jueves, 5 de noviembre de 2009

Ya estaban tardando...

Está claro: Internet se estaba desmadrando.

En la red, la gente chatea, discute e intercambia impresiones y, lo que es más peligroso, tiene acceso a reflexiones y razonamientos ajenos a los que nunca hubiese accedido si su "fuente de información" hubiesen sido únicamente los medios de comunicación subvencionados por los suministradores de mentiras mediante ese invento llamado "publicidad institucional" (que no es otra cosa que la compra de voluntades - soborno, vamos- por parte de los políticos, utilizando nuestro dinero).

Pero el Parlamento Europeo está en todo, y aprovechando que el Pisuerga del Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo pasa por el Valladolid de la sentencia anticrucifijos, ha acordado permitir a los gobiernos de los 27 estados miembros desconectar de Internet a cualquier usuario sin necesidad de autorización judicial previa.

La excusa utilizada es la vulneración de los derechos de autor. Pero uno, que es algo conspiranoico y ya se conoce el percal, se atreve a vaticinar lo siguiente: que los estados miembros acuñarán coletillas ambiguas como "vulneración de los derechos de autor y otros derechos fundamentales" para desconectar de Internet al que se pase de listo y cuestione cualquier cosa que el Gran Hermano considere incuestionable. Y, si no se añade dicha coletilla, se utilizarán los servicios de cualquier hacker para descargarte "La Sirenita" o el penúltimo disco de Bisbal en tu portátil y luego desconectarte de Internet acusándote de haberlo hecho tú.

A la cabeza de la resolución del Parlamento Europeo ha estado, nada más y nada menos, que el liberalísimo Aleix Vidal-Quadras, que, para justificarse, utiliza la excusa favorita de los kapos (los judíos que colaboraban con los nazis en el mantenimiento del "orden" en los guettos): "Si no llegamos a estar nosotros, la cosa hubiese sido muchísimo peor". Nada que no se pueda solucionar sacando a don Aleix una o dos veces a la semana en El Gato al Agua (el programa de televisión favorito de los que están dispuestos a aplaudir cualquier cosa que haga el PSOE en el momento en el que la haga el PP).

Así que aprovechen mientras puedan y lean sus blogs favoritos mientras les dejen los liberales sin complejos, como don Aleix.

¿Alguien se apuesta algo a que será Zapatero el que apruebe esta ley en España y que serán los votantes del PP -con don Aleix y sus amigos de Intereconomía a la cabeza- los primeros en protestar? Igual pasó con el aborto: El PP votó mayoritariamente (Vidal-Quadras incluido) a favor de que los estados miembros de la UE considerasen el aborto á la carte entre sus "derechos fundamentales" y luego el PP, en España, se ha opuesto a que el PSOE hiciese lo que votaron los parlamentarios del PP en Europa.

PS: Cada vez más poder en cada vez menos manos: la "cumbre" de Copenhague sobre el cambio climático incluirá la propuesta de creación (y la creación, imaginamos) de un gobierno mundial que recaude impuestos y redistribuya la riqueza (a los amigos, lógicamente).

PS2:¿Y se supone que todo esto se arregla echando a Gallardón y poniendo a Aguirre al frente del PP?.

2 comentarios:

rufuks dijo...

http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/1668753/11/09/Las-telecos-quieren-acabar-con-la-tarifa-plana-en-Internet.html

Pilar dijo...

Hola, Museros.

Y no sólo éso -lo que comentas en el artículo-. He oído en las noticias locales que un peluquero de L'Hospitalet ha recibido una visita de un "inspector" de SGAES indicándole que deberá abonar una cuota de 10 euros por poner la radio para uso y disfrute de sus clientes, pues al tratarse de un establecimiento público está sujeto a un canon.

Voy a enterarme si es correcta la noticia e incluso iré a visitar a ese profesional porque me intriga sobremanera esta nueva acción de SGAES.

Saludos