas que, de todas formas, no iban a abortar en casi ningún caso; y también explica muy bien cómo los "abolicionistas" están empujando al (o tirando del) movimiento provida a posiciones que no estaban previstas por los "popes" que el enemigo ha puesto para domesticarlo.

Un saludo.

Pilar dijo...

El PP no se asusta. Tiene las riendas bien cogidas y sus adláteres (movimientos pro-vida light) le hacen el trabajo de campo.

Lo deleznable es que la ley del aborto está consentida. No hay nada que objetar. Y lo dicen tranquilamente, sin pestañeos, y los pro-vida modernos les aclaman. Y se erigen en adalides de sus conciencias, como si se las pudieran cambiar. Y no se dan cuenta que no son cualesquiera. Ya saben lo que hacen, no están errados, actúan con pleno conocimiento de causa.

Conozco un ateo, de izquierdas, antifranquista y todo lo que se puede pensar. Pues esa persona, va a votar AES las próximas elecciones porque es un incansable defensor de la vida y de los valores morales.

Pues esta persona, antagónico ideológicamente a mí en todos los aspectos, me merece mucho más respeto que todos los pro-vida pperos juntos, de quiénes estoy totalmente apartada. Porque ha sabido anteponer los principios innegociables a su ideología.

Muy buena reflexión la de Francisco Torres.

Saludos, Museros.