lunes, 27 de septiembre de 2010

Summa Concethologica (II).

Las numerosos congresos de los teólogos de la Iglesia de Laodicea parecen estar, por fin, arrojando los frutos tanto tiempo deseados y anhelados.

Al parecer, se han alcanzado, con gran unanimidad y mutuas felicitaciones y parabienes entre los ponentes, los siguientes consensos y acuerdos, para tranquilidad, sosiego y regocijo de las conciencias de los creyentes:

1-El pecado original no consistió tanto en desobedecer a Dios y comer de la fruta del árbol del Bien y del Mal, como en haberlo hecho sin taparse la nariz. Se ha decidido cambiar el nombre del árbol en cuestión (demasiado categórico y discriminatorio) por uno más acorde con los tiempos que corren: El árbol del Mal Menor y el Mal Mayor.

2- Se sustituye el anticuado gesto de santiguarse (que podría ofender a la inmensa mayoría de creyentes que nunca lo realizan) por el de taparse la nariz. El complicado y enrevesado gesto de persignarse queda reemplazado por el de taparse la nariz, apretándola tres veces (gesto que, por su brevedad, se amolda mucho mejor al atareadísimo y frenético ritmo de la vida moderna).

3- No será necesaria la confesión de los pecados, siempre y cuando éstos hayan sido cometidos mientras uno se tapaba la nariz.

4- La ley, los profetas y los mandamientos quedan reducidos a dos; a saber:

A- Te taparás la nariz para todas las cosas.
B- Y al prójimo, como a tí mismo.

5- Asimismo, para evitar radicalismos e interpretaciones demasiado literales de algunos pasajes de los textos sagrados, el mandamiento entre los mandamientos queda reenunciado de la siguiente manera:

"Este es el mandamiento mío: que os tapéis la nariz los unos a los otros como yo os la he tapado. No hay mayor amor que taparle la nariz a los amigos".

6- La palabra "mandamiento", además, queda abolida. Sustitúyase, de ahora en adelante, y en todos los textos en los que sea mencionada, por una mucho más democrática y abierta: "recomendación pastoral".

7- Las palabras "amor" y "odio" quedan, asimismo, prohibidas, siendo obligatorio, a partir de ahora, su sustitución por los términos "espíritu democrático" y "carencia democrática", respectivamente.

8-El término "Anticristo", asimismo, dejará de utilizarse por su carácter catastrofista y, sobre todo, porque nadie ya se la toma en serio. En su lugar, dígase "un general a caballo".

9- La palabra "demonio" queda, por las mismas razones, proscrita a partir de ahora. Reemplácese, desde este momento por "el de Fuerza Nueva que iba con una cadena en una mano y una porra en la otra".

10- Durante las AC/DC (Asambleas de los Creyentes en la Democracia y la Constitución) se sustituirá la parte de la confesión general que dice "por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa" por esta otra: "por la culpa, por la gran culpa, de la sociedad". El gesto de golpearse tres veces el pecho queda sustituido, naturalmente, por el gesto de golpear el pecho de la persona que se tiene al lado (úsense las dos manos, una para cada una de las personas a izquierda y derecha, respectivamente).

11- Se reeditarán las obras completas de San Agustín de Hipona, con especial atención al conocido párrafo que incluye la frase "Ama y haz lo que quieras". Ésta será reemplazada por "Tápate la nariz, y haz lo que quieras", quedando el párrafo en cuestión como sigue:

"Tápate la nariz y haz lo que quieras; si te callas, hazlo como mal menor; si gritas, hazlo también como mal menor; si corriges, sea también como mal menor; si te abstienes [de corregir], sea como mal menor. Que la raíz del mal menor esté dentro de tí y nada pueda salir sino lo que sea menos malo".

12- La palabra "anatema" queda prohibida por su carácter condenatorio y, sobre todo, antipático. En su lugar, se utilizará la palabra "anticonstitucional". Aunque en principio se había pensado en utilizar la palabra "preconciliar", ésta ha sido desestimada tras largas deliberaciones, por ser "preconciliar" un término con connotaciones demasiado preconstitucionales y no ser lo suficientemente aconfesional.

3 comentarios:

Gonzalo dijo...

jajajaja

Maite C dijo...

Tu sentido del humor estimado Museros, no tiene límites.

No dejas de sorprenderme con todas tus parodias y similitudes.

Sí te ries hasta de tu sombra...

Ignacio dijo...

¿Has visto la "Guia delautostopista galáctico?"