martes, 2 de marzo de 2010

Otro que quiere que Franco resucite...(con epílogo)

La receta es muy simple, los ingredientes son pocos y el plato se prepara en un instante (y está clarísimo que todo el mundo lo sabe, incluso los que predican las bondades de cocinarlo al baño maría durante 30 años):

"Sólo si una mayoría es capaz de transmitir a la opinión pública que negarán su voto a todo aquel partido que no establezca en su programa electoral un claro compromiso con la vida, sólo así, conseguiremos no ver actitudes de engaño (sic) al electorado como las que se producen en manos de PP y PSOE".

Lo dice Joaquín Montero, concejal de Paradas (Sevilla), que se acaba de dar de baja como militante en el PSOE tras el visto bueno del Senado a la "ley Aído". Y lo cuentan aquí, pero no aquí (donde se supone que las recetas de tan admirado militante de izquierdas deberían ser seguidas fielmente).

Indudablemente, habrá que empezar a pensar si los amigos de Joaquín Montero no irán por ahí cadena en ristre aporreando ancianitas y transeúntes desprevenidos. O si Joaquín Montero no querrá implantar en España una monarquía absolutista peor y más cruel aún que la de Fernando VII.

Lo que está claro es que con fachas como Joaquín Montero no se puede construir nada, porque le ponen objeciones a todo, y no comprenden que lo importante es sumar, no restar (como decía el Conde de Barrio Sésamo).

Epílogo: No acabo de entender cómo alguien que haya vivido en España desde 1978 (y no haya salido huyendo despavorido aún) puede tenerle miedo a Fernando VII y su época. A no ser, claro, que ese miedo no sea más que el disfraz de unos deseos latentes, pero inconfesables, que sólo un experto psicoanalista puede ayudar a salir a la luz.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En la página de socialistas por la vida hay un enlace directo a eso llamado "dº a v"
http://socialistasporlavida.org/
El señor que mentas la cita en una entrevista que le hacen para La Gaceta.
Esto me da error... DasG