jueves, 1 de marzo de 2012

España se merece un gobierno que le mienta.

Desengañaos: la verdad sobre el 11-M no interesa a casi nadie.

A los sociatas les dejó de interesar en cuanto comprendieron que el atentado no tenía nada que ver con la guerra de Irak. A los peperos les ha interesado mucho más tiempo porque, pasada la confusión inicial, se comenzó a tirar de hilos que parecían llevar, de una manera u otra, a Alfredo Pérez Rubalcaba o a gente relacionada, de alguna manera, con él.

Sin embargo, a los peperos se les pasan todas las ganas de tirar de los hilos de la destrucción de las pruebas en cuanto esos hilos llegan al desguace apresurado y contrarreloj de los trenes. Es entonces cuando los peperos dejan de tirar de dichos hilos (a los que mucho queda aún, probablemente) y se quedan sanchezmanzaneando por aquí y por allá. Porque, por encima de Sánchez-Manzano (y de todos los demás mandaos) había un gobierno. Un gobierno del que (los peperos lo saben muy bien) Rubalcaba no formaba parte.

Un ejemplo visible fue la exclusiva de Intereconomía sobre el descubrimiento de un vagón no desguazado, cuya existencia era de sobra conocida desde hacía tiempo y que resultó estar donde estaba por orden de...Álvarez-Cascos (entonces ministro de Fomento y hoy enésimo político pepero declarado santo subito por lo civil como presunto azote de arriolas y gallardones). Del asunto, nada más se supo.

Y lo mismo podríamos decir del famoso numerito (Telediario de la Primera en directo) del suicidio de los Harvey-Lee-Oswalds de Leganés (versión Magreb) a los que se les ha querido echar la culpa de todo. Tampoco formaba parte Rubalcaba del gobierno por aquel entonces.

Resumiendo: Ni Rubalcaba ni Zapatero estaban en el gobierno cuando se llevó a cabo el grueso de la destrucción de pruebas y la presentación en sociedad y puesta de largo de los presuntos culpables (convenientemente suicidados) en prime-time televisivo.

Y, utilizando la lógica de los peperos cuando buscan conexiones entre el PSOE y el 11-M, dejo dos preguntas que no sé si alguien se ha hecho antes:

1- ¿Fue casualidad que la cinta de video en la que salían los yihadistas de la señorita Pepis reivindicando el atentado y asociándolo a la guerra de Irak, fuese encontrado por el padre de una empleada de Telemadrid?. Planteando la pregunta de otro modo: ¿qué habrían dicho muchos si dicho vídeo hubiese sido recogido, de noche y en un parque sin iluminación al lado de la mezquita de la M-30, por el padre de una empleada de Canal Sur, o de Cuatro?.

2- ¿Realmente fue un regalo para el PSOE - y para Zapatero, en particular- comerse los años de inflexión y comienzo de cuesta abajo de la estafa piramidal inmobiliaria que nos ha llevado a donde estamos?. Porque, si las elecciones del 14 de Marzo del 2004 las hubiese ganado el PP, ahora podría ser el PSOE el que, gobernando con mayoría absoluta, estaría echándole la culpa al PP de todo el desastre...