lunes, 13 de febrero de 2012

Revolution Street (XVIII): ..Y a tí te conocí en la calle.

Adivinen qué tienen en común esta señora, y esta otra.

Eso es. Que presumen de lo mismo. Y también presumen de que, si se viesen de nuevo en similar tesitura, volverían a hacerlo.

Y, ahora, adivinen qué diferencia hay entre las dos:

Eso es. Que una es roja, y la otra es de derechas (foto de la ídem).

Y, para terminar, adivinen qué tienen en común el 99'9% de los que se enfadan por lo que ha dicho la roja.

También han acertado: que, si criticas a la de derechas por hacer y decir lo mismo que ha hecho y ha dicho la roja, te recriminan que mezcles política con religión y te advierten, además, con gesto muy severo, que no hay que juzgar a nadie (de derechas) , y que debemos proponer, pero no imponer nada a nadie (de derechas).

10 comentarios:

Joaco dijo...

Así es. Hoy día el diablo se disfraza de "izquierda" o de "derecha" según convenga, y los incautos o los interesados pican. Vamos de mal en peor, pero no nos queremos enterar, aparentemente. Además, Nadal y Contador son muy buenos, y los franchutes nos tienen envidia.

Alphonse Marquis de Montauran dijo...

Lo que nos queda es seguir como hasta ahora procramándolo de día y de noche, en toda ocasión, a tiempo y a destiempo.
Que la inmensa mayoría de los políticos del Partido Popular, en especial las mujeres, demuestran con su actos, con su vida, que son la personalización de todo contra lo que nos ordenó luchar Nuestro Señor Jesucristo en el Evangelio en múltiples ocasiones.
Cada vez que saco el tema ante católicos votantes del "mal menor" o incluso convencidos "peperos", miran para otro lado, o ponen cara de circunstancias. Como mucho se sonrojan, pero nada más.
Ahora es de nuevo un buen momento para seguir dándo publicidad a estas cosas, ya que no creo que muchos votantes de Mariano Rajoy estén encantados con que les suban los impuestos, les bajen el sueldo, o incluso los despidan.
Enhorabuena por esta entrada y otras por el estilo.

Joaco dijo...

....y por lo menos las "rojas" no se visten de mantilla ni comulgan... en este aspecto, es mucho más perversa y peligrosa la conducta de la ministra española que la brasileña.

Alphonse Marquis de Montauran dijo...

Estaba a punto de decirlo, Joaco, las "de derechas" añaden a sus muchos y horripilantes pecados, en muchas ocasiones, comulgando en público, participando en ceremonias católicas, etc., el pecado de escándalo, que aún es más grave.
Ya saben... lo de que más les valdría atarse una piedra al cuello y...

Pablo dijo...

No seas injusto, Museros. Los lectores atentos de tu blog sabemos que lo de la FIVE de la Cospe es bulo.

Gonzalo dijo...

Muy buena apreciación de las sutilísimas diferencias.

Pero de que la probeta dijera "campeón, campeón" no estamos hablando ahora... ¿no?

:-P

Museros dijo...

Joaco:

Yo creo, más bien, que es la izquierda la que se disfraza de diablo, hoy en día, para hacer de "asustaviejas" y, de paso, presentar a la derecha como un mal necesario.

Alphonse:

Miran hacia otro lado con "los suyos", pero eso no es problema para que a la izquierda le exijan, en cambio, la absoluta perfección.

Pablo:

Aquí, alguna vez, ha salido a colación la posibilidad de que no sea cierta el origen "probetario" del hijo de De Cospedal, pero el caso es que ella alardea de haberlo hecho y de no ver ningún problema en una "fecundación in vitro". Y la gran mayoría de los votantes del PP dan por sentado que es así.

Gonzalo:

Jaja, no, no...

Museros dijo...

En los comentarios de la noticia de infocatolica.com, a esta política brasileña la llaman "psicópata", "poseída por el diablo"...¿Os imagináis cómo se llevaría todo el mundo las manos a la cabeza si alguien utilizase calificativos siquiera remotamente parecidos al referirse a De Cospedal?...

Joaco dijo...

No veo muy claro lo que dices, Museros. La izquierda es lo que es, partidaria del aborto, las aberraciones morales de todo tipo.... lo que pasa es que se presenta como lo que es, normalmente no necesita disfrazarse de nada, aunque también tenga a sus Bono o Vázquez. La derecha es más o menos lo mismo que la izquierda, hoy en día, pero de forma más habitual se disfraza de católica, lo cual es escandaloso, más perverso, como yo decía.

Joaco dijo...

ah, y muy importante: el diablo existe, aunque muchos "católicos" de hoy no se enteran o no se quieren enterar, y está muy presente en la política, tanto a la izquierda como a la derecha.