miércoles, 15 de febrero de 2012

Ofendidos por lo civil (pero sólo un ratito).

En Facebook me ha llegado una solicitud para unirme a un grupo que pide (nada menos) que la expulsión de Olvido Gara (Alaska) de EsRadio, cadena con la que colabora habitualmente. La razón son los montajes fotográficos (exposición subvencionada por la Comunidad de Madrid, recordemos) en los que se burla de o parodia a Jesucristo y a la Virgen María.

Como saben ustedes, EsRadio es uno de esos medios de comunicación adjudicados a dedo a sus propietarios por la administración pública. Algo que no es óbice para que dichos propietarios, y toda su corte, defiendan rabiosamente el "libre" mercado, la "libre" competencia, la "libre" empresa y la iniciativa privada. Siempre, claro está, recomendándolas para el prójimo, y no para uno mismo, que una cosa es ser libegal, y otra bien distinta es ser tonto de capirote.

Pero EsRadio, como también sabrán, es un medio desde el que se hace apología de cosas tan (demo)cristianas como son el aborto, la usura y la libre explotación del prójimo. Y eso por no mencionar la afición de uno de los gurúes de este medio (César Vidal) a soltar una burrada tras otra sobre la Virgen María.

Pues a todos esos oyentes y oyentas de EsRadio que ahora se llevan las manos a la cabeza (como si Alaska no llevase ya más de 30 años dando la murga en cine, radio, televisión y prensa y no la conociéramos a estas alturas), tengo dos o tres cosas que decirles:

1- Alaska seguirá colaborando con EsRadio. Y lo sabéis.

2- Aun así, vosotros seguiréis escuchando EsRadio. Y lo sabéis.

3- Aunque (creo) Alaska no suele hablar de política, bastaría con que pusiese a parir al PSOE durante 10 minutos para que se os cayese la baba con ella y la canonizáseis por lo civil, argumentando (en tal caso) que cada cual tiene su conciencia y que no podemos imponer nuestras creencias, sino sólo proponer. Y lo sabéis.

Tal y como sucede con el ejemplo de don César Vidal, cuyas opiniones sobre los dogmas marianos no son precisamente respetuosas ni exentas de faltona ironía.

Así que ahorraos el esfuerzo de poneros dignos y estupendos para disimular que no sabemos (que no sabéis) cómo es la cadena que escucháis ni qué dogmas se han defendido en ella desde siempre.

El día que caigáis en la cuenta de que ser bueno no consiste en "Habla mal del PSOE y haz lo que quieras", quizás lleguéis a entenderlo.

2 comentarios:

Alphonse Marquis de Montauran dijo...

Lo de los antiguos oyentes de Federico, actuales televidentes de Intereconomía, "orgullosos de ser de derchas", fans de César Vidal y compradores de todos sus panfletos en encuadernación "cartoné", es que es de traca.

Anónimo dijo...

ivan
He pasado muchos años fuera de España. No me interesaban estos temas. En una de las ocasiones que vine de vacaciones, un clérigo entrado en años y conservador me decía que él se acostaba con César y se levantaba con Federico; eran los años de la Cope y la verdad es que pensé para mí si ese buen clérigo no tendría cosas más sacerdotales que hacer en esos momentos del día. Si los pastores hacen esto, las ovejas ni te digo.
Los del liberalismo del Canal de Isabel II es de traca. Supongo que estarán preparando una dogmática liberal con sus anatemas y esas cosas.