viernes, 12 de febrero de 2010

Nihil novum sub sole (IV)


359.- Convengo contigo en que hay católicos, practicantes y aun piadosos ante los ojos de los demás, y quizá sinceramente convencidos, que sirven ingenuamente a los enemigos de la Iglesia.
Se les ha colado en su propia casa, con nombres distintos mal aplicados - ecumenismo, pluralismo, democracia - el peor adversario: la ignorancia.


Surco,
San Josemaría Escrivá de Balaguer.

PS: Me acordé de este punto de este libro (que me chocó muchísimo cuando lo leí, pues yo era un joven y ejemplar demócrata por entonces) al leer el último post de Embajador en el Infierno. Convendría señalar que "Surco" fue publicado en 1986.

12 comentarios:

Seneka dijo...

Así me gusta. Hay que aplicarse a la lectura de libros buenos para el alma.

Sobre las fechas (recordemos que S. Josemaría murió en 1975) alguna precisión:

En una Nota a la edición de Camino de 1950 san Josemaría prometía al lector un nuevo libro —Surco— que se publicó muchos años después, en 1986, póstumo. Mons. Álvaro del Portillo explica en la Presentación la causa de ese retraso: «En varias ocasiones estuvo a punto de enviarlo a la imprenta, pero sucedió lo que solía decir con palabras de un viejo refrán castellano: “no se puede repicar y andar en la procesión”. Su intenso trabajo fundacional, la labor de gobierno al frente del Opus Dei, su amplísima labor pastoral con tantas almas y otras mil tareas al servicio de la Iglesia, le impidieron dar un último repaso sosegado al manuscrito. Sin embargo, Surco estaba terminado —a falta de ordenar numéricamente las papeletas y de la postrera revisión estilística, no llevada a cabo— desde hacía tiempo, incluso con los títulos de los diversos capítulos que lo integran».

Joaco dijo...

Recojo yo otro punto “Forja”, de San Josemaría Escrivá de Balaguer:

Nº 104 - "Hay dos puntos capitales en la vida de los pueblos: las leyes sobre el matrimonio y las leyes sobre la enseñanza: y ahí los hijos de Dios tienen que estar firmes, luchar bien....

y dedico este actualísimo punto a algunos políticos pertenecientes al Opus Dei que flagrantemente desobedecen las sabias enseñanzas del Fundador de esta Institución

Gustav dijo...

Pues San José María tiene más razón que un Santo. Y nunca mejor dicho. Acertada entrada. Un cordial saludo, Gustav

Embajador en el Infierno dijo...

Yo te digo Museros que como nos pongamos a escarbar por las obras de S. Josemaría no acabamos y más de uno se lleva un susto de muerte.

Hace años un correligionario valenciano preparó un documento de muchas páginas que se llama "San Josemaría Escrivá y el liberalismo" donde recogía citas de todos sus libros. No se que diantres hice con ese documento pero era para una cosa de traca.

azahar dijo...

"¿Qué importa que tengas en contra al mundo entero con todos sus poderes? Tú... ¡adelante!

Repite las palabras del salmo: "El Señor es mi luz y mi salud, ¿a quién temeré?... 'Si consistant adversum me castra, non timebit cor meum'. Aunque me vea cercado de enemigos, no flaqueará mi corazón."

San José Maria Escrivá de Balaguer, de su obra “Camino”, punto 482

Orisson dijo...

Emba, siendo tu correligionario de Valencia, lógico que la cosa fuese de traca. Es lo suyo.

Y las citas a san Josemaría no digo yo que haya que callárselas pero sí anotarlas para recordárselas a Bendito Blando que, seguro, lo agradecerá.

Un saludo

PD: Aclaro por si acaso: no sólo no tengo nada en contra de san Josemaría sino que además me parece un gran santo. Dicho queda.

Joaco dijo...

