sábado, 10 de marzo de 2012

Feminazismo del bueno.

Efectivamente, y tal como dicen los feminazis buenos (o sea, los de derechas), en España hay muchas personas que, cada año, son obligadas a ver cómo sus hijos son abortados, sin poder hacer nada por evitarlo.

Sin embargo y, al contrario de lo afirmado por los feminazis buenos, esas personas tienen todas un rasgo en común: Son hombres, no mujeres.

De hecho, muchos de esos hombres ni siquiera llegan nunca a saber que su hijo ha sido concebido y, después, abortado.

Así que difícilmente pueden obligar (ni siquiera "presionar") a nadie a hacer nada. Por mucha propaganda que haga, para justificar las ya anunciadas recompensas económicas, la versión cívica de las Gestoras Pro Amnistía; que victimizan a la asesina y encima criminalizan, declarándolos "culpables-mientras-no-se-demuestre-lo-contrario", a quienes, queriendo evitarlo, nada pueden hacer al respecto (ni podrán, mientras el aborto esté permitido).

Que yo pensaba que esto del aborto iba de una madre que mataba a su hijo. Y hasta paga por ello, si hace falta; de hecho, en ocasiones pagan con el dinero facilitado -imaginamos que para fines distintos- por alguna asociación provida. Y, sin embargo, escuchando a los feminazis buenos, da la impresión de que el aborto es un padre matando a una madre...

Será,además, que el Magisterio de la Iglesia Católica anda completamente errado, porque así afirmaba el Beato Juan Pablo II en la encíclica Evangelium Vitae:

"...Me gustaría ahora decir una palabra especial a las mujeres que han tenido un aborto...Ciertamente lo que ocurrió fue algo terrible que aún continúa siendo así. Pero no se entreguen a la pérdida de coraje y no pierdan la esperanza. Traten mejor de entender lo que sucedió y enfréntese a ello honestamente. Si todavía no lo han hecho, entréguense totalmente en humildad y confíen en el arrepentimiento..."

¿Arrepentimiento?. Perdonen mi ignorancia, pero...¿de qué tiene que arrepentirse una víctima?. ¡Qué crueldad la de Juan Pablo II, en particular, y de la Iglesia, en general!, ¿no?. Encima que "pierden" a su hijo (se lo habrá llevado el viento, que no es de nadie), se les pide que se arrepientan, como si hubiesen hecho algo malo... Si acaso, debería arrepentirse, y confesarse, como mucho, el padre de la infortunada criatura, quien, aunque ni siquiera llegase a saber que su hijo fue concebido y abortado, algo habría hecho para que la madre de su hijo se "sintiese obligada" a abortarlo...

PS: ¡Uy, lo que acabo de decir!. "Asesina"... Pero si todo el mundo sabe que el sustantivo/calificativo "asesino" no tiene género femenino...