miércoles, 7 de marzo de 2012

Blood Money (III).

Imaginad qué dirían los "católicos" liberales si la prensa pepera comenzase a bombardearnos con titulares y noticias como el que sigue:

"La legalización de la prostitución infantil aportaría 50.000 millones de euros en ingresos por turismo en los próximos diez años".

"La legalización de la prostitución infantil ayudaría a crear 87.000 puestos de trabajo directos y 576.000 indirectos".

"La legalización de la prostitución infantil atraería a España 2 millones más de turistas cada año".


Los titulares son completamente ficticios e imaginados, pero seguro que hace 25 años sonaba como una completa barbaridad afirmar que un "católico" podría llegar, en algún momento, a votar a un partido abortista, ¿verdad?. Y no digamos, aplaudir con las orejas la vuelta al poder de un partido abortista que ya empeoró la legislación cuando gobernó, en lo que a este asunto se refiere.

Además, los titulares son tan ficticios e imaginarios como tantos otros que presenta la prensa del régimen cuando quiere vendernos alguna burra.

Pero no crean que la cosa quedaría ahí.

Me apuesto lo que quieran a que los "católicos liberales" discutirían, para tranquilizar su conciencia, sobre la conveniencia de que el gobierno exigiese el permiso paterno para que los menores de edad se prostituyesen.

Y exigirían que la prostitución infantil se permitiese, pero siempre y cuando se calificase como "delito despenalizado" (que, cuando nos ponemos "en plan decente", semos peligrosos como el que más).

Al mismo tiempo, crearían asociaciones y colectivos que exigirían dinero público para "garantizar el derecho a la infancia".

Como si no nos conociésemos, a estas alturas.

Total, si votamos a los abortistas que nos prometen dinero, ¿qué problema habría en votar a los proxenetas que nos prometiesen dinero?.

Y recordad que ser "católico liberal" no es difícil. El credo se resume en una sola sentencia:

"Si crees que, haciéndolo, ganarás más dinero, ya no es pecado".


5 comentarios:

Antonius dijo...

Es la plaga neocón, los super-¿católicos? super-liberales super-peperos; los super-católicos del siglo.

También dentro de 20 años (si es que llegamos) estarán en que la niña puede abortar tranquilamente solo con la condición de que hable con sus papis. Que digo, me he pasado, eso ya debe de estar sucediendo HOY, a saber, ¿católicos? que estén en esa posición, que para todo hay siempre avanzadillas.

Pues por eso: El cielo y la tierra pasarán, mas Mis palabras no pasarán.

Super-católicos del siglo, super-liberales, super-neocones, super-peperos, super-larepanocha, super-que-bueno-soy, super-el-estómago-lo-es-todo y super-amaré-al-estómago-sobre-todas-las-cosas-y-al-bolsillo-como-al-estómago-mismo-pero-soy-muuuuuuuuuuy-católico.

Los mismitos que entre denuncias, leyes y chivatazos entregarán al remanente a la Gloria del martirio, como escrito está.

Por eso: No todo el que me diga: ‘Señor, Señor’, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial. [...] Y entonces les declararé: Nunca jamás os conocí; apartaos de Mí los que obráis la iniquidad.

Ambrosio dijo...

¿y qué es más grave: matar un ser humano inocente o indefenso o prostituir a menores?

que me conteste algún obispo, por ejemplo. Igual tras la respuesta del obispo, los "demócratas" ya tendrían una excusa perfecta para legalizar la prostituciòn de menores y sacar una pasta gansa. Es lo de siempre.

eligelavida dijo...

No quiero decir 'puajjj! qué asco!', pero puajjj!

Museros dijo...

Antonius:

Cuando llegue ese momento, aun exclamarán: "¡Pero si yo siempre he votado al PP, Señor!".

Ambrosio:

Pues eso. No veo porqué habría que meter en la cárcel a una mujer que prostituye a su hijo (que´"se ve obligada" a prostituirlo, quería decir), si no se la mete por matarlo.

Eligelavida:

Dilo, dilo. No te cortes...

Anónimo dijo...

Museros, no deberías bromear con copsas tan serias como el derecho a la infancia o el derecho a no ser exterminado en caso de enfermedad terminal.

Fdo Nathanbforrest

Delenda est HO