Por cierto, el punto 104 de "Forja" se lo leí en público a D. Benigno Blanco (en una "charla" que dio ante unas 30-40 personas) sobre la familia, al mismo tiempo que le pedía explicaciones sobre el silencio de la "derecha" acerca de la legislación divorcista y sus graves consecuencias. D. Benigno se fue un poco por las ramas. Por si está lee este blog, quizás se acuerde de mí: un saludo.

azahar dijo...

Un santo, san Josemaría, es verdad. Sus obras son dignas de leer.

Me pregunto: Con tantos santos que tiene la Iglesia y tantas citas llenas de Verdad ¿Por qué se hace uso entre los católicos de citas de Martin Luther King o Ghandi, por ejemplo? Vamos sobrados los católicos de ejemplos merecedores de tener en cuenta. Sigamos sus huellas de santidad y proclamemos sus inspiradas verdades

Embajador en el Infierno dijo...

Joaco- Debe ser por razón de esas preguntas "inconvenientes" que en conferencias recientes de D.Benigno no se permite ya la pregunta directa, sino que hay que escribirla en un papel y son "filtradas" antes de pasarlas. Tal como lo cuento.

Joaco dijo...

Es posible, Embajador. Yo puedo decir (tengo registrada mi asistencia a la charla en mis "emilios") que la preguntita se la hice a D. Benigno Blanco el 18 de octubre de 2.006 en el Club Tejar de Sotomontes, Madrid. Saludo.

Museros dijo...

Seneka:

Especialmente a causa de puntos como éste, he buscado por internet durante qué período de tiempo fue escrito "Surco", sin llegar a ninguna conclusión definitiva, la verdad. Aun así, me parece significativo que se publicase en 1986 manteniendo puntos como éste. No creo que sería demasiado atrevido por mi parte pensar que pudieron haber existido las objeciones habituales a incluir puntos como éste en la edición definitiva.

Joaco:

Pienso lo mismo que tú sobre eso. También en el punto de este post. Leyendo los libros de San Josemaría (escritos todos con el estilo sencillo y claro del que quiere que se le entienda, al contrario que la farfolla modernista) me pregunto qué es lo que no han entendido de ellos algunos de sus hijos.

Sobre Benigno Blanco...pues se expresa muchas veces justo de la forma opuesta a San Josemaría: por las ramas y con circunloquios. Y ése, como ya digo, no es el estilo del que quiere que se le entienda perfectamente porque transmite un mensaje claro, sino el estilo del que transmite un mensaje oculto tras la palabrería que utiliza.

Embajador:

Seguro que, a muchos, sus directores espirituales les habrán tenido que "explicar" que, bueno, que San Josemaría se expresaba como "alguien de su tiempo" (más o menos, lo que dijo González Pons cuando la reina dijo que no le hacían gracia ni el aborto ni los mariconios), pero que, si viviera hoy, escribiría artículos como los de Alejandro Llano llamando a la gente a votar a dos manos y esas cosas.

De lo de las preguntas censuradas, pues...más florentinos y sutiles unos y más folloneros otros, pero al final, los que recriminan a los demás que "no aman la libertad" tanto como ellos, siempre acaban haciendo lo mismo.

Azahar:

Esa entrada (y muchas otras, como recuerda Orisson) habría que recordárselas a los que sacrifican la verdad en aras de la "construcción de mayorías". Si para reunir mucha gente en la calle "contra el aborto", hay que llamar "provida" a todo el que esté a favor de mantener la legislación abortista actual, reunirás a mucha gente, pero no contra el aborto. Y, para tales viajes, no hacen falta semejantes alforjas.

Embajador en el Infierno dijo...

Joaco- Si, en el pasado yo también tuve oportunidad de hacer preguntas directas a Benigno Blanco, pero parece que esa sana costumbre se ha ido cancelando.

Museros- Pues precisamente. Resulta curioso como a algunos la palabra libertad no se les cae de la boca, pero a la hora de llevarla a la práctica se inventan toda clase de excelentes razones para evitarlo.