viernes, 17 de septiembre de 2010

El PSOE se compromete con la vida.

En serio.

Nos lo cuenta Orisson.

No dejen de leerlo.

1 comentario:

luigichido dijo...

Seamos claros:

Todos los partidos políticos "se comprometen con la vida", pues restringen la cacería. ¿O es que la vida animal no es vida?

Necesitamos una expresión más precisa, pues...

¿Vida humana? Ni con ese adjetivo concretamos nada. Todos los partidos se comprometen con la vida humana, pues tienen hospitales para salvarla.

Persiste la anfibología...

¿Vida humana fetal? Todos los partidos políticos le suministran ácido fólico a la criatura fetal, vía la madre que lo porta. No podemos decir que el preciudadano fetal sea una persona totalmente desamparada, en materia de salud.

Nuevamente, persiste la ambigüedad...

¿Comprometerse con la vida humana, amenazando a sus agresores humanos potenciales con castigos penales? Todos los partidos lo hacen. El homicidio es severamente castigado en la mayoría de los casos. Si le doy un tiro a mi vecino, me encarcelan.

¿Entonces? ¿Será la desamparada en ese sentido la vida intrauterina? ¿Habremos de hablar de comprometerse con la vida fetal, amenazando con castigos penales a sus agresores potenciales, así sean los propios padres de la criatura?

Eso ya se hace. En un solo mes, tres padres españoles fueron encarcelados por aborto unilaterlamente decidido. Se ha procesado incluso a patrones que dejan sin empleo a una madre gestante.

Entonces, creo que ya llegamos al quid del asunto: ¿hablamos de comprometerse con la vida fetal, amenazando con castigos penales a sus agresores potenciales, así sean su propia madre y sicarios contratados por ella? Ah, no... Que de esa precisión no hay que hablar. Es incómoda.

Hay que postrársele de hinojos a esa madre, intentando chantajearla con "ayudas", y a esos sicarios, intentando ablandar su corazón para que aleguen "objeción moral" (léase amnistía del tiránico rey verdugo para con el vasallito fetal inerme).

No se vale amenazar a la señora tirana ni a sus vasallos tiránicos. Eso implicaría ser "insurrectos", como Espartaco.

Es mejor ser un pillo ambiguo que ser un valiente héroe..., en esta sociedad. Ya nos juzgarán otras generaciones.