lunes, 9 de noviembre de 2009

Descubriendo el Mediterráneo.

Que los mismos que te dicen que "la solución está en la sociedad civil, más que en el Parlamento", y te salen con la evasiva taranconiana de "infiltrar todos los partidos de católicos" (cuando les comentas la obviedad de que, para acabar con el aborto, quizás haya que votar a partidos dispuestos a acabar con él) hayan recogido, tras el Congreso Internacional Provida, en la llamada Declaración de Zaragoza lo siguiente mueve a uno a hacerse preguntas de todo tipo:

"Crear y promover partidos políticos que tutelen la vida humana, desde su inicio hasta su muerte natural".

Especialmente teniendo en cuenta los epítetos que dedican, una y otra vez, los apóstoles del "aborto sí, pero no tanto" a los partidos que llevan en su programa político la abolición de toda legislación abortista.

El caso es que no sé si es que alguien se ha dado un golpe en la cabeza, o que le están preparando la pista de despegue al Air Dagnino.

PS: Habría que preguntarse también qué entienden algunos por tutelar la vida humana, dado que muchos creen que la sentencia del TC que reconoce la ley abortista de 1985 como conforme a derecho protege al nasciturus.

PS2: Tiene razón Eulogio López cuando señala cómo los medios de comunicación han ignorado el Congreso Internacional Provida. Luego nos vendrán algunos con la suerte que tenemos de vivir en un país donde hay libertad de expresión y pluralismo informativo.


6 comentarios:

Joaco dijo...

¿Más partidos políticos todavía? ¡pero si el cáncer de la política de este putrefacto país son los partidos políticos!. Si yo hubiese estado en ese congreso habría propuesto acabar con todos los partidos políticos (basta con dejar de subvencionarlos: no hacen falta golpes de estado ni medidas de fuerza ni nada de eso) como condición previa y necesaria para acabar con muchos males, incluido el más grave del aborto. Y además habría propuesto negar la tutela de la vida humana a quien no se lo merece, aplicando la pena de muerte cuando convenga, de conformidad con el Catecismo de la Iglesia Católica.
No estoy seguro de que mis propuestas fueran aprobadas en ese egregio Congreso Internacional.

Joaco dijo...

No sé que es peor, si ser malvado (los abortistas lo son) o ser gilipollas (estos últimos a veces se reúnen incluso en Congresos Internacionales)

Maite C dijo...

Nos falta un partido y nos falta acción ya.
El PP creo que es irrecuperable.
¿Alguien puede decirme que debemos hacer los que pensamos que hasta aquí hemos llegado?
¿Hay alguien con carisma capaz de arrasar y quedarse con los votos de la derecha-derecha?
Se admiten sugerencias.
Un cariñoso saludo, Museros

brigante dijo...

Existen ya varios partidos que recogen estas inquietudes, con diferentes matices.

Maite, a mi juicio lo que hay que hacer es alguna de las siguientes, por orden de compromiso:

1) Comprometerse a no votar más al PP en tanto no rectifique esa línea.
2) Intentar concienciar a tus conocidos de lo mismo.
2) Votar en las siguientes elecciones a alguno de los partidos que sí recojan estas inquietudes. Para decidirse, basta tomarse un tiempo para leer sus programas e investigar las actividades que realizan. Posteriormente se escoge el que más le convenza a uno, siempre que cumpla con los requisitos mínimos que te has marcado.
3) Colaborar de alguna forma con los propósitos de estos partidos. El abanico es muy amplio: desde simplemente comentar entre tus conocidos que les vas a votar hasta apoyar alguno de sus actos o campañas de forma esporádica.
4) Comprometerse a militar activamente en alguno de estos partidos.

Creo que para hacer alguna de estas cosas no hace falta esperar a un líder carismático. Creo que ése es un mito inmovilizante. Por otra parte, caso de que existiese ese líder carismático, tampoco sería conocido por el gran público, debido al el grado de aislamiento mediático que sufren estos partidos. Creo que lo más sensato que empezar a trabajar desde ya en alguna de estas opciones. Que cada uno aporte lo que pueda.

Anónimo dijo...

Brigante
Estas inquietudes existen, por supuesto, pero hace falta "una persona" y "un partido". Las plataformas están muy bien para empezar, pero despues se tienen que canalizar.

Tus puntos son deberes hechos menos el de militar en un partido que gracias a Dios no he hecho nunca. Ya me hubiera tenido que dar de baja hace muchos años.

Y por supuesto que hace falta un lider, capaz de introducirse en los medios de comunicación, de lo contrario no hacemos nada de nada.

Pero hay pocas personas dispuestas a dar la cara y lo que convenga. Este es el problema.

Museros dijo...

Joaco:

Tienes razón. Los partidos son el cáncer de la política. Pero, mientras sea la única vía que deja el sistema para participar, también habrá que intentar aprovecharla dentro de lo posible (o lo poco que se pueda), digo yo.

Sobre tu segundo comentario, creo que hacen menos daño los malvados, ya que son fácilmente identificables como tales.

Maite C:

Respondería a tus preguntas con el comentario de Brigante, con el que estoy completamente de acuerdo. El primer paso (como siempre) es el más difícil: negarse a ser cómplice del genocidio.

Sobre lo del "líder carismático", tiene razón Brigante también: la inmensa mayoría de los españoles están adiestrados para considerar, como votables, sólo aquéllos partidos validados por su gurú mediático de turno, y liderados por personas conocidas.

Un buen ejemplo es UPyD: unas siglas salidas de la nada, pero que con una cara conocida y adecuadamente promocionados por Pedrojota y FJL han conseguido, sin mucho esfuerzo, medio millón largo de votos.

Y si quisieran algunos medios, otras siglas serían tan conocidas como UPyD y consideradas a la hora de votar. Esto, por supuesto, no excluye que la madre del cordero sea la cerrazón mental de muchos españoles que confunden "toda la realidad" con "lo que sale en los medios de comunicación que yo sigo